Presupuesto 2016: ¡Los viejos y nuevos ricos no aportan un carajo y se lo llevan todo!

Como siempre la realidad devela no solo las trampas de la Lógica del Capital sino también las inclinaciones económicas de los actores políticos.

Los Diputados de la Asamblea Nacional se supone están debatiendo el Proyecto de Presupuesto Nacional que regirá para el 2016 en toda la Administración Pública centralizada y descentralizada de la nación. Un debate que se da en medio del llamado del Presidente Maduro de Declarar en Emergencia la Revolución Venezolana.

Si estos es así, los diputados del Proceso tienen una excepcional oportunidad de actuar, en medio de la emergencia, para cualificar su actuación de cara al Pueblo Bolivariano y en medio de una Coyuntura Electoral que amerita consecuencia revolucionaria en uno de los aspectos más sustantivos de la gestión de gobierno: lo económico-presupuestario. Una oportunidad para hacer corresponder la palabra pública con la actuación pública y demostrar que se puede modificar la realidad donde hay que modificarla de acuerdo a la orientación que debería marcar el Proceso, es decir: ¡Hacer Revolución de verdad!

Una tarea nada fácil, porque emular al Chávez Anticapitalista y su orientación hacia la Segunda Independencia (La Económica) requiere salir de la retórica, dinamitar lo viejo y convertir la confianza en el Pueblo en un acto consciente de sumarse a millones de familias trabajadoras dispuestas a cambiarlo todo.

Una de las instituciones principales del capitalismo en el mundo: son los Presupuestos Nacionales. Diseñados y construidos para privilegiar a los privilegiados, es decir, a ese 1% que se lo lleva todo y que ahorca económicamente al 99% restante de los pueblos. Venezuela, hasta ahora no escapa a esta lógica presupuestaria del capital y todos los economistas de la llamada izquierda lo saben, pero la inconsecuencia con el simple y quemante Principio de Igualdad ni siquiera los motiva a indignarse y menos aún a pronunciarse de manera terminante.

Y si nadie lo dice, los militantes de Marea Socialista junto a muchísimos compañeros y otras corrientes del proceso sí lo decimos: ¡ Nos oponemos a que se apruebe el Proyecto de Presupuesto 2016 porque hay que acabar con esa Institución del Capital que privilegia a los ricos y vuelve leña a los que viven únicamente de su Trabajo!

Y vamos a demostrar a los diputados y diputadas del Proceso que las razones sobran. Una simple Auditoria al Presupuesto del 2015 arroja los siguientes argumentos:

  1. Más del 90% de los Ingresos al PNRBV los aporta la población del país que vive de su trabajo por la vía de Impuestos Indirectos (IVA, etc.), incluyendo los Impuestos Directos (ISLR) de las propiedades del pueblo, es decir, Aporte Fiscal Petrolero (PDVSA) y todas las empresas públicas que hayan obtenido rentabilidad, además de los propios trabajadores que alcanzan las 1000 UT al cierre de su balance anual[i].
  1. El PNRBV oculta cuánto aporta el Sector Privado, es decir, en Impuesto Sobre la Renta (ISLR) a personas jurídicas y naturales. En otras palabras el pueblo de Venezuela no conoce cuánto aportan las empresas, comercios, importadoras ni la banca y menos aún los dueños de este sector privado como los Mendozas, Cisneros, etc. Precisamente, los que más se benefician de un Presupuesto Oculto en Dólares (Renta Petrolera) y quienes, sin ningún tipo de reparo, revientan a la población de Venezuela con precios especulativos de sus mercancías, servicios y bienes, pero que además se llevan una parte importantísima del Presupuesto en Bolívares (PNRBV) porque constituyen los grandes proveedores privados de las solicitudes de compra de todo tipo que hacen las instituciones del Estado: desde el agua en botellones, pasando por insumos, equipos, servicios, una inmensa cadena de compras que llegan hasta las pautas publicitarias.
  1. Sacando del componente de Ingresos el Aporte Fiscal Petrolero y el ISLR que tributan las Empresas Publicas, resalta como una grosería impositiva el Impuesto al Valor Agregado (IVA)[ii] que hasta Septiembre tiene un monto de recaudación que supera los 432 mil millones de bolívares. Un impuesto regresivo, que en toda la cadena productiva y de comercialización se le va trasladando al Consumidor Final y que lo aportan las familias trabajadoras del país, principalmente, las que viven con menos de cuatro salarios mínimos. Un IVA que sumado al impuesto a cigarrillos y licores superará de largo más del ½ Billón de Bolívares al cierre fiscal de este año y que triplicará cómodamente el aporte fiscal petrolero estimado para este 2015: sin meter la inmensa evasión y elusión fiscal que constituye un delito confiscatorio donde son expertos los propietarios privados.

Por supuesto, ir a otro presupuesto donde prevalezca el lema proporcional de "quienes más aportan son los que más ganan" es una tarea pendiente del Proceso Bolivariano: no es una propuesta descabellada sino dirigida a equilibrar las cargas tributarias.

Creemos que en este terreno del PNRBV 2016, es que debería orientar el Presidente de la Asamblea Nacional el debate presupuestario. Y hacerlo público en cadena nacional para pedagogizar con el Pueblo de Venezuela en medio de la Emergencia Revolucionaria y para convertir este debate en la Primera Escuela de Formación Política Económica Anticapitalista en toda la línea de la orientación que dejó Chávez, para este periodo 21013-2019, en el Golpe de Timón.

__________________________________

[i]

[ii]

Primer Avance para la construcción de un Plan de Emergencia contra la Crisis

(VIDEO) Medidas deben tener la magnitud de la crisis que estamos viviendo



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4251 veces.



Juan García Viloria

Co-fundador de Aporrea. Miembro de Marea Socialista y de la Plataforma por la Defensa de la Constitución Bolivariana.

 viloria8@gmail.com      @Trabajo_Capital

Visite el perfil de Juan García Viloria para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a216188.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO