Lo doloroso de una guerra inducida y rechazada

En la jerga comunicacional del pueblo hay un refrán que dice “Quién no quiere balas que no vaya a la guerra”, por lo general este dicho se le plantea a las personas naturales o jurídicas que tienden constantemente a asumir conductas agresivas de cualquier índole, por ejemplo: Un indebido llamado medio de comunicación en sus publicaciones diarias, tanto escritas, radiales, televisivas o internautica tales como: Redes sociales (Twitter, Facebook, Wasap, Zello, Instagram, Telegran, Blogs, correos etc.); a través de sus contenidos emite mensajes escritos u orales totalmente sesgados y distorsionadores de la realidad con montajes fotográficos, videos y películas demostrativos de hechos no ocurridos en el lugar ni en la fecha que se indican en el contenido del mensaje; toda esa estrategia diseñada con el fin de inducir al consumidor de la información a crea que esa mentira tantas veces repetida, es una verdad irrebatible e indudable; para que la elaboración de los contenidos logre penetrar la psiquis del ser humano y lo induzca posteriormente a asumir conductas extremo agresivas o de otra naturaleza, para hacerse daño a sí mismo, a su prójimo, a la sociedad y a la estabilidad de su patria.

Según Maquiavelo “El fin justifica los medios”; para Wikipedia, ello significa que los gobernantes o el pueblo han de estar por encima de la ética y la moral dominante; esta perversa y anti jurídica concepción política, ha sido la doctrina que ideológicamente han asumido todos los poderoso imperios capitalistas en la historia de la humanidad; lo único que ha cambiado en el tiempo – espacio, es las técnicas o tecnologías aplicadas para que de acuerdo a la necesidad de dominar al débil socio político, para luego despojarlo por la fuerza de sus recursos culturales, económicos, bienes naturales o artificiales. Para lograr esa apocalíptica misión y visión político económica; el extremo peligroso imperio capitalista de los EE.UU, lamentablemente anclado en territorio de nuestro Continente Americano, desde hace aproximadamente tres décadas, ha venido redimensionando y renovando el currículo y pensum de estudios de universidades y centros de investigaciones científicas (laboratorios para modernizar la efectividad de las actuaciones bélicas), la capacidad tecnológica y técnica; además de reestructurar o redimensionar toda la metodología que les permita desarrollar con asertividad y eficacia las ahora llamadas “Guerras asimétricas o de IV generación”.

En este orden de ideas, utilizan a los poderosos “Medios de comunicación” para que en sus laboratorios de “Guerra mediática” diseñen y apliquen toda una línea editorial de desinformación; para ello contratan a muy capacitados (Comunicadores sociales especialistas en: redacción, oratoria, locución, publicidad, diagramación, camarógrafo, fotografía etc.), a cineastas, dramaturgos, sociólogos, psicólogos, politólogos, abogados, ingenieros, entre otros profesionales o expertos en el ámbito de la comunicación social, todo con el único fin de utilizar al mensaje para disociar la conducta o modo de pensar y actuar del ser humano, para que les sirva como “Material y equipo de guerra”, orientada a destruir al poder político que no le es afín a sus nefastos intereses económicos y políticos imperiales; por tal motivo inducen a quienes les hacen el juego perverso, a auto destruirse y destruir su habita medio ambiental, para ello, seleccionan minuciosamente a personas con “genotipo criminal”, les hacen lavado cerebral, luego los entrenan para que asuman conductas extremo agresivas contra sus semejantes.

Nuestra patria venezolana y Latinoamérica en general, históricamente ha sido víctima de las apetencias desmedidas tanto políticas como económicas, del imperio capitalista y sus cipayos endógenos (Tanto la burguesía ultra derechista conservadora, como los políticos hambrientos de poder económico); toda esta pleya de ciudadanos y ciudadanas con mentalidad esclavista y excluyente, que asumen comportamientos xenófobos; por lo general tienen muy poca empatía patria, por tanto su conducta la orientan a realizar acciones y actividades dirigidas a amasar bienes de fortuna; si para ello tienen que contratar a criminales, drogadictos y desadaptados sociales, lo hacen porque el fin justifica el medio; todo lo que le ha ocurrido a mi patria venezolana en el transcurrir de los 15 años de revolución socialista, con menor o mayor intensidad, es prueba fehaciente de que a los gobiernos de los EE.UU lo único que les interesa, es apoderarse a “Trocha y mocha” de los recursos naturales (Petróleo, gas, acuíferos, etc.) además de la envidiable posición geográfica y geopolítica que posee hoy la República Bolivariana de Venezuela); de tal forma que para lograr tan nefasto propósito, han utilizado las más inimaginables estrategias políticas, que van desde penetrar ideológicamente al proceso revolucionario socialista en tanto el ámbito civil, así como militar, para que incurran en actos de deslealtad ideológica doctrinaria, asumiendo conductas corruptivas en lo administrativo y en desacato de la CRBV y la ley; hasta aplicar la desestabilización económica, política y social, mediante la el acaparamiento e híper especulación con alimentos, medicinas y otros productos de consumo masivo, escamotear las divisas de la nación aprovechando la debilidad del Estado en estricto control cambiario, atentar con actos extremo terroristas destructivos y sabotajes contra bienes físicos del Estado y de la propiedad privada, violar el derecho a la vida de venezolanos, venezolanas civiles, militares y otros residentes en el país; generar fugas masivas de privados de libertad en las cárceles, destruir aberrantemente a la vegetación, asesinar animales, amenazas, intimidaciones, chantajes, coacciones a personas afectas al proceso revolucionario; en fin una guerra atroz, que el Estado revolucionario socialista presidido por el valiente, aguerrido y comedido Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela Sr. Nicolás Maduro Moros y el equipo ministerial que lo acompaña.

Mi patria venezolana y su pueblo, siempre ha tenido la capacidad de poner al imperio capitalista de los EE.UU en su justo lugar, hoy más que nunca cuenta con el decidido respaldo y apoyo de los países que integran la Patria Grande Latinoamericana y caribeña; ya el Estado terrorista imperial capitalista de los E.U.A, no le es tan fácil continuar aplicando la “Doctrina Monroe”; El Estado venezolano constitucional y legalmente tiene todo el derecho de defender la soberanía nacional; con la manipulación y distorsión mediática, no podrán ocultar la verdad de los hechos delincuenciales y criminales cometidos en casi dos meses de guerra asimétrica y desobediencia civil, patrocinados y financiados por los EE.UU y la reaccionaria oligarquía nacional e internacional; por tanto los Poderes Públicos del Estado venezolano en aras de preservar la PAZ y CONCILIACIÓN NACIONAL, apegados a Derecho, han actuado, actúan y actuaran dentro del marco de la CRBV y las leyes respectivas, para someter a juicio a todos y todas ciudadanos y ciudadanas que científicamente comprobado hayan incurrido en actos de desacato al marco legal, sean funcionarios públicos militares o civiles, personas afectas a la revolución o personas opositoras al proceso revolucionario; porque “Quién no quiere balas que no vaya a la guerra”


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1278 veces.



Freddy Marcial Ramos


Visite el perfil de Freddy Marcial Ramos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a185263.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO