Paz

Nada más preciado que la vida y con ella la paz, después del 6 de diciembre continuará la navidad y nuestros niños y niñas, que hoy observan con sorpresa el huracán electoral de unos y de otros, seguirán sumergidos en las luces multicolores imaginando estrellas en el día y la noche , regalos y la esperanza de ver nacer el 24 al Niño Jesús, y por supuesto el 25 buscar debajo de la cama el cumplimiento de sus deseos escritos, hoy son más los que ayer (hace 16 años) no podían soñar con un nuevo hogar, sus regalos y la felicidad.

El objetivo es la paz no la violencia, por ello convocar a construir en tolerancia lo que tengamos que hacer, cada quien en su trinchera de lucha, es construir patria para nuestros hijos, que esperan sin saber la suficiente tranquilidad para estudiar, recrearse, crecer en paz.

Sabemos que hay quienes pretenden encender los detonadores de la incertidumbre y del desconsuelo pero cuando un pueblo tiene sembrado valores y conciencia ciudadana le da ejemplo a sus propios dirigentes para que reflexionen y hagan correcciones a tiempo para seguir el camino de la paz y la convivencia entre diferentes.

Por aceptar la decisión de las mayorías no se les va a quitar el anhelo de sus propósitos, siempre y cuando estos los conquisten luchando en los términos que establecen las leyes y la doctrina de la democracia, la ética, la justicia y el respeto ajeno. Todo dentro de la Constitución, nada fuera de ella, porque es la única condición para que prive la racionalidad.

Estamos en navidad, nos observan los pequeños a quienes debemos darle ejemplo de ciudadanía, nos observan otros más, que ocultos saben que con la violencia es como pueden alcanzar sus objetivos, a ellos los están y estamos observando también porque sabemos que han intentado por vía de la muerte sembrar terror y miedo, sus espacios deben ocuparlos la masa magnética del pueblo que es mayoría y que dirá que es lo que es y no lo que otros fuera y dentro quieren que ocurra en Venezuela.

A celebrar en paz lo que ha de venir y a seguir construyendo puentes para los confundidos por tanta basura virtual que han sufrido internamente la desgracia de la mentira, ahora es el momento de reflexionar a fondo y seguir construyendo la Patria. Feliz Navidad.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1031 veces.



Aldemaro Barrios


Visite el perfil de Aldemaro Barrios para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Aldemaro Barrios

Aldemaro Barrios

Más artículos de este autor