Winston, Maglio, el Potro y otros, Antes y Después del 8-D. ¿Que Mensaje se Esconde?

Antes de exponer lo que deseo tratar en esta nota, es necesario reconocer el gran trabajo desplegado por los candidatos que el PSUV colocó y que no venían de un ejercicio directo con la política. Estos camaradas merecen todo nuestro respeto y consideración. Vale y merecen que le debemos las gracias por su trabajo y entrega. Demostraron una vez más que son extraordinarios seres humanos y comprometidos con el proyecto y con los ideales de Chávez. Es digno de admiración, por lo menos para mí; el coraje mostrado por Winston y el potro ahora y antes.

Expresado esto, conviene decirnos que si no somos muy duros de entender, es claro que algunas decisiones a dedo que tomó el PSUV para este 8-D, se enmarcaron total, clara y perfectamente como una estrategia de ganar votos. Esto no es lo mismo que decir una estrategia política, que supongo yo es esto electoral y algo más. El PSUV lo pensó así por muchas razones, que efectivamente los militantes no vemos claramente o no queremos entender.

Así que está claro las razones de estas candidaturas y aunque algunas no ganaron, sumaron votos y con ello se ayudo a la estrategia de ganar votos para el plan que venía luego de poner esto como un plebiscito y dar luz verde para crear el caos. Esto quiere decir que fue electoralmente una buena decisión, pero políticamente guarda una tremenda y enorme falla, respecto a una de las situaciones que hemos y estamos promoviendo como asunto emblemático del proyecto: Democracia Protagónica y Poder Popular.

Este asunto del cambio hay que observarlo y tratarlo POLITICAMENTE y no siempre sobre la base de sacar votos.

Qué alguien me explique, cómo es que la elección para escoger a las autoridades que se encuentran más cerca de los ciudadanos, se haya optado en algunos municipios muy importantes y claves por camadas muy buenos como seres humanos y comprometidos con este proyecto, pero algo desconectado con el ejercicio activo de la política, cuando hemos venido hablando desde 1999 de democracia protagónica y un poquito más tarde; la idea de democracia protagónica la hemos profundizado con la del Poder Popular. Cómo es que en estos municipios y en muchos otros; las candidaturas salieron de otro lado, que no fue precisamente el Poder Popular.

El PSUV evaluó ciertos escenarios y creyó que no tenía gallo para competir con la derecha. O sea, no tenía liderazgo ahí donde deberíamos tener muchos líderes porque para qué promovemos y creemos en el Poder Popular. Un error o una falla que pone al descubierto cómo ha venido concretándose estos que hemos promovido y que se ha denominado fortalecimiento al Poder Popular.

Si efectivamente hubiésemos promovido un fortalecimiento del Poder Popular; la calle y las comunidades han podido ser una cantera de líderes, que los hay y mucho, pero carecen de apoyo institucional por parte del PSUV. Este asunto es clave en las evaluaciones que se hagan.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4170 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a178517.htmlCd0NV CAC = Y co = US