Reflexión a las y los revolucionarios larenses

En Lara existe una situación sumamente preocupante, existe un sector de la militancia de la revolución que manifiesta descontento con las autoridades regionales de la revolución, pero no hacemos nada por coadyuvar para corregir su accionar, si ese proceder no nos gusta. Tampoco hacemos nada para cambiar las autoridades, en una inadecuada interpretación de la situación política y los tiempos que estamos viviendo, que en nada son comparables con la cuarta república. Mientras tanto solo le achacamos a esas autoridades la pérdida de espacios en las elecciones, con argumentos fútiles o vanos, p.ejm., “no hacemos nada para cambiarlas –las autoridades-porque tienen el apoyo de Chávez”, “es un icono de la revolución”, en ese caso valdría la pena tratar de comunicarse con las autoridades y establecer los puntos discordantes para superarlos y LUCHAR UNIDOS en Batalla hasta la VICTORIA que nos haga reconquistar los espacios perdidos.

Pero al contrario cuando hay elecciones “castigamos” a las autoridades nuestras, votando en contra, o no ejerciendo el voto. No estamos en la cuarta república, donde y cuando no había Patria, ni independencia, y poco importaba quien accediera al poder, era tal el desaliento y desesperanza general en el pueblo.   Los tiempos que estamos viviendo que en nada son comparables con los tiempos de la cuarta república, cuando la impotencia hacia que el pueblo se conformara con cualquier gobernante adeco o copeyano. Hoy no existe el “voto castigo”, hoy, la pérdida es tan grande, que ese voto podría llamarse con certeza “voto suicida”. Por ello insistimos que es imprescindible dialogar, la iniciativa debe estar en la responsabilidad del pueblo y las autoridades, es un llamado desesperado, el riesgo es inmenso, se puede perder la Patria se puede perder la seguridad de las generaciones futuras, estamos dejando regado en el camino el morral de Chávez.

¿Qué lectura puede darse a esta situación? ¿Esconder la cabeza ante el peligro, como el Avestruz? En razón a ello, en nuestro estado, hoy pasamos a ser oposición débil a un gobierno incompetente, un gobierno sin oferta seria, un gobierno traidor a propios y extraños, un gobierno sin ideales ni planes, que no sean otros que, destruir la revolución y el gobierno de Nicolás Maduro. Son gobernantes que humillan el intelecto y las esperanzas de un electorado, que aún, me cuesta entender en que basaron su escogencia electoral. Es evidente que nadie está asumiendo el reto, ni las autoridades ni el pueblo, pero no obstante estamos obligados a ser optimistas porque de lo contrario nos haremos cómplices de la pérdida del legado del Comandante supremo Hugo Chávez, insistiremos en llamar a la rectificación a todos.

Las Comunas están esperando dirección para empoderarse y asumir la responsabilidad que le exige el artículo 5 de la CNRBV, es probable que alguna parte del pueblo larense este protagonizando la realización de su futuro como empoderado, pero gran parte está asistiendo como invitado de piedra al devenir de la Patria sin participación invadido de desconsuelo, es conveniente desprenderse de personalismo de ambas partes y asumir que solo juntos podemos reconquistar el poder, que le hemos dejado a los testaferros del imperio y autores del terror al pobre.

¡INDEPENDENCIA Y PATRIA SOBERANA Y SOCIALISTA!

¡CHÁVEZ VIVE!

¡LA PATRIA SIGUE!

¡VIVIREMOS Y VENECEREMOS!

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 790 veces.



William Castillo Pérez


Visite el perfil de William Castillo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



William Castillo Pérez

William Castillo Pérez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a190760.htmlCd0NV CAC = Y co = US