Referendo. Bendito seas

Ningún pueblo del mundo debe sentirse más orgulloso que el venezolano, donde su estado nacional, su constitución y el poder popular son capaces de dirimir constitucionalmente sus diferencias políticas, sus emergencias nacionales y sus decisiones trascendentales.

Hoy nos ocupa una diatriba política, llena de la más espesa discusión nacional. Pero también llena de toda la libertad que democracia alguna en el mundo pudiera ofrecer a todo un pueblo, cualquiera sea su ideología o preferencia político partidista. En Venezuela, este presente, ofrece al mundo un hito histórico, aunque obviado en su fondo por la mediática nacional e internacional, por los pensadores políticos, por algunos países metiches. Sin duda su ejercicio es ejemplo para muchos estados, si no para todos, de la existencia de la más grande garantía del estado de derecho en que descansa la vida política de la Venezuela del siglo XXI.

Estamos al comienzo, si se cumple con los requisitos legales, de un referendo revocatorio presidencial. Un elemento constitucional que solo fue y es posible en el pensamiento revolucionario que inspiro a LA CONSTITUCIÓN DE LA REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA. Nunca hubiera sido posible sin una mente, un programa y una organización, que antepusiera los intereses de un pueblo a los personales, corporativos o transnacionales. No hubiera hoy un referendo ni en una película siquiera, si las riendas de este país hace 17 años no las toma LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA.

Las personas que odian, que degradan, que adversan, que ultrajan a su figura, que quieren matar (en todos los sentidos) a Nicolás Maduro, no hubieran tenido la oportunidad de revocar su mandato presidencial, sino es por la oportunidad que brinda tan hermoso acto constitucional venezolano, dejando la aclaratoria que el mismo Nicolás Maduro, así como Chávez también, fueron en su momento parte de los arquitectos de la CONSTITUCION DE LA REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA.

Los venezolanos, chavistas o no, debemos recordar (por eso es buena la historia) que los que hoy llenos de furor político-violento están activando (ese es su derecho) el referendo revocatorio al presidente venezolano para el periodo 2013-2019, se opusieron ayer (1999) a tan noble acto jurídico constitucional, y elevan esa bandera sagrada de Poder Popular; que solo los chavistas fuimos capaces de insertarlo en la carta magna venezolana. Por sus mentes jamás hubiera pasado la idea de darle tanto poder al pueblo venezolano.

Las herramientas son para usarlas y quien mejor que los creadores del Referendo Revocatorio para probarle al mundo lo grande que es la democracia venezolana. Lo importante que es la gente para el estado nacional de hoy. Podemos demostrar el más grande apego por las instituciones legales constitucionales en esta oportunidad. Así como también vencer con sentido común a los asesinos de DEMOCRACIAS que desde el alto poder mundial asechan a los pueblos cual vampiro a sus presas para chuparles hasta el último aliento de libertad, esto con ayuda de traidores endógenos de cuello blanco, disfrazados de empresarios, políticos, sacerdotes, periodistas y hasta de obreros.

La activación de la carta magna debe llenarnos de fortaleza, transportarnos a la lucha por mantener objetivos del buen destino, de la patria igualitaria, de la hermandad, de la eficacia, de la eficiencia administrativa del poder, de la comprensión de los tiempos, de la valentía guerrera, Dios impondrá su voluntad y sus hijos saldrán victoriosos.

Si ellos (la oposición mundial) lograran activar el referendo revocatorio, nosotros los chavistas debemos activar la victoria. Esa que hemos logrado dieciocho veces y que aún faltan muchas más, que humildemente hemos asumido sin rencores ni revanchismos, esa victoria que se acostumbró al chavismo, que es alegre, que es de los pobres, de la cultura, de los libros, de los niños, de las madres del barrio, esa victoria llena de hogares felices con su vivienda, la de los escolares con su canaimitas, de los abuelos con sus pensiones, de las misiones sociales, de la educación, de las personas especiales, de las universidades y la más importante; la victoria de LA CONSTITUCIÓN DE LA REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA.

Los problemas que padecemos los venezolanos hoy son de vieja data. Aprovechemos esta coyuntura para lograr minimizar sus efectos y someter sus orígenes. Refresquemos a los planes de soluciones. La guerra ha sido y seguirá siendo dura, el referendo es una batalla más. Los chavistas daremos con la solución de toda la problemática, pero juntos; dispersos le damos ventaja al enemigo, que no solo es de los chavistas, ese enemigo viene por el país y lo más lamentable, son venezolanos quienes lo entregaran, si triunfan hoy con el referendo revocatorio que quiere activar la MUD.

Bendita sea Venezuela, bendita la constitución, bendito sea el Referendo Revocatorio (si lo activan legalmente) que nos pone a prueba una vez más. Bendito el pueblo venezolano que no se dejará arrebatar su CONSTITUCIÓN DE LA REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1265 veces.



Pedro Barrera


Visite el perfil de Pedro Barrera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Barrera

Pedro Barrera

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a227192.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO