200 millas mar adentro; ¡la producción pesquera y otras inquietudes!

Por años, cuando escucho a propios y extraños, me sonrojo, sonrió y, en ocasiones, rio para luego terminar llorando. Muchos, pero muchos "entendidos", "expertos" en materia pesquera, adecos, copeyanos, derivados, rojos rojitos, "pescadores", insisten en señalar que la no producción pesquera se debe a la falta de atención, implementos e incentivos a la producción. Para mí, todos, pero toditos están equivocados; el mar o "la mar", como dice un viejo marino, por su condición de "mujer", de "madre", no es un "conuco", un corral, o una granja, donde los peces están contados, alimentados y esperando que los vayamos a capturar. ¡No!, no es capturar, en ese caso sería a cosechar, como en cualquier fundo donde hemos sembrado. ¡Eso mis queridos amigos, camaradas y/o compañeros, es sin duda alguna, una verdad incuestionable! porque la mar también se está quedando seca.

"Nuestra MarTeritorial" y zona exclusiva no se puede ni se debe concebir como un "corral" donde, como en el campo sembrado, podemos ir cuando nos plazca a recoger los frutos, ¡no, no y no!. Nuestros mares, como los de todo el mundo vienen sufriendo desde hace mucho tiempo una considerable y acelerada merma en sus bancos pesqueros; la sobre explotación, contaminación…, falta de conciencia sobre su uso, disfrute y conceptualización como recurso "natural renovable", son las principales causas de esta acelerada extinción.

En Venezuela ni en ninguna parte del mundo se puede afirmar que con un aumento, tecnificación e industrialización de las faenas de pesca vamos a lograr en tiempo record un aumento considerable de la producción pesquera, ¡eso depende de los peces, su abundancia…! No caigamos en el error de quienes por apetencias económicas, políticas, propagandísticas…, pretenden hacer de la "pesca marítima" artesanal e industrial un eslogan o marketing político.

Hoy, desde el gobierno y en boca, puño y letra, de diputados opositores en la AN, nos proponen, nos prometen que "con esto" o aquello, cambiando leyes o resucitando el perjudicial y nefasto sistema de rastro pesca, vamos a volver a niveles de producción record de años 70, 80, ¡nos están mintiendo! Probablemente de buena fe y desconocimiento de la materia, pero triste e incomprensible cuando la propuesta viene de los propios pescadores. No se cómo ni por qué se nos dice de una producción "triunfante" de 400 mil toneladas al año, ese número se lo escuché al "compañero" Eloy Gil durante su última campaña política, por allá por la primera década del 2000, como candidato adeco a la alcaldía de Sucre, en el Estado Sucre. Según él; sería el candidato, el alcalde que reactivaría la producción sardinera de Sucre con una captura anual de 400 mil toneladas. En casa, oyendo su discurso, nos miramos, sonreímos y finalmente, "conocedores del asunto en situ", nos "cagamos de la risa". ¿Cómo el alcalde va hacer eso? ¿Dónde? ¿En qué o en cuál mar?

Como por arte de comunicación telepática, la respuesta vino de inmediato, "desde el Instituto Oceanográfico de Venezuela le informaron que ese sería buena estrategia", ellos, en el instituto, "calculaban" o "consideraban" que la biomasa sardinera aumentaría en proporciones inimaginables para tales propósitos. Eloy no ganó y la sardina y sus bancos no crecieron. ¡Hoy es uno de los recursos más sobre explotados y extintos de toda la costa venezolana! Su falta de producción no se debe, principalmente, al abandono de las industrias procesadoras. No, es que las pocas que se capturan no cumplen los estándares de cantidad, calidad y tamaño.

En fin, en esto de la pesca marina, lacustre y de ríos priva la sensatez, conservación y racionalidad. Lo correcto y más propicio seria "sembrar" conciencia, ciencia, tecnología e innovación en todas las costas venezolanas, proyectos de desarrollo piscícola que contribuyan y fortalezcan la producción pesquera nacional como alternativa al agotamiento de las fuentes originales ¡Hay que prepararse para el agotamiento y extinción total de los recursos pesqueros naturales! Lo demás es cuento y paja en el camino.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1714 veces.



Felipe Marcano


Visite el perfil de Felipe Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: