Guerra Económica… Gríngola de los Falsos Rojos

Hoy más que nunca estoy convencido que la Revolución Chavista está presente en todos los hogares de nuestra Patria Venezuela, asimismo que la perdida de los curules el 6D es consecuencia de la mala gestión de Contrarrevolucionarios Enquistados en las Instituciones Gubernamentales en todos los niveles.

La derecha fascista se siente invencible, debido a que sumaron algo más de 300 mil votos con respecto al 2013, demostrando que cuando hay luna llena los coyotes celebran, les recuerdo que la luna llena se ve solo un día al mes, administren su alegría.

Señor Presidente, el malestar generado en los trabajadores públicos por una gran masa de jefes faltos de humanismo y corruptos, empleados que observaban como los opositores declarados públicamente recibían beneficios y para ellos que defendieron la Revolución nada, que vivieron la negación a solicitudes de apoyo en muchos ámbitos, esa desidia fue parte fundamental en el revés del 6D. Aunque no estoy de acuerdo con la abstención creo que fue un mal necesario, mal porque permitieron darle poder a los que pisotearon al pueblo en la cuarta y tienen planes de hacerlo nuevamente, pero necesario porque sirvió para El Despertar Revolucionario.

El Comandante Hugo Chávez soñó con la igualdad entregando poder a todos, para que en el mismo nivel se vieran a los ojos y encontraran la conciencia en el alma del ser humano, olvidada por muchos años de dictadura puntofijista, hizo entender que el que más necesitaba merecía mayor atención, esto hasta que estuvieran al ras todos los individuos. El Líder y creador de esté proceso con moral comprobada, llamaba al pueblo a ser leal y disciplinado, algo que por 15 años fue el sentimiento de millones, con sus excepciones de algunos que al serles tocados sus intereses económicos brincaron la talanquera y otros que vendieron su conciencia por algunos billetes verdes.

La Guerra Económica no es una gríngola para ocultar los Falsos Rojos

La Guerra Económica sirvió como punto de apoyo de la derecha, pero no se puede usar como gríngola que sirva para no observar la verdad y es que tenemos las instituciones plagadas de Falsos Rojos, directivos que se les olvidaron el por qué y para qué nació la Revolución Bolivariana.

En las últimas tres décadas del siglo pasado, se vivieron guerras económicas en Venezuela, la diferencia es que no eran para eliminar un proceso del pueblo, el chantaje tenía una finalidad y era el aumento del precio de los productos básicos y la historia nos mostró como los gobiernos de turno cedían y pactaban ante la oligarquía y eran felices todos, menos el pueblo. Colas en los mercados populares para adquirir alimentos de primera necesidad, era parte de la vida de los venezolanos sin importar la edad… Yo lo viví.

El golpe suave y continuado que se ha venido ejecutando en la Venezuela Bolivariana, llamado también la salida y el cambio, emerge de las ganas de la derecha apátrida de obtener el poder del petróleo, para entregarlo a los gringos y vivir felices todos, menos el pueblo. Pero ese plan se ha encontrado una pared fuerte en las políticas de un Socialismo del pueblo y para el pueblo.

Estos programas se han mantenido a flote gracias al Legado de Chávez, extendido por el presidente Obrero Nicolás Maduro, pero es necesario aplicar medidas más radicales para darle un respiro a las bases y seguir en el mando de las políticas sociales. Fácil, quien recuerda lo que fácil llegó a sus manos, no señores, es lo complicado lo que nos mantiene activos, interesados y batalladores. Muchos de los que sintieron que los beneficios entregados por la Revolución fueron dádivas, votaron en contra, otros creyeron en un falso cambio, cansados por la falta de alimentos, de enceres, por las colas, insumos médicos, repuestos automotores, inseguridad paramilitarista, pero sabíamos que ellos eran parte de los 7 millones de votos en contra.

¿Más alimentos para el pueblo, las tablas, los taxis y las viviendas pueden esperar?

La manera de acabar con el desabastecimiento y la inflación inducida, es llevando más alimentos al pueblo, no significa que en los últimos años no se realizó un esfuerzo grande para que los hogares recibieran los artículos de primera necesidad, pero no fue suficiente, muchas trabas, muchos enquistados, muchos corruptos destruyeron el esfuerzo del Gobierno Nacional. Los que les interesaba más el gasto en la GMVV por lo que deja y el que movía el negocio de los vehículos y las tabletas, probablemente a ellos no les interesa que el gasto sea dirigido a la alimentación.

Los opositores descubrieron que el estomago del venezolano decide y será su estrategia en adelante, entonces nuestras trincheras deben estar destinadas a mantener las alacenas del pueblo abastecidas, con más eficiencia y menos intermediarios, alimentos en la puerta de la vivienda constantemente, censos reales que permitan decidir la cantidad que necesite cada hogar. Un ejemplo práctico es la manera que el IVSS distribuye los medicamentos a los pacientes de diálisis peritoneal a la puerta de la casa. Si se debe realizar un recorte en la inversión social debería ser en vivienda, taxis, tabletas y convertirlos en alimentos para el pueblo.

¿Para qué entregar beneficios a quien no lo necesita y que luego no lo agradezca?

Rectificar es de humanos, pero antes de exigírselo a los que no votaron el 6D por los de Chávez, le hago un llamado a sanear las instituciones, impartiendo conocimientos para la conciencia socialista, desde el jefe hasta todos los trabajadores; #EsLaHoraDelPueblo y debemos llevar más a más, todos los beneficios aprobados deben tener contraloría social o seguimiento y control, que lleguen a quienes más lo necesiten, que beneficien a quien realmente muestre agradecimiento, ¿para qué entregar beneficios a quien no lo necesite y que luego no lo agradezcan?

El llamado que realizó Nicolás Maduro a revisar si los taxis entregados están siendo utilizados para trabajar, puso a muchos a temblar, pero las ganas no empreñan, hay que verificar sin esperas, a su vez ese llamado debe ser para revisar las tabletas universitarias, las Canaimitas, las viviendas. Pero deben organizar comisiones que no tengan nada que ver con los estados donde lleguen, para que no exista filtración de la información, ni espacio a la corrupción.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6311 veces.



Igor Aranzazu


Visite el perfil de Igor Aranzazu para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Igor Aranzazu

Igor Aranzazu

Más artículos de este autor