¿Qué pasa realmente en la Alta Dirección Pública?

Alguien sensato puede explicar realmente qué es lo que está sucediendo con el tema de la deuda del Estado para con las Aerolíneas internacionales?

La verdad es que se hace insostenible la realidad por la que los venezolanos estamos viviendo, son varios factores y situaciones que vienen aquejando a los ciudadanos: la falta de productos y bienes de primera necesidad, ahora también con algunos servicios, que pueden no sean urgentes, pero tienen su importancia.

Ya en diversos análisis he dado cuenta de las fallas en capacidades técnicas y políticas por parte de altos directivos públicos, que terminan enlodando la gestión gubernamental, y por ende, son el germen de la crisis económica e institucional que atravezamos desde la muerte del Comandante Chávez. Sin embargo, tampoco podemos obviar la enorme presión e influencia que juegan agentes económicos nacionales e internacionales para generar una situación de desabastecimiento y falla en el sistema productivo y de distribución que afecta al ciudadano.

Es decir, tanto los actores políticos y económicos nacionales, alineados y direccionados desde el exterior, juegan un papel para desestabilizar nuestro modelo económico y por ende la viabilidad del proyecto político. Pero también, las enormes fallas y torpezas de los altos dirigentes del gobierno,  terminan convirtiéndose en un obstáculo mayúsculo para generar mejores y mayores resultados. Lo peor, es que dichos personajes están altamente atornillados en el circulo presidencial.

En el caso de las aerolíneas, según fuentes periodísticas y del sector, la deuda supera ya los 4 mil millones de dólares, lo que está afectando las operaciones de las mismas, y la reacción es la restricción y disminuciones de vuelos y ventas de asientos desde Venezuela. Lo que viene generando, un aislamiento progresivo de los venezolanos hacia el exterior.

Me imagino que deben haber diversos factores, y situaciones que no se logran aclarar y visualizar para entender mejor la crisis, lo cierto es que más allá de si es necesidad o no viajar al extranjero. Lo cierto es que quienes tenemos y hacemos vida académica y científica, y de paso hacemos esfuerzos para promover en espacios de discusión y análisis internacionales los hechos socio-políticos, la realidad venezolana sustentada en bases reales con la rigurosidad científica requerida, y así tratar de desmontar mitos y mentiras del país, estamos bloqueados para salir del país. No podemos asumir los compromisos de estudios, investigación, o asistencia a eventos científicos de relevancia que hagan que nuestra realidad sea escuchada y mostrada afuera.

No es el simple placer que nos mueve, hay intenciones reales y justas, habrá también quienes por otros motivos igualmente válidos tenga que salir del país, y esta situación que el Gobierno no termina de aclarar sigue sumándose a una serie de errores y problemas estructurales de la gestión gubernamental que están lesionando la legitimidad de la revolución.

Pareciera a veces, en los análisis más extremistas, que existe plena intencionalidad política en algunos dirigentes del alto gobierno para generar un escenario proclive a la caída de la revolución.

Podemos colocar otro ejemplo: Se puede señalar el desconcierto y descontento que está generándose en la clase trabajadora profesional de la Administración Pública Nacional (APN), cuando el Presidente Maduro anuncia el aumento salarial del 30% en el salario mínimo, y señala que la Tabla Salarial de la APN se ajustaría en consecuencia. Llegó la primera quincena después del anunció, y se sigue a la espera del ajuste en el tabulador salarial, se acerca la segunda quincena y no hay información o anuncio concreto por parte del Gobierno. En definitiva, el salario mínimo alcanzó y superó algunos niveles y pasos técnicos y profesionales y hasta directivos de la APN, con lo cual, los mecanismos de incentivo y de formación técnica y profesional se van al carajo.

Dicha política de anacronismo en el sistema de remuneración de los trabajadores de la APN y de incertidumbre en medio de un escenario político desfavorable, terminará pasando factura política. Y el alto nivel de gobierno, de espaldas a la realidad. Algo nada bueno está pasando, y el legado histórico perdiéndose.

Golpe de Timón YA.

Venceremos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1715 veces.



José Rafael Mendoza Márquez

Politólogo Venezolano. (Universidad de los Andes) Magister en Administración Pública (Instituto Universitario Ortega y Gasset - Madrid). Especialista en Análisis y Evaluación de Políticas y Servicios Públicos (Instituto Goberna - Madrid). Doctorando en Gobierno y Administración (IUOG-Madrid). Docente e Investigador Universitario (Escuela Nacional de Administración y Hacienda Pública; Escuela Venezolana de Planificación y Universidad Bolivariana de Venezuela). Analista y Consultor Político.
Blog: http://observatoriopoliticovenezolano.blogspot.com/

 josermendoza@hotmail.com

Visite el perfil de José Rafael Mendoza Márquez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: