Contribución al mejoramiento de la gestión del Gobierno Nacional (I)

Recientemente el Presidente Nicolás Maduro le pidió a las UBCH, 10 aportes que ayudaran a ser más eficiente la gestión de gobierno.

En esa dirección, como militante del PSUV preocupado por el rumbo del proceso en estos momentos, he creído pertinente hacer llegar unas contribuciones teórico-ideológicas que promuevan la reflexión en torno a la necesaria RECTIFICACION que demanda la revolución bolivariana.

Inicialmente este primer aporte lo voy a remitir a la construcción del modelo productivo socialista en el periodo de transición

Esta postura se inscribe en una perspectiva crítico-autocrítica, siguiendo  el legado del  Cmdt. Chávez  plasmado en  las “Líneas Estratégicas de Acción Política”, elaboradas en Enero de 2011, donde  se planteó la “…orientación general de las 3R²: Revisión, Rectificación, Reimpulso, Reunificación, Repolitización y Repolarización, la cual implica el reconocimiento de nuestros logros y de nuestras ventajas estratégicas frente al adversario, pero también de un conjunto de errores, deficiencias y obstáculos que podrían dificultar el logro del objetivo estratégico, que no es otro que consolidar el camino de la Revolución Bolivariana en su avance hacia el Socialismo. Nuestro reto inmediato es identificar esos obstáculos, combatirlos y superarlos…”

Enmarcado  en este mandato  que nos dejó el Cmdt. Chávez, considero pertinente realizar una reseña de uno de los principales obstáculos ideológicos que hay superar en la actual coyuntura empleando las 3R, estando entre ellos la no aplicación de las orientaciones programáticas para construir el MODELO PRODUCTIVO SOCIALISTA, tal como quedó establecido en las BASES PROGRAMATICAS del PSUV aprobadas en el I Congreso Extraordinario celebrado en el 2010.

Veamos cómo se expresa tal déficit ideológico en la actual coyuntura donde está colocado en el orden del día la superación de la economía rentista construyendo una “economía productiva”.

Son bien conocidos los estragos y deformaciones estructurales generadas  por la renta petrolera como principal mecanismo histórico de acumulación, cuya distribución ha permitido:

  • Mantener cierto clima de paz social, repartiendo dádivas entre explotados y oprimidos
  • Subsidiar la tasa de ganancia de los grupos y monopolios capitalistas

De allí el resultado en la economía rentista y parasitaria, con sus tradicionales insuficiencias estructurales.

En un largo periodo histórico del régimen burgués ha reproducido el parasistimo como rasgos fundante de nuestra economía bajo el sello del rentismo.

La revolución bolivariana surge como una consecuencia de las múltiples aristas de esta crisis orgánica del capital: pobreza, exclusión, desempleo, inflación, dependencia y una de sus primeras líneas estratégicas fue recuperar la soberanía en el manejo de la renta petrolera y colocarla al servicio del desarrollo  independiente y la justicia social.

 En una segunda etapa del proceso bolivariano se vinculó la lucha por la independencia con la construcción socialista, tal como se recoge en el 1° Plan Socialista 2007-2013 en el Plan de la Patria.

Como en todo periodo de transición, el cambio en las relaciones de producción capitalista, ha sido obstaculizado por la resistencia de las diversas fracciones del capital, de tal manera, que sigue hoy  predominando la “lógica del capital” y  apenas hay balbuceos del modelo productivo socialista .

En este resultado ha incidido las incongruencias programáticas o la no aplicación de  las orientaciones ideológicas acordadas colectivamente, donde destaca por ejemplo, lo que se plantea en las ya citadas  BASES PROGRAMATICAS del PSUV, en lo relativo a la construcción del nuevo modelo productivo.

Vamos a revisar cómo se reseña esta problemática en el citado documento y cuáles son sus implicaciones en el cambio de las relaciones de producción en la construcción del nuevo modelo productivo:

Una premisa fundamental para el desarrollo de un nuevo modelo productivo es la ruptura con el conocimiento y la racionalidad burguesa y su metafísica de la economía, particularmente lo atinente a las formas de contabilizar y cuantificar el desarrollo económico reduciéndolo a crecimiento. Esto incluye la propia noción de crecimiento [variación porcentual de transacciones financieras –valor monetario- de la producción de bienes y servicios]; la teoría subjetiva del valor; la teoría marginalista; la preponderancia de la esfera de la circulación [el mercado] frente a la producción; la concepción de la industrialización; la fragmentación que impide ver integralmente la economía y su relación con las dimensiones políticas y sociales…”

Encontramos en este párrafo de las BASES PROGRAMATICAS una contundente crítica a la economía política burguesas y sus diversas variantes, incluido la epistemología de base que se queda atrapada en la esfera de la circulación: mercado, régimen cambiario, política fiscal,etc.

En esa dirección, he venido planteando rescatar la mirada sobre el proceso inmediato de producción ( articulación de la valorización y el proceso de trabajo) particularmente en una economía determinada por la renta petrolera, donde aparentemente no se cumple la Ley Valor-trabajo. Esto es de suma importancia, ya que este velo apariencial generado por la renta petrolera ha  hecho estrago en muchos planes y programas, los cuales  han terminado siendo impotentes o incapaces de desarticular  la trama de la dominación capitalista

 Por ello, la superación de la lógica del capital, construyendo el modelo productivo socialista, demanda no sólo romper con las relaciones de producción imperantes:  (formas de propiedad, división del trabajo, relaciones mercantiles ),sino que exige una crítica epistemológica que desmonte  su base gnoseológica, como lo plantearemos a continuación. Dicho de otra manera, la  CONSTRUCCION DEL NUEVO MODELO PRODUCTIVO QUE SUPERE EL RENTISMOS  DEMANDA LA CRITICA EPISTEMOLOGICA.

Desde las lecturas sobre la obra marxista realizada en los años de prisión en el Cuartel San Carlos ( 1976-1984) he venido suscribiendo los aportes de  la crítica de la economía política, particularmente, la ruptura de Marx con lo que él denominó la “economía vulgar” o de sentido común..

Hacen varias décadas elaboramos un ensayo con esta crítica marxista (2)  y hoy la reseñamos de nuevo por su vigencia teórica e histórica.

A.- El capital como fetichismo que encubre la génesis de la riqueza social.

Uno de los principales rasgos del proceso de mistificación del capital se encuentra en el hecho de que el trabajo vivo (la fuerza de trabajo del obrero, su energía física y psíquica) se presenta como fuerza propia del capital. El trabajo muerto o trabajo pretérito (cristalizado en los medios de producción y en el dinero, pero que ha sido precedido por una "acumulación originaria" de capital fundada en el pillaje, la extorsión, la usura, la guerra, etc.) en manos del burgués se enfrenta al trabajo vivo como capital, a pesar de que en su génesis está el trabajo no pagado. En tal sentido, el capital como relación social (no como "cosa") no es más que trabajo objetivado, pero sin embargo, aparece como si él portara una cualidad "ontológica" que le permite crear por si sólo la riqueza, autovalorizarse.

Al respecto dice Marx en los GRUNDRlSSE:

"El capital está realizado ahora no sólo como valor que se reproduce a si mismo y por tanto se auto perpetua, sino como valor que pone valor. A través de la absorción en si mismo del tiempo de trabajo vivo, por un lado, y del movimiento de la circulación que le es propio (en el cual el movimiento del intercambio resulta puesto como el suyo propio, como proceso inmediato del trabajo objetivado) se comporta consigo mismo como lo que pone nuevo valor.

El capital se comporta ante la plusvalía como si fuera él su fundamento, como si lo hubiera creado,(...)"( ²)[...] el proceso de producción inmediato toma la forma del poder productivo del capital, que ya no puede reconocerse como el poder productivo del trabajo

Para Marx este proceso donde el capital aparece como el "valor que pone valor" está signado por una Inversión: el predicado aparece como sujeto, es decir, el capital siendo un producto de la plusvalía, (resultado del proceso de valorización donde el obrero restituye el valor del salario y produce trabajo excedente) aparece como el factor generador del proceso.

De allí que Marx también señale en EL CAPITAL lo siguiente:

"(...) De este modo la extorsión de trabajo sobrante pierde su carácter específico; su relación especifica con la plusvalía se oscurece, y a facilitar este resultado contribuye, como se puso de manifiesto en el Libro I, IV, el hecho de que el valor de la fuerza de trabajo se exponga bajo la forma de salario. La relación del capital se mistifica al presentar a todas sus partes por igual como valor remanente (ganancia).

El modo como la plusvalía se convierte en la forma de ganancia mediante la transición a través _ de la cuota de ganancia, no es sino la prolongación de la inversión sujeto y objeto operada ya durante el proceso de producción. De allí veíamos como todas las fuerzas productivas del trabajo se presentaban como fuerzas productivas del capital (...) Y esta relación invertida hace surgir necesariamente, ya en el plano de las simples relaciones de producción: una idea invertida congruente, una conciencia transpuesta, que los cambios y modificaciones del verdadero proceso de circulación se encargan de desarrollar",

En estas líneas Marx señala en primer lugar, como la extorsión del trabajo queda oscurecida en la relación salarial. La especificidad de la explotación desaparece y se encubre la relación capitalista a través de la inversión sujeto-objeto.

Esta relación invertida en el proceso de circulación, hace surgir también una idea y una conciencia invertida, es decir, para el "sentido común"  que aparece en la superficie es que toda ganancia es un valor remanente que surge en el intercambio, ficción ésta que el proceso de circulación se encarga de desarrollar.

Abundando en esta última cuestión, Marx dice:

"(...)Pero como la concurrencia, y por tanto, en la conciencia de sus agentes, todo se presenta invertido, también aparece invertida esta ley, es decir, esta conexión íntima y necesaria entre dos cosas que aparentemente se contradicen(...) Todo esto responde a un desconocimiento de lo que es la cuota general de ganancia y a la idea burda de que los precios se determinan en realidad por el recargo de una cuota más o menos arbitraria de ganancia sobre el valor de las mercancías. Pero estas ideas, a pesar de lo burdas que son, brotan necesariamente de la inversión que las leyes inmanentes de la producción capitalistas sufren dentro del mundo de la concurrencia. "

Las ideas burdas que surgen en el mercado, en la compra-venta de mercancías, hacen ver que la ganancia es un recargo que se le hace al valor de los bienes, de tal forma que no hay "rastros" de su verdadero origen.

En otro texto, TEORlA DE LA PLUSVALIA, Marx establece un enlace entre el enfoque de la economía vulgar y el proceso de mistificación del capital:

"Tal como los economistas vulgares lo conciben, es pues, el interés y no la ganancia el que brota como una plasmación de valor del capital de por si, de la mera propiedad del capital, como una renta especifica derivada de éste. Desaparece todo resto de intermediarios: es pues, el fetichismo completo (..)"

"Desde el punto de vista de la economía vulgar, que pretende hacer pasar el capital como la fuente sustantiva del valor, esta es una fórmula perfecta, una fórmula en que las fuentes de la ganancia pierden toda fisonomía y en la que el resultado del proceso capitalista reviste una existencia independiente, desligado del proceso mismo (…)"

Ahora en otro nivel que ya no son los precios o la ganancia, sino que es el interés, aparece de nuevo el proceso de inversión: el interés brota del capital no se sabe por qué arte de magia, como una renta derivada de si mismo, desapareciendo toda mediación con la esfera de la producción, se trata de un fetichismo completo que le viene al pelo a los agentes ideológicos de la burguesía: el capital es la fuente sustantiva del valor, no hay por tanto explotación ni extorsión del trabajo, sino que lo que existida seda un régimen de libertad, justicia e igualad. La ganancia se convierte en un premio a la libre iniciativa y al riesgo, una especie de remuneración al ahorro y al esfuerzo personal del capitalista. De allí que el fetichismo no sea tan inocente, y como veremos a continuación, tal percepción de la economía está en sintonía con los intereses ideológicos de la clase dominante.

b.- Papel de las relaciones aparenciales en esta mistificación del capital.

Para Marx todo del proceso que examinamos anteriormente está cruzado por un velo apariencial, siendo en tal sentido una realidad que no es evidente a simple vista, no es transparente a la percepción sensorial. Así encontramos el enmascaramiento de un conjunto de relaciones: entre la extorsión del trabajo y el salario, entre la plusvalía y la ganancia, entre la ganancia y el interés. Tales encubrimientos nublan el tejido social e histórico de las relaciones de producción capitalista.

Este proceso de "mistificación" del capital tiene que ver con la supeditación del análisis a la esfera de la circulación, de la distribución y el intercambio. En esta superficie de la realidad económica no se puede encontrar más que "apariencias", conduciendo a los capitalistas y sus agentes ideológicos al más burdo empirismo:

 "(…)esta confusión de los teóricos revela mejor que nada como el capitalista práctico prisionero de la lucha de la competencia e imposibilitado para ahondar en modo alguno debajo de la superficie de sus fenómenos, tiene que sentirse incapaz para captar a través de las apariencias la verdadera esencia interior y la estructura interna de este proceso"

Ahora bien, en este caso no tan sólo se trata de un obstáculo que confrontan los burgueses en el proceso de conocimiento, sino que tal error, omisión o escamoteo epistemológico, es funcional al interés de justificar la dominación, de legitimar el lucro y la ganancia fundada en la explotación del trabajo. De tal forma que el hecho de que no se trascienda la apariencia, el nivel del dato empírico, la sacralización de la apariencia inmediata, no es un problema de "neutralidad axiológica", de objetividad científica. Los intereses de clase ocultan todo nexo o articulación del proceso de producción, y en tal sentido existe un esfuerzo por:

- "que a nivel de la fábrica, el proceso de trabajo sea concebido como un proceso "natural" o como un hecho tecnológico, sin considerar su articulación con el "proceso de valorización".

- que el salario siga mistificando la relación entre el trabajo necesario y el  trabajo excedente.

- que la mercancía haga aparecer invertida la relación social, desapareciendo la distinción entre trabajo abstracto y trabajo concreto.

- que el dinero y el interés aparezcan automatizados, como dinero que crea dinero, y no como metamorfosis del trabajo cristalizado, riqueza abstracta que es generada por el trabajo"

Tal esfuerzo de encubrimiento y de apología por parte de los agentes Ideológicos burgueses es lo que Justifica que nos veamos Inexcusablemente comprometidos a Investigar y debatir con seriedad, develando tales relaciones aparenciales, pues de lo contrario estaríamos bajo la supeditación de tales mistificaciones y por ende ayudando en la preservación del dominio del capital, facilitándole su legitimación ético-política.

Esta crítica epistemológica se reitera en las BASES PROGRAMATICAS a partir de la reivindicación del marxismo y más específicamente la Ley del Valor que da cuenta como lo comercial-financiero de articula al proceso productivo:

“Se requiere tomar el instrumental teórico de la crítica de la economía política formulado por Marx y enriquecido por autores marxistas para fundamentar una crítica de la economía política de la transición que dé respuesta a los problemas generales pero también a los concretos e inmediatos. En particular es necesario rescatar la ley del valor que propone un esquema de análisis del capitalismo basado en la jerarquización del proceso productivo y en la centralidad de la explotación y que analiza los fenómenos comerciales y financieros refiriéndolos a su determinación productiva.”

La vigencia de la Ley de Valor en la transición socialista es una problemática abierta desde  la NEP propuesta por Lenin en la URSS en 1920  hasta llegar a las actuales reformas que se están impulsando en Cuba. En tal sentido, en el año 2009 entregamos a la dirección nacional del PSUV, específicamente a Héctor Navarro para entonces responsable de formación, una propuesta investigativa (2) sobre esta temática, bajo la huella de la siguiente pregunta ¿ SE PUEDE CONSTRUIR EL SOCIALISMO PERPETUANDO LA ENAJENACION DEL TRABAJO ? ¿ Cuál es el papel de las categorías mercantiles en la transición ?

En tal sentido, resulta ser un avance decisivo en el terreno ideológico  las BASES PROGRAMATICAS proponga emplear el instrumental teórico marxista para construir  nuevos indicadores en las cuentas nacionales como soporte de la evaluación y planificación, sustituyendo el rentismo por el desarrollo endógeno sustentable. En esa perspectiva, se señala;

“La lucha contra la explotación capitalista implica necesariamente el manejo del instrumental teórico de la crítica de la economía política formulada por Marx, y la construcción de un nuevo sistema de cuentas nacionales, sustentado en este instrumental teórico, que permita establecer nuevos indicadores para la planificación y para la evaluación del desenvolvimiento de la economía en relación con el mejoramiento de las condiciones materiales de existencia de la sociedad y no de la acumulación del capital, para mostrar la superioridad de las nuevas relaciones sociales de producción y de propiedad. La lucha por la humanización del trabajo plantea la tarea de sustituir el modelo desarrollista rentista de la economía venezolana por un modelo de desarrollo endógeno integral y auto sustentable…”

“Sólo es posible avanzar en la eliminación del capitalismo si se eliminan las relaciones sociales de producción basadas en la explotación del trabajo ajeno y, por consiguiente, si se eliminan los procesos de acumulación privada del capital basados en la ganancia producida por la explotación del trabajo. A su vez, una de las condiciones para eliminar la explotación del trabajo ajeno, es la eliminación de la propiedad privada de los medios de producción esenciales, en particular, la propiedad privada monopólica. Este es un principio de la construcción del socialismo…”

Igualmente, en estas bases programáticas, se plantea el nexo entre la eliminación de la explotación del trabajo y el desarrollo endógeno:

“Impulsar un modelo económico socialista basado en el desarrollo endógeno sustentable, lo que implica la lucha por la eliminación progresiva de la explotación capitalista del trabajo ajeno y la apropiación individual y privada de sus productos…”

“El desarrollo endógeno promueve nuevas formas de organización social de carácter integrador, capaces de generar nuevas relaciones sociales de producción basadas en nuevas formas de propiedad de carácter socializantes; promueve la humanización del trabajo mediante la eliminación de la explotación, expropiación del trabajo ajeno…”

En cuanto a las relaciones mercantiles capitalistas, sus formas de distribución y los patrones de consumo enajenados, en las BASES PROGRAMÁTICAS se plantean igualmente, nuevas formas de distribución y  de consumo:

“1. Unificar la relación producción–consumo y tender a eliminar la intermediación comercial capitalista. Es necesaria una rearticulación de los procesos productivos desde un enfoque integral conjuntamente con los procesos de circulación/comercialización. 

2. El problema fundamental no es tanto la red de circulación sino dilucidar los mecanismos que el capitalismo utiliza, especialmente, la publicidad y la propaganda, para generar necesidades sociales artificiales y diferenciadas en sectores como la clase media y profesionales (consumo de clase), la juventud (consumo etario), las mujeres (consumo de género), etc. Es necesario desarticular la comercialización como pivote de sobreexplotación [la especulación opera como una renta adicional para el comerciante a cargo del trabajador] que extrae recursos de los productores, del estado y de los consumidores, lo que hace los circuitos de comercialización se conviertan en una fuente de acumulación de capital que condiciona los circuitos productivos que le subyacen.

 3. Es necesario cambiar radicalmente los patrones culturales de consumo. Mientras no se cambie el patrón de necesidades sociales, la jerarquía de las mismas, la manera de satisfacerlas [colectiva o individualmente, en base al estado o la empresa privada] es muy difícil resolver tanto los problemas productivos como los de circulación/comercialización. Es necesario dilucidar la dinámica y la relación entre los patrones culturales de consumo, los patrones productivos, los patrones tecnológicos y fundamentalmente los patrones de acumulación del capital, así como la estructura de la industria de publicidad y su relación con los medios de comunicación privados y su incidencia en la configuración del imaginario social.

 4. Es necesario tender a eliminar la intermediación del comercio capitalista: acercar, unificar y transparentar la relación producción-consumo [soporte de la planificación de qué, cómo y cuánto se produce y cómo se distribuye] creando cadenas de comercialización de carácter socialista basadas en la transformación de los patrones culturales y de consumo de carácter colectivo y comunitario, es decir, satisfacción del consumo socialmente necesario con sentido austero y solidario, con una participación creciente del comercio comunal.”

Aplicando las 3R encontramos que una revisión sumaria nos indica que las anteriores orientaciones teórico-ideológicas no han sido empleadas en la elaboración de planes y programas económicos del gobierno bolivariano .Por ello, la rectificación y reimpulso en el marco de la 3R, involucra llevar a la práctica tales premisas.

Como proceso de rectificación y reimpulso en la superación de la economía rentista hay que  impulsar un nuevo modelo productivo, de  distribución, circulación y consumo ANTI-CAPITALISTA en correspondencia con las orientaciones que están en las BASES PROGRAMATICAS DEL PSUV:

1. Modelo económico socialista basado en el desarrollo endógeno sustentable, eliminación de la explotación capitalista del trabajo

2.-Trascender la organización mercantil y colocar en el centro de toda relación social, las potencialidades humanas más nobles

3. Eliminación de la propiedad privada monopólica sobre los medios de producción, especialmente los esenciales.

4. Promoción de la propiedad comunal, formas de propiedad colectiva que sólo pueden usufructuarse en comunidad.

5.. Articular el nexo entre los patrones culturales de consumo y los patrones productivos imperantes

6. Hacer Transparente la relación producción-consumo, soporte de la planificación de qué, cómo y cuánto se produce y cómo se distribuye.

También el desarrollo endógeno sustentable posee expresiones concretas en la economía comunal (3) tal como se establece en las finalidades de la Ley Orgánica del Sistema Económico Comunal, Art. 4, numeral 2:

“ Impulsar el Sistema Económico Comunal a través de un modelo de gestión sustentable y sostenible para el fortalecimiento del desarrollo endógeno.”

