Los símbolos de la patria deben respetarse por su tradición histórica i estética

Un acontecimiento provocado por el panfleto que dirige un dinosaurio de ex izquierda, pues su carácter dextrógiro lo pasó de la noche a la mañana, de comunista o marxista con la ideología en el tuétano de sus huesos, a la derecha más radical i oligarquía nacional conspiradora, cometió un delito público, presentando en ese periodiquito de aldea titulado TAL CUAL, un dibujo a color burlándose de un símbolo patrio como lo es el Escudo de Armas que así se llama, sustituyendo un brioso corcel blanco, por la morrocoy (el diccionario DRAE no le adjudica femenino) de la hija del presidente Chávez, una niña a la cual igualmente irrespeta i que el presidente, a su vez, no la debe estar nombrando a cada paso cuando habla de política. En realidad, ese periódico i su director, periodista asimilado i candidato presidencial fracasado pero siempre aspirando bajo cuerda, a pesar de haber llegado a ser ministro del más radical gobierno de derecha, en la Venezuela contemporánea. No sé hasta cuando, a este ex guerrillero de jardín i veleta política, se le presta atención en este país.

El caso, sin embargo es delicado en otro aspecto: el histórico o tradicional i el estético, porque siempre banderas, escudos e himnos, son creaciones artísticas bien concebidas que, demuestren con gallardía los sentimientos patrióticos de los pueblos. Por eso muchos ignoran la historia de esta simbología que tiene raíces antiquísimas, desde que el hombre semi salvaje, ya con un trozo de cuero o tela rudimentaria i un palo expresaba lo que pensaba, bien para comunicarse o advertir presencia a amigos o enemigos. Es historia larga de contar, pero las primeras banderas era un trapo prensado a un palo que luego se adosaba a otro más largo, a veces en forma de cruz de manera que para su manipulo se adoptó el manipulas i para las caballerías, una más liviana i despegable llamada el vexilium de lo cual vino a resultar que, el estudio científico de la historia de las banderas i su simbolismo, se llamara Vexilología, que no solamente se ocupa fundamentalmente de lo que representa i su origen, sino como en la heráldica, de los escudos o emblemas, con sus cuarteles, signos i colores, por lo cual me referí a esto hace algún tiempo, cuando hablé del disparate que es la bandera adoptada por el Estado Zulia, en un concurso nada claro, aunque el gobernador golpista del Estado, no la usa sino la de su recién formado grupo político (que no llega a partido) titulado Un Nuevo Tiempo.

Sin embargo, como ya he dicho en otra ocasión reciente, un gobierno como el revolucionario del presidente Chávez, empeñado en cosas trascendentes como la integración latino americana, la captación de amigos e inversionistas en el exterior, la política petrolera, los valiosos logros de MERCOSUR, TELESUR i otros que vienen ya bien proyectados para poder enfrentar todos estos pueblos al constante acoso depredador i terrorista del Imperio Norteamericano, i con una Asamblea nacional rebajada en calidad por la complicidad partidista i la ignorancia i estupidez de una oposición que, democráticamente esta enterrada, pero persiguiendo con más furor una salida anticonstitucional o un magnicidio, hasta apoyada descaradamente por una iglesia anacrónica, medieval i capitalista; que ante este panorama nada fácil de transitar o prevenir males mayores o suertes adversas como la del Viaducto, se proponga una cuestión intrascendente por los momentos, como es cambiar la bandera i el escudo. Ambos con tradición desde Miranda i el 5 de julio de 1811 lo que ya basta o es suficiente para preservar esa tradición grandiosa i patriótica, i ya establecidos razonadamente con fundamentos históricos i estéticos. El hecho de agregar una estrella de cinco picos más a la franja azul de nuestra bandera que, artísticamente tiene iguales los tres colores primarios del círculo cromático i siete estrellas por haber sido siete las provincias que juntas proclamaron la independencia; recordemos el alboroto que se le hizo a Carlos Andrés Pérez cuando también propuso una estrella más, o el reclamo que hacen los zulianos de, si se agrega una por Guayana, así lo quisiera el Libertador, pero no se hizo, también debería sumarse otra por el Zulia, ya que aquí se selló la independencia de Venezuela, con la batalla naval del lago de Maracaibo. Eso sentaría un precedente nada bueno i no es ninguna razón de peso, decir que todo cambia con las épocas, porque es un disparate. Fíjense que en el primer cuartel, el manojo de mieses con sus 20 espigas que representan los 20 estados de cuando se adoptó el escudo, también habría necesidad de aumentarlas. La bandera, además de su simbolismo con cada color, es un objeto de arte i la nuestra es bien lograda; en cuanto al escudo, los problemas o ridiculeces son mayores. El caballo del cuartel inferior azul, es una bella imagen de un brioso cordel indómito que simboliza la libertad; el volver la cabeza hacia atrás, es recurso del movimiento buscado por el artista i una mejor utilización del espacio. Nada importa que vaya hacia la izquierda o hacia la derecha; es un simple símbolo bello i estético, i el dibujo que he visto en prensa de su sustituto, parece un burro corriendo con un rabo postizo, así sea solamente un boceto. Lo que es delito es el de Petkoff, de haber colocado allí ridículamente, una morrocoy. Estas cosas son demasiado delicadas i reverentes, para ser decididos los cambios a la ligera, más con una AN donde no abundan intelectuales ni historiadores. En Venezuela, además de las Academias de la Historia Nacional, la Academia de la Historia del Zulia, las Sociedades Bolivarianas, existe además una asociación especializada en simbolismo, VENEZIMBOL, o Asociación venezolana de Simbología que debía ser consultada porque debe tener gente preparada. El mismo emblema de ellos, tiene como figura principal un corcel indómito, una bella figura llena de movimiento i vitalidad como la de nuestro escudo; el caballo es un corcel resguardante, con la mirada a la diestra i el resto del cuerpo en sentido inverso; es elegante i estético. La Estética es una filosofía del arte que hai que estudiar mucho i tener una gran experiencia en el saber ver. Le estudié en Madrid, luego de graduarme en Filosofía, nada menos que con Don Sánchez de Munaín, uno de los más célebres en Europa. Por eso no soi un improvisado, como mucho advenedizo que rodea al presidente para incitarlo a hacer estos cambios. Venezimbol es una asociación que pertenece a la Asociación de Vexilología mundial, extendida a muchísimos países sobre todo de Europa i Norteamérica, i por cierto, solamente figuran allí, Argentina i Venezuela.

Finalmente, expuesto lo histórico i lo estético, consideramos el trastorno económico del papeleo oficial, los pasaportes, los carné, los billetes, las monedas i paremos de contar. Sencillamente es una trivialidad costosa, antihistórica i antiartística i permítame presidente Chávez, ya que su partido olvidó mi desempeño en la Constituyente i en la Comisión Legislativa del Zulia i desatendió mi solicitud de ir a la AN, que al menos, siga firme i leal con el proceso revolucionario, pero le haga mejor empeño en ayudarlo en lo que esté a mi alcance i no adularlo como hace tanto falso revolucionario de ocasión. Medite sobre lo que he expuesto, Por la memoria del Libertador, no haga caso a cantos de sirenas ni centauros aparecidos en la ruta. Siga con sus proyectos que están cambiando positivamente al país; respete los símbolos patrios que tienen su historia i su tradición venerable.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 9595 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a19076.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO