El desabastecimiento y un poder popular que no arranca

Acaba de terminar uno de los años mas aciagos de este proceso, después del 2002-2003, y parece que nada hemos aprendido.

Una de las cosas que creo es la necesidad de que asumamos todo lo que podamos asumir, y en esto del abastecimiento es mucho lo que podemos hacer.

Cuando la cosa se le puso difícil a Allende, el pueblo que lo apoyaba se organizó y puso en marcha una serie de acciones colectivas para neutralizar el caos, en una excelente película llamada “La batalla de Chile”*, podemos conocer algunas de estas acciones.

El jabón de bañar no se consigue desde hace meses, pero somos incapaces de organizarnos para recoger los restos de aceites de nuestras casas, para hacerlos. O simplemente en algunas comunidades inclusive urbanas, tienen en sus alrededores arboles de paraparos, con cuya semilla se bañaron y lavaron ropa nuestros ancestros originarios y no se nos ocurre comenzar a utilizarlos, inclusive conociendo de los beneficios que traería volver a estas prácticas pues no contamina las aguas, como lo hace le jabón corriente de lavar o de bañarse.

Y que decir de la carne y el pollo, que cuando se consiguen tenemos que pedir permiso en el trabajo para hacer la cola de la compra, pues se nos puede ir todo un dia.

No será que los consejos comunales, los núcleos de desarrollo endógeno, tiene que estimular la producción a pequeña escala, para distribuir a escala humana y comunitaria. Mas de un patio de jardín de ciudad, puede cuidar de por lo menos 50 pollos o gallinas.

Pero no, eso ya no se ve, porque cuando nos “civilizamos” lo primero que olvidamos es la producción artesanal, y miren que fue la que nos ayudo durante el sabotaje petrolero a sobrevivir al desabastecimiento en muchos rubros.

Fidel llamó a la gran zafra, inclusive en los 90 durante el régimen especial, hubo grandes movimientos regulares para mantener la siembra y apoyar la cosecha. Yo no veo eso por aquí.

Las y los habitantes de las ciudades seguimos sin darnos cuenta, que no producimos nada, solo somos consumidores. Y muchos campesinos y campesinas siguen con la idea de venirse a las ciudades.

¿Que haremos si nadie siembra, si nadie cosecha?

¿No seré este el momento de la gran promoción de la siembra, de todas las manos a la siembra?

¿Será que en lugar de promover la instalación en el país de almacenes de chinos llenos de baratijas de plástico y malos cosméticos, promovemos la producción nacional de calidad?

¿No será que hace falta que produzcamos todo, porque no producimos casi nada?

¿Algodón para tela? ¡No hay! En los 80 cerraron las hilanderías en este país.

¿Pueden muchos de los jóvenes que actualmente gerencian en el gobierno bolivariano saber  que hacer a nivel productivo, cuando no han conocido de producción sino de consumo a lo largo de su joven vida? ¿Quienes de ellos si quiera han sido artesanos durante sus años mosos?

Suena ridículo lo que digo pero se porque lo digo, me ha tocado trabajar con algunos cuyas respuestas burocráticas dan pena. Los procesos productivos no se manejan con burocracia sino con visión de producción. Un día le comente a un gerente de Lacteos Los Andes porque no se aprovechaba la lecha dañada para abrir una nueva linea de producción de dulce de leche cortado que es tan sabroso, y me dijo que no se podia porque la contraloria general de la república no les permite usufructuar con los desechos ¿?, o como la gerente del Abasto Bicentenario de Parque Central, que me vio como una loca cuando le propuse que no botara el desecho orgánico (verduras, legumbres, frutas), sino que cruzara la avenida Bolívar y lo  entregara en el organopónico que esta al lado del Hotel Alba Caracas pues ellos venden tierra abonada a muy buen precio y de muy buena calidad. Y así un sin fin de ejemplos de las cosas que no creamos pues la mentalidad del burócrata se impone sobre la creatividad de quien debe gerenciar procesos productivos.

Cuando se produce, se debe estar en constante observancia del proceso para aprovecharlo al 100%, pero parece que nuestros productores de oficina solo quieren los beneficios del cargo, y mas nada.

Es momento de sentarse a diseñar estrategias desde el poder popular organizado para combatir este inmenso problema que continua este año, inclusive empezó el nuevo año con mas fuerza.

¡Vamos pues consejos comunales a ver si nos ocupamos mas de la revolución concreta, y no de la antena cantv, el televisor de 42 pulgadas o el carro irani!

Pa luego es tarde... E invito a leer el extraordinario discurso de Allende a los estudiantes de la Universidad de Concepción el 04 de Mayo de 1972**, donde entre otras cosas les señala a las y los jovenes: Son seudorrevolucionarios aquellos que creen que con ellos comenzó la historia revolucionaria.

 

 

*Ver enlace de la película “La batalla de Chile”:

http://youtu.be/M5exolvvg_Y?list=PLmXbtaEFDB2M3tEl9eWzL_7fnaRDhMXn-

 

** Discurso de Allende en la Universidad de Concepción el 04 de Mayo de 1972

http://www.socialismo-chileno.org/allende/1972/Concepcion.pdf



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1653 veces.



Tibisay Maldonado Lira


Visite el perfil de Tibisay Maldonado Lira para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: