Vanguardia de la revolución: El Movimiento Ambientalista Venezolano

Minoría muy activa que arrastra tras de sí al ejército (a las masas, al pueblo).
La vanguardia NO sostiene el combate por el ejército. La lucha protagónica del pueblo en su propio proceso de libración y socialismo, es insustituible; La “Masa”, pueblo, ejército popular, no puede ser reemplazada por nada ni nadie.

Además, la Vanguardia tiene sus específicas funciones: Reconocimiento del terreno, inteligencia, apertura y demostración del camino, primer contacto con el enemigo. Es el que causa las primeras bajas al adversario. Es el que conduce (según un plan previo) al ejército a la victoria. La Vanguardia es quien, conduciendo permanentemente la lucha, primero alcanza el objetivo, el que primero sube la colina, el que primero clava la bandera. La vanguardia, con su accionar, arrastra a la lucha a los destacamentos o legiones que vienen más atrás o rezagados.

La vanguardia debe “administrar” su andar. No puede ir demasiado rápido pues rompería el hilo comunicacional con el grueso del ejército, dejando sin orientación a la masa (al pueblo, al ejército) y quedando ella misma aislada y expuesta al cerco y la aniquilación. Vanguardia y Masa son un conjunto orgánico indisoluble; no hace falta adentrarnos en la “teoría de la columna”, pormenorizar en sus tres componentes (vanguardia – cuerpo – retaguardia) para entender que entre la vanguardia y el resto del componente revolucionario, la comunicación e interacción permanente es fundamental.

La vanguardia tampoco puede ir “demasiado lenta” pues su andar es quien marca, en buena medida, la velocidad de avance de la revolución. Una vanguardia que no acomete es consonante con, señal de un ejército pasivo, en marcha lejana o imposibilitado de sostener batalla, paralizado tal vez; sin movimiento no hay avance. Y este es uno de los graves asuntos a resolver en nuestra revolución: Algunos muy importantes estamentos de lo que debe ser nuestra Vanguardia Revolucionaria (direcciones de Gobierno, sectores de trabajadores, entre otros) no andan al compás del potencial popular de avance.

En el campo ambiental y de manejo y conservación de nuestros recursos naturales esto ha sido así. El Congreso Fundacional del gran Movimiento de Ambientalistas y Ecologistas Venezolanos (MAYEV) actualmente en desarrollo, representa un cambio de velocidad en positivo, bien favorable al desarrollo de nuestro presente proceso socio político, una oportunidad histórica que tenemos para unir nuestras fortalezas y comenzar a asumir nuestras responsabilidades como Vanguardia de la Revolución. El Congreso Fundacional es un escenario que nos brinda la revolución para re – inventarnos y asumir nuestro rol histórico, Vanguardia en la construcción del ecosocialismo. No podemos desaprovechar este escenario del congreso fundacional; Refundémonos como luchadores revolucionarios y ecosocialistas por un planeta vivible y hermoso.

Nuestra compleja realidad nacional y mundial amerita de atender múltiples frentes de lucha y avance, por tal la Vanguardia Revolucionaria no puede ser solo una. Necesitamos cuadros políticos de avanzada, vanguardistas, metidos en el corazón de nuestras comunidades, luchando codo a codo con ellos en el gran proceso nacional de liberación y socialismo y también en sus luchas más locales: los servicios públicos, el asfaltado, la seguridad, las Misiones, la especulación y el acaparamiento, la Justicia de Paz, los proyectos socio productivos, la construcción de comunas, etc., etc. Como toda Vanguardia de nuestra revolución, estos cuadros “vecinales – comunales” orientan hacia la construcción del ECO – socialismo; tienen conciencia del camino, hacia dónde vamos, lo transmiten y ayudan a convertirlo en realidad. Existen otros cuadros de vanguardia sumidos en el seno de los trabajadores, en el campo laborar, luchando con ellos (es uno más de ellos) y orientando sus luchas, muchas de las cuales tratan sobre relaciones de trabajo y medios de producción. En esta Vanguardia también, la conciencia y la práctica de las teorías y técnicas ambientalistas y ecologistas, deben jugar un papel primordial.

Existe también una vanguardia en nuestros medios campesinos, debe existir otra dentro del sector social de profesionales y técnicos, dentro del sector Salud, Educación, etc. Todas ellas deben transmitir y sembrar conciencia y conductas ecologistas en el seno de sus colectivos,… pero tienen estas vanguardias “otros asuntos que atender, tan o hasta más importantes”, por lo menos más “urgentes” que los estrictamente ambientales (socio – ambientales) por eso deben estos cuadro prepararse para una lucha en otros frentes, formarse en otros campos del saber con mayor detenimiento que en lo rigurosamente ambiental - ecológico. Así mismo tenemos un tipo de cuadro político de avanzada en particular, que debe abocarse, “especializarse” o poner su acento en los temas ambientales, en los asuntos humanidad – naturaleza. Este cuadro “ambientalista” busca directamente atacar y revertir los procesos destructivos del ambiente.

Es como si unas vanguardias usasen el “argumento ambiental” como herramienta para organizar a la gente y otras usasen la organización social para directamente atacar y revertir nuestros malestares ambientales.

Al terminar, todo cuadro de vanguardia de la revolución tiene un mismo y único objetivo histórico: la formación del “Hombre Nuevo”.

Nuestra Vanguardia Ambientalista no solo debe proteger y luchar a brazo partido por un ambiente sano que otorgue calidad de vida a nuestra gente sino que, tan importantes como esto, nuestra Vanguardia Ambientalista es formadora de nuestras “mujeres y hombres nuevos” y constructora – pionera – conductora del ecosocialismo, de la implantación de los nuevos modelos productivos que deben sustituir al emprendimiento capitalista, del establecimiento exitoso de nuestros nuevos (re-conceptualizados) emprendimientos socio – productivos con alto componentes ecológicos y de sustentabilidad. Ahora, esta última tarea, todas en realidad pero sobre todo esta última tarea (construir nuevas y eco-sustentables cosas o emprendimientos) requiere de amplios y profundos conocimientos, que a la vez, muy particulares.

La agricultura y nuestro patrimonio de recursos naturales están muy interrelacionados, por eso nuestra vanguardia ambiental debe tener un principal asiento en nuestro medio rural y agroproductivo. También la minería, la industria petrolera, los urbanismos, las grandes y no tan grandes obras de infraestructura, la pesca y el turismo mal llevados son capaces de degradar el ambiente; en estos sectores también es imperativa la presencia de nuestra vanguardia revolucionaria ambientalista y ecologista para que oriente, observe la aplicación de las acciones adecuadas respecto a lo ambiental, supervise, forme gentes, alerte sobre posibles errores y ayude a la construcción de nuevas metodologías y formas de organización ecosocialistas.

Nuestras y nuestros combatientes por el ambiente, convertidas y convertidos pues en cuadros políticos de vanguardia, deben estar presentes en todos los ámbitos del presente y futuro nacional (y mundial) En ellas y ellos tenemos un gran tesoro, una enorme fortaleza que debe ser aprovechada para certeza del éxito de nuestra revolución, CONSTRUCTORAS Y CONSTRUCTORES DEL ECOSOCIALISMO, VANGUARDIA DENTRO DE LA VANGUARDIA.

Ingeniero
ingenieroisoto@gmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 1961 veces.



Inocencio Soto C.

Ingeniero Forestal

 ingenieroisoto@gmail.com

Visite el perfil de Inocencio Soto C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas