El plan Colombia del pisa pasitos y el santo cachón

El llamado "Plan Colombia" se hizo con la excusa de combate al narcotráfico en territorio de Colombia pero con la firme intención de dar presencia militar norteamericana en suelo latino del sur como señuelo neocolonial. Este plan, solo ha dado resultados de inestabilidad política en la región, principalmente sobre Venezuela. Es una confabulación donde incluso militares norteamericanos asentados en esas bases, han violado a niñas colombianas mientras las graban en sus despreciables actos crueles bajo la mirada cómplice del gobierno de ese país que vulnera con el silencio los derechos humanos de su pueblo. Por cierto, la excepción en el caso de juzgar a esos militares gringos "malandros", se las reserva el gobierno de EE.UU.

Esta situación la trasladan a zonas fronterizas para afectar a países vecinos y es promovida por el pisa pasitos Uribe secundado por el santo cachón Juan. Venezuela ha sido desangrada por las políticas exportadas de Colombia que provocan emigración en masas de su población y los confunden de modo alienante con sus medios de comunicación prestos a las técnicas guerreristas de cuarta generación en alianza con medios internacionales que desprecian el progresismo latinoamericano y colocan a los venezolanos como xenófobos y anti-colombianos en esa ironía de un país que los recibe por millones compartiendo tierra, cultura y hermandad. Los venezolanos razonan a una conciencia plena sobre la situación que viven sus hermanos humildes del pueblo colombiano que se ven obligados a desplazarse víctimas de una guerra septuagenaria interna, del narcotráfico, paramiltarismo, secuestros, abandono social, etc. La solidaridad del venezolano para recibir al colombiano con los brazos abiertos es infinita.

Desde Colombia promueven la inestabilidad de nuestra moneda nacional mientras crean leyes que avalan el descontrol cambiario anárquico afectando directamente el Bolívar. La gasolina extraída ilegalmente de Venezuela la legalizan en el Norte de Colombia al aceptar una tributación por su ingreso, hay que recordar que la gasolina de Venezuela es subsidiada y es la más barata del mundo. Los alimentos, medicinas y diferentes productos también subsidiados por el estado venezolano, son llevados a Colombia por diferentes vías bajo la modalidad de las llamadas "mulas humanas" o "bachaqueros" que utilizan espacios y caminos como las trochas. La libertad de tránsito en la frontera se ha prestado para usurpar el territorio y afectar directamente al pueblo venezolano con consecuencias que se ven reflejadas en la cotidianidad presente. La reacción del gobierno venezolano de cierre es justificada, soberana y legal.

La práctica diplomática colombiana de caras bonitas y verbo de gala en forma de víctimas como "modus operandi" de vieja data, lo pondrán en acción ante organismos internacionales para colocar los ojos del mundo sobre Venezuela y hacernos ver cual país violador de derechos humanos que desprecia a sus conciudadanos repatriados por estar ilegales en territorio venezolano y en algunos casos, incursos en delitos comunes y contra la soberanía de Venezuela en una situación intolerable para nación alguna. Con la buena fe por la paz, el Comandante Chávez perdonó a los verdugos paramilitares que venían a asesinarlo desde Colombia pero hoy día, han acabado con las vidas de militares y civiles venezolanos e intentan también asesinar moralmente al pueblo. La hora cambió; estamos atentos y entendemos en definitiva la exportación de este "plan Colombia" del pisa pasitos y el santo cachón.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1171 veces.



Larry Márquez Peralta


Visite el perfil de Larry Márquez Peralta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Larry Márquez Peralta

Larry Márquez Peralta

Más artículos de este autor