Documento Político

Ante los resultados del 6D

Dirigido al Pueblo Revolucionario, al Trabajador y también al opositor de siempre que hoy celebra una victoria efímera con votos prestados de un pueblo castigado por la burguesía y la burocracia corrupta enquistada en el Estado.

De entrada aclaramos que este documento no es un análisis de pretendida rigurosidad analítica para comprender en toda sus dimensiones las posibles causas de la derrota del 6D. Queremos más bien fijar nuestra posición en un momento tan crítico como el presente, validando nuestra carga subjetiva de frustraciones que justifican nuestro descontento sin perder tiempo en enumerar la evidente suma de errores que comprometen a una dirigencia irresponsable, la que insiste en achacar al pueblo la pérdida de poder y que no está dispuesta a rectificar ni ceder espacios. Es nuestro deber histórico rechazar sus pretensiones reformistas y tratar de retomar el rumbo perdido de la revolución.

Por ser pueblo libre y soberano hacemos valer nuestro derecho constituyente de refundar la patria para resistir y enfrentar la arremetida envalentonada que nos prepara la reacción oligarca; a fin de cuentas consideramos que no fuimos los derrotados en la contienda electoral del 6D, sino la dirección política nacional del PSUV y el GPP, que envilecida por el poder, las prebendas, el sectarismo, la corrupción y el burocratismo, traicionó la confianza depositada para dirigir el destino de nuestra Patria. Por lo anterior pasamos a exponer los siguientes acuerdos bajo este contexto de presiones y fracasos:

 

El Colectivo “Movimientos Sociales y Pueblo Rebelde” acuerda:

1.    Apoyar la decisión del pueblo expresada por distintas vías, solicitando la salida inmediata de todo el gabinete ministerial sin excepciones. No es suficiente poner el cargo a la orden, eso sería simple alegoría de falsa postura que no tiene efectos concretos; deben ser removidos ya. Tampoco sirve para enmendar errores darse golpes de pecho para luego presentarse redimidos esperando otra oportunidad; es que aparte de dejar los cargos deben rendir cuentas de sus bienes y propiedades obtenidas durante sus ejercicios de gestión en el gobierno y sí salen solventes deben iniciar su trabajo comunitario de organización popular.

2.    Rechazar la práctica de enroques y reciclaje de ministros incompetentes así como premiar a distinguidos burócratas, más famosos por su ineptitud que por sus habilidades discursivas. Igualmente estamos en  desacuerdo en ascender viceministros por ser del mismo equipo burocratizante y fracasado que ha puesto en peligro el proceso revolucionario.

3.    Congelar e impedir toda decisión de algunos directivos y ministros de ordenar pagos de servicios y adquisición de bienes, hasta tanto no se implemente una contraloría social efectiva que verifique la legalidad del gasto con participación de un colectivo de trabajadores y miembros de la comunidad. ¿Qué desean los burócratas, acaso raspar la olla?

4.    Exigir participación con carácter vinculante de la masa trabajadora y el pueblo, en la designación de cuadros directivos y coordinadores a nivel medio. Ya basta de poner en cargos decisorios a personas con claras posiciones contrarias a la revolución. Igualmente cuestionaremos públicamente toda designación basada en el amiguismo y lazos familiares; estamos hartos de oportunistas y paracaidistas. El pueblo es quien debe seleccionar  verdaderos servidores públicos comprometidos, basándose en su trayectoria ética, moral y comprobado trabajo social, para que asuman las tareas de conducción y coordinación en los ministerios, no más imposiciones de cúpula. Si realmente se quiere pulverizar al Estado burgués así es como debe procederse.

5.    Apoyar la participación del Pueblo y los trabajadores de Comunas en los equipos para la formulación de políticas eficaces contra las causas estructurales y coyunturales de la crisis económica que el gobierno se niega a reconocer. La crisis económica es una de las causas fundamentales de la derrota política del gobierno el 6D, pero también es responsabilidad del propio gobierno.

6.    Acompañar y apoyar el gobierno del Presidente Nicolás Maduro en tanto se garantice la depuración del Estado en sus altos mandos y medio, luchando contra toda forma de corrupción y burocratismo, otorgando más democracia al pueblo, acabando con las mafias enquistadas y el asistencialismo populista y clientelar, permitiendo más autonomía para las decisiones del pueblo y finalmente cortar el flujo de divisas a la burguesía importadora y bancaria, del troquel que sea (burguesía apátrida o boliburguesía endógena).

7.    Exigir efectivas acciones contra el acaparamiento, contrabando y bachaqueo, incorporando la participación efectiva de los movimientos sociales, colectivos de trabajadores de Comunas y pueblo en general en los operativos que se implementen al respecto, para asegurar sanciones severas contra los culpables.

Estas son nuestros acuerdo que exigimos sean considerados en defensa de las conquistas alcanzadas (lo haremos como lo hicimos el 13 de abril).

Finalmente, por cuanto sentimos que en estos momentos duros para la Revolución muchos seudo dirigentes han abandonado sus responsabilidades pero buscan reacomodos para presentarse redimidos ante el Pueblo, quienes no creemos en “mea culpa” de politiqueros fracasados, exigimos juicio popular a los corruptos y oportunistas del bando que sea, para liquidar cualquier tentación de retorno al reformismo que terminó por deformar nuestro ideal socialista.

“MOVIMIENTOS SOCIALES Y PUEBLO REBELDE”



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1080 veces.



Colectivo “Movimientos Sociales y Pueblo Rebelde”

Facebook: Colectivopueblorebelde

 pueblorebelde1992@gmail.com      @pueblorebelde

Visite el perfil de Colectivo Pueblo Rebelde para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a219856.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO