Detenido Fabricio Ojeda

El 17 de junio de 1966 Fabricio Ojeda es detenido en Tanaguarena, en la Guaira, junto a Anayansie Jimenez, su compañera y otros dos ciudadanos quienes prestaban apoyo al líder guerrillero para operar cerca de Caracas las acciones que el Frente de Liberación Nacional planeaba para desarrollar sus procedimientos en una guerra que estaban perdiendo los factores de izquierda alzados en arma entonces.

Fabricio Ojeda desde el mismo momento que se integró a las acciones insurgentes proclamó la unidad de las fuerzas de izquierda que abanderaban la lucha armada contra las políticas entreguistas de los gobierno de Betancourt y Leoni. Su gesto máximo de sacrificio lo hizo al renunciar a la condición de diputado y subir a las montañas para levantar la insurrección, ello le graneo respeto adicional al que ya tenía cuando le tocó ser presidente de la Junta Patriótica cuando liderizó la insurrección cívico militar que derrocó al dictador Marcos Pérez Jiménez.

Ojeda seria evaluado por el gobierno represivo de A.D, como una amenaza y de acuerdo a los procedimientos de "exterminio" enunciados por Raúl Leoni, no habría suerte de vida para el líder guerrillero, ni para ningún insurrecto.

Sus enemigos regaron la especie de que Fabricio se entregaría y según el testimonio de Anayanse Jiménez pudo haberlo hecho porque tenía amigos, personalidades que pudieron hacerle el puente con las autoridades de la dictadura "democrática" de Leoni, sin embargo no fue así, mantuvo su posición de insurgente hasta el final.

El día que lo detuvieron junto a Anayanse, estaban Mario Matute Bravo y Tulio Dugarte Bravo, primos ambos, a la cabeza de la comisión de SIFA estaba el Teniente Coronel Graterol, quien disparó hacia ellos, lo que provocó el llanto de Matute Bravo, fue un disparo de presión disuasiva, con intensión artera porque en el lugar había cerca de veinte hombres fuertemente armados, era imposible escaparse. Sin embargo Fabricio se comportó sereno, firme, igual lo hizo Anayanse con quien intentaron gestos bochornosos que la mujer neutralizó con el respeto y la dignidad que es característica del temple de la revolucionaria.

Fabricio fue detenido ese dia y hoy el recurso de revisión que sobre su caso interpuso la Fiscalía General también sigue en espera, pareciera también detenido, la historia hoy le da a los tribunales los elementos para hacer justicia, eso espera el pueblo venezolano.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1487 veces.



Aldemaro Barrios


Visite el perfil de Aldemaro Barrios para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Aldemaro Barrios

Aldemaro Barrios

Más artículos de este autor