De la misma forma, hay una articulación del poder popular, la propiedad social y el Estado Comunal, tal como lo define el Art 8, numeral 8 de la Ley del Poder Popular:

“…el poder es ejercido directamente por el pueblo, con un modelo económico de propiedad social y de desarrollo endógeno sustentable,

De allí la especial atención que  merece en el desarrollo endógeno-sustentable en la perspectiva de la economía comunal:

•Se trata  del desarrollo “desde adentro y por dentro”, con y para la gente, dando cuenta de las particularidades regionales y nacionales, potenciando sus fuerzas propias.

•Impulsa la transformación de los recursos naturales, construyendo cadenas productivas, eslabonando la producción-distribución y consumo.

•Aprovecha eficientemente la infraestructura y capacidad instalada.

•Promueve la adopción de  un nuevo estilo de vida y de consumo.

•Desarrolla  nuevas formas de organización tanto productiva como social.

•Construye  redes productivas de diversos tamaños y estructuras tecnológicas.

Los anteriores señalamientos sobre el desarrollo endógeno insertado en el  modelo productivo socialista y su articulación con el poder popular y la economía comunal, permite plantearnos la constitución de proyectos y redes socio-productivas de diversas índole en espacios territoriales concretos: barrios, caseríos, urbanizaciones, parroquias, creando  ASOCIACIONES PRODUCTIVAS ENDÒGENAS SUSTENTABLES  para fortalecer de la economía comunal y el tejido productivo socialista en pequeña escala.

De allí las premisas que orientan estas iniciativas, enmarcadas en las anteriores consideraciones del modelo productivo socialista y que le dan direccionalidad a  las nuevas asociaciones productivas:

1.- Los nuevos proyectos productivos pueden ser promovidos por el gobierno revolucionario, naciendo como propiedad social colectiva, siendo una especie de “injertos”  en medio de la producción capitalista, según la caracterización hecha por el Cmdt Chávez

2.- Pueden regirse por una planificación consciente, enfrentando las relaciones mercantiles y de mercado, a través de empleo de los pedidos y cupos, estableciendo un precio justo y asumiendo otra manera de distribuir el excedente: remunerar el trabajo de una manera integral, pagar deudas y reponer equipos, aportar a la comunidad, ampliar la capacidad productiva.

3.- En su seno se puede confrontar la división social de trabajo capitalista atenuando las jerarquías y las diferencias salariales, achatando o aplanando estructuras, formación polivalente e integral, rotación en los cargos y humanización de la jornada de trabajo, simplificación de trámite y recaudos.

4.- También se puede colocar el énfasis en el desarrollo local y en el empleo de tecnologías apropiadas y socialmente apropiables que permitan incrementar las oportunidades para el trabajo liberador, dicho de otra manera que no sean “ahorradoras de mano de obra”, sino que se inscriban en los nuevos valores sobre la “rentabilidad” y la “productividad” que rompe con la LOGICA DEL CAPITAL.

5.- Estas asociaciones productivas tienen como punto de partida el diagnóstico participativo, desarrollando una metodología implicante centrada en el dialogo de saberes, en la valorización de los acervos culturales y productivos de la comunidad, en el reconocimiento de la vocación y potencialidades de cada contexto.

6.- Estas nuevas asociaciones productivas, requieren apoyo institucional y cambio en algunas normativas que pueden obstaculizar su desarrollo (código de comercio, régimen de compras, registros de proveedores, ley de licitaciones).

7.- Igualmente, la propuesta de redes socio-productivas demanda de la sinergia y coordinación interinstitucional, tanto a nivel gubernamental como en las instancia del movimiento social, Consejos Comunales, Comunas. Aquí cobra vigencia la idea de “telaraña” que se va tejiendo, en la metáfora del Cmdt Chávez

Como conclusión, podemos sostener  que este conjunto de planteamientos sobre el nuevo modelo productivo, como legado que está en las BASES PROGRAMATICAS DEL PSUV, son precisiones político-ideológica para concretar el PLAN DE LA PATRIA en la economía comunal, territorializando su concreción en el espacio local..

(1)     Carlos Lanz Rodriguez “LA RECONVERSIÓN INDUSTRIAL EN EL NUEVO MODELO DE ACUMULACIÓN”. Ediciones Primera Línea. Caracas. Octubre 1990.

