Las campanas doblan por el Socialismo

Lamentablemente las campanas tocan a difunto, ya el cadáver del Socialismo recorre al mundo. Aquí en Venezuela, se fue junto al Comandante Chávez. Es así, por encima de la iracundia de los gobernantes, por más charlas que oficien, por más rabietas que se produzcan contra los que adversan la tesis del camino chino, afirmamos que ¡no es posible construir Socialismo en maridaje con el capitalismo!

Es mentira burda el argumento de que es necesaria la alianza con los capitalistas para  elevar las fuerzas productivas, crear riqueza y mil justificaciones falsas más. Se desconoce con este planteamiento que el capitalismo eleva las fuerzas productivas (sólo las que le dan lucro), pero también, inevitablemente, eleva la conciencia capitalista. Crea riqueza a partir de la explotación de los trabajadores, riqueza para los capitalistas, pero a la par miseria, esas son características propias del capitalismo, ningún capitalismo se escapa a ellas.

Es imposible hacer capitalismo sin crear su conciencia, sin mercado egoísta, sin su tendencia a crecer a costa de la naturaleza y del hombre, sin la expresión política de ese capitalismo, es decir sin que el gobierno, el Estado, sea burgués. Repetimos: todos los intentos por construir Socialismo con las armas melladas del capitalismo, tal como lo vaticinó el Che, han fracasado.

Aquí en Venezuela ya en lo económico y sin ningún argumento valedero, se pactó con el capitalismo. Ya la entrega económica está hecha, ahora lo que se confecciona es el “plan cisneros”, el pacto en lo político, la mediación que justifique el giro. El Plan de la Patria es nostalgia.

Ya no es posible esconderlo, aquí se entregó al Socialismo, sólo falta indagar las consecuencias de esa entrega. Podemos adelantar algunas posibilidades.

Una, ya se siente la rabia contra los que adversen la entrega, no es raro que se tenga más ojeriza a los revolucionarios que critican que a los capitalistas más destacados de este lado del mundo. Se sientan, cómodos, comparten sonrisas con los capitalistas y atacan con furor a los revolucionarios. No es extraño que esa ira desmedida pase a mayores.

Dos, necesariamente, inevitablemente, crecerá la miseria de los desposeídos y se elevará la riqueza de los capitalistas, esas son las leyes del capitalismo, siempre se cumplen. Los pactos con el diablo capitalista traen esas consecuencias.

Tres, arreciará la represión hasta llegar al fascismo, la miseria que trae el capitalismo se resuelve con represión, volverán las razzias en los barrios, desprovistos de las Misiones que ya no son rentables, lanzados a la guerra de todos contra todos, se acentuará la represión contra los factores revolucionarios, los colectivos sociales.

Y después, junto a todo lo anterior, el gobierno ya no será útil al capital robustecido y entonces, siguiendo las leyes, la lógica del capital, el gobierno desaparecerá. Quedará demostrado una vez más que el cuervo capitalista saca los ojos de los incautos que lo crían.

Los humildes distraídos amanecerán sorprendidos con el sol de lo viejo que vuelve a cubrir la miseria.

¡Entregar al Socialismo es entregar a Chávez!



elaradoyelmar@gmail.com
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2131 veces.



Toby Valderrama y Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama Antonio Aponte

Toby Valderrama Antonio Aponte

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /actualidad/a185915.htmlCd0NV CAC = Y co = US