Memoria Insurgente

Pensar la memoria como instrumento de liberación y de transformación social nos convoca a "aceitar" un arma pacífica que constituye un invalorable instrumento de lucha para defender silenciosamente la soberanía nacional ante las agresiones internas y externas contra la patria y enrumbarla por los caminos del socialismo.

Todos los manuales de contrainsurgencia que ha diseñado el Gobierno de EEUU y que están aplicando a la Venezuela Bolivariana, de manera soterrada y artera, indican que es por el lado moral, por el flanco cultural, con la escusa de la crisis económica, donde disparan al alma y el espíritu del pueblo venezolano que junto a Chávez levantó la bandera, canta el himno y alza su escudo nacional para defenderse de toda clase de agresión.

El flujo de información que la memoria colectiva e histórica acumula de las experiencias políticas, culturales y sociales de un pasado distante como las luchas de independencia, o las más recientes como la insurrección del 23 de enero de 1958 o la del 13 de abril de 2002, no son solamente recuerdos, sino referentes históricos para diseñar el futuro. Pero ese flujo de información debe tener canales de transmisión con sentido dialógico, que repercuta en llamados a la organización social y la movilización consciente con el impacto que genera un pueblo insurgente, activo, protagónico del proceso de transformación social.

La vanguardias políticas de la Revolución Bolivariana, deben escuchar el sonido de las piedras cuando el río popular ha crecido para demandar rectificaciones o nuevos paradigmas, porque es un pueblo que ha construido conciencia, que da señales de llamado de alerta por errores cometidos que deben ser corregidos y mostrarle las evidencias de dichas rectificaciones, pero además asumirlas públicamente, cosa que nunca hicieron los politiqueros del Puntofijismo y que es una virtud del Chavismo: la verdad por delante.

El Presidente Maduro ha hecho un esfuerzo titánico para explicar los ataques y la defensa de la Patria pero es hora de reservarlo para grandes momentos y batallas como Comandante y dejar la vocería al equipo que lo acompaña especialmente al Vicepresidente quien es un experto docente, maestro de mil batallas y un consumado líder político con un discurso plano de conexión emocional sin parangón. Revisemos lo que al respecto hizo el Comandante de reciente memoria, en tiempos cruciales de nuestra Revolución.

La memoria insurgente está de nuestro lado, revisémosla, tal y como lo dijo Aristóbulo, "después de tocar el piso, viene la contraofensiva chavista", y Chávez quien era un excelente contraatacante nos dejó una experiencia muy fecunda que debemos revisar, estudiar, sistematizar y difundir por todos los rincones de la patria.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2001 veces.



Aldemaro Barrios


Visite el perfil de Aldemaro Barrios para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Aldemaro Barrios

Aldemaro Barrios

Más artículos de este autor