Carlos Lanz Rodriguez. El legado de Chávez y la municipalización del Plan de la Patria. Julio de 2013

(2) PROGRAMA DE FORMACION SOBRE LA VIGENCIA DE LA TEORIA DEL VALOR-TRABAJO EN LA TRANSICION SOCIALISTA - Enero de 2009

                                                                                                                                                                           

1.- ANALISIS MARXISTA DEL CAPITALISMO

Marx, Carlos. El Capital, tomo I , II, III. Fondo de Cultura Económica, México, 1973.

- Manuscritos económicos y filosóficos de 1844, Editora Política, La Habana, 1965.

 Cartas sobre El Capital, Editorial de Ciencias Sociales, La Habana, 1976

Carlos Marx. Elementos fundamentales para la crítica de la economía.

Política. Siglo XXI Editores. España. I972.

Capítulo VI ( Inédito )del Capital.   Edit .Siglo XXI.1972

 Teoría de la plusvalía. Alberto Corazón Editor Madrid.

2.- LAS CONTRADICCIONES DEL REGIMEN DE PRODUCCION CAPITALISTA: SU CRISIS PERIODICA.

Mijail Ivanovich Tugán-Baranoviski. Fundamentos teóricos del marxismo

. El derrumbe del orden económico capitalista. En El Marxismo y

el Derrumbe del Capitalismo. Siglo XXI Edil. México 1978

Rosa Luxemburgo. La acumulación del capital o en qué han convertido

los epílogos la teoría de Marx. Una anti-critica. El Marxismo y el Derrumbe

del Capitalismo. pág. 379.

Natalie Moszkowska. Contribución a la crítica de las teorías modernas

de las crisis. Cuadernos de Pasado y Presente Nº 50. México 1978, pág.97

Paúl M. Sweezy. Teoría del Desarrollo Capitalista. FCE. México 1974,

 Henrik Grossman. La Ley de la acumulación y del derrumbe del

sistema capitalista. Siglo XXI Edil. México. 1979. págs. 85-86.

Paúl Mattick. Marx y Keynes. Ediciones Era. México. 1975.

Manuel Castell. La teoría de la crisis económica y las transformaciones

del capitalismo. Siglo XXI Edil. México 1978. Págs.

 Christian Palloix. Proceso de producción y crisis del capitalismo. H.

Blume Ediciones. España. 1980, págs. 112,282.

3.- EL DEBATE SOBRE LA TEORIA DEL VALOR

Dobb, Maurice. Teorías del valor y de la distribución desde Adam Smith.  Siglo XXI, Madrid, 1975.

Garegnani, Pierangelo. "La realidad de la explotación"; "Por el reencuentro de Marx con los clásicos" en Debate sobre la teoría marxista del valor, Pasado y Presente 82, México, 1979.

Rosdolsky, Román. Génesis y estructura de El Capital.  Siglo XXI, México, 1979.

Rubin, Isaac. Ensayo sobre la teoría del valor, Cuadernos de Pasado y Presente n 53, México, 1985.

Valle Baeza Alejandro. Valor y precio. Una forma de regulación del trabajo social. UNAM, México, 1991.

Dostaler, Gilles. Valor y precio. La historia de un debate, Terra nova, México

De Vroey, Michael. "La teoría marxista del valor: balance crítico de los debates recientes", en Lecturas de Economía, n 27,1988, Bogotá.

Hogdson, Geoff. "La teoría de la caída de la tasa de ganancia" Teoría, n 1, 1979, Madrid.

Gerretana, Valentino: “Estado socialista y capitalismo de estado”, en AAVV: Teoría del proceso de transición, Cuadernos de pasado y presente, n° 46, Córdoba, 1973

4 LA NEP: PERMANENCIA DE LA LEY DEL VALOR EN LA TRANSICION SOCIALISTA.

Lenin y la NEP. Editora Política, La Habana, 1984

 “La Nueva Política Económica y las tareas de los comités de instrucción política”. 17 de octubre de 1921.

-"Sobre el cooperativismo", Obras Completas, vol. 36. Edit Progreso.Moscu

El debate soviético sobre la ley del valor, Alberto Corazón Editor, Madrid, 1974,

Nikolai Bujarin, “Teoría del materialismo histórico”  Siglo XXI Madrid, 1976

 “El ABC del comunismo”. Ediciones Júcar. Madrid 1977.

“Problemas de la edificación socialista”    -Editorial AVANCE. Barcelona, 1975.

El testamento político de Lenin. Marxists Internet Archive, 2002.

Cohen, Stephen: Bujarin y la revolución bolchevique, Siglo XXI, Madrid, 1976, p. 178-

5.-EL DEBATE INCONCLUSO  SOBRE LA VIGENCIA DE LA TEORIA DEL VALOR EN LA TRANSICION, CASO CUBA

-Guevara, Ernesto. (1961): Importancia y necesidad de la planificación en la economía nacional. Ministerio de Industria, Ciclo de Conferencias sobre planificación industrial, La Habana.Cuba.

“Sobre el Sistema Presupuestario de Financiamiento”, Obras 1957 – 1967, Casa de las Américas, 1970,

“Consideraciones sobre los costos.¨ Escritos y Discursos. Tomo 7.Editorial Ciencias Sociales. La Habana. - 1963

 Apuntes críticos a la economía política, Ocean Press, 2006

“Sobre la concepción del valor.¨ Escritos y Discursos. Tomo 8. Editorial Ciencias Sociales. La Habana. Cuba. 1963
 La Banca y el crédito en el socialismo .Escritos y Discursos. Tomo 8. Editorial Ciencias Sociales. La Habana. Cuba.  1964

“La planificación socialista: su significado”. Escritos y Discursos .Tomo 8. Editorial Ciencias Sociales .La Habana. Cuba. 1964
 El socialismo y el hombre en Cuba. Escritos y Discursos. Tomo 9.La Habana.Cuba.

Fernando, Martínez “Che, el Socialismo y el Comunismo.” Edición

Casa de las Américas. 1989.

Borrego Orlando “El camino del fuego”, Ediciones Imágenes

Contemporáneas. 2001

Bettelheim, Charles. Teoría de la planificación. Imprenta Nacional de Cuba. 1961.

La transición a la economía socialista  Barcelona: Fontanella, 1974

Cálculo económico y formas de propiedad  Madrid: Siglo XXI, 1973

Algunos problemas actuales del socialismo  Madrid: Siglo XXI, 1973

Problemas teóricos y prácticos de la planificación. Publicaciones Económicas .La Habana. Cuba.1963

“Formas y métodos de la planificación socialista y nivel de desarrollo de las fuerzas productivas”. Revista Cuba Socialista. No. 32. La Habana. Cuba. - 1964
Necesidad y condiciones de la planificación económica. Comisión Cubana de la UNESCO. La Habana .Cuba. -1961

Cuba en el 1965: resultados y perspectivas económicas. Revista Nuestra Industria Económica. Nro 18. La Habana .Cuba. - 1965

- Cossío, Miguel. (1964): Continuación del debate sobre la ley del valor en Nuestra Industria Económica. Nro 4.Cuba.

-Jessin, N. El concepto del cálculo económico y su significación metodológica para la economía política del socialismo. Revista Nuestra Industria Económica .No 9. 1964

-Kohan, Néstor. Diálogo con Orlando Borrego. 2003

- Kohan, Néstor. Estímulos morales y materiales en el marxismo del Che Guevara . Clase Abierta del 16 de agosto. Cátedra Libre Ernesto Guevara.

Universidad Popular Madres de Plaza de Mayo. Buenos Aires. Argentina. 2003
- Koslov, G. Leyes del desarrollo de las fuerzas productivas en la formación comunista. Revista Nuestra Industria Económica. No 2. La Habana .Cuba. 1963
- Lavergne, Néstor. ¨El Intercambio Mercantil en el Socialismo¨. Empresa Consolidada. 1965

- Mandel, E¨ Las categorías mercantiles en el periodo de tránsicion.¨ Revista Nuestra Industria Económica. No 3 .Pág. 142-160. La Habana.Cuba..1964

¨El debate económico en Cuba durante el período 1963-1964¨Partisans, Paris. Nro 37:1967.

- Mora, A. En torno a la cuestión del funcionamiento de la ley del valor Revista Nuestra Industria Económica. Nro 3.La Habana.Cuba. 1963

Sobre algunos problemas actuales de la construcción del socialismo en Cuba.¨ Revista Nuestra Industria Económica. Nro 14.La Habana. Cuba. - 1965
- Serguei, Shkurko. El principio del interés material y la remuneración del trabajo en la URSS. Revista Cuba Socialista. No 16.La Habana.Cuba. 1962

 Tablada Pérez, Carlos. El pensamiento económico del Che. Ediciones Casa de las Américas. La Habana.Cuba. 1987

(3)Carlos Lanz Rodriguez. La comunalización del Plan de la Patria. Febrero de 2014



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2678 veces.



Carlos Lanz Rodríguez


Visite el perfil de Carlos Lanz Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a189578.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO