Dialéctica de la revolución

La contundente victoria del Gran Polo Patriótico en las elecciones municipales confirma el indiscutible apoyo que las masas populares otorgan al Proyecto Bolivariano. En una revolución el poder político reside en las masas populares y la experiencia enseña que en Venezuela esas masas populares han sido factor decisivo en la derrota de las amenazas contra el gobierno revolucionario por parte de la contrarrevolución. La victoria supone también un alerta contra el triunfalismo, un grave peligro para el proceso revolucionario. La transformación social necesita la máxima atención a la realidad. La profundización del cambio es la dialéctica implacable de la revolución y el estancamiento es la muerte inevitable.

El cambio está referido a la estructura de la sociedad, es decir, a su composición de clases. La revolución anticapitalista implica la unidad y organización de la clase social que es la adversaria estructural del capital. El cambio significa la sustitución del régimen social del capital, no el simple cambio político del capitalismo, que, a juicio de István Mészáros, fue lo que ocurrió en la Unión Soviética. Allí permanecieron los elementos fundamentales del capital: la acumulación, la expansión y la división social jerárquica del trabajo. El hundimiento de la URSS fue el primer hecho de la crisis estructural del capital.

El simple cambio en la superficie política es una real amenaza para la revolución, la cual exige el protagonismo activo de la clase obrera. Con indiscutible razón el Presidente Maduro ha dicho: ”Sin la unidad de la clase obrera no hay socialismo”. Reviste suma importancia que el máximo dirigente del movimiento de liberación nacional y social tenga perfecta claridad del problema básico, porque hay quienes se ve arrastrados por las diferencias políticas circunstanciales y olvidan la cuestión central: la lucha de clases.

En esta columna hemos afirmado que Bolívar nos da el mejor ejemplo de una estrategia revolucionaria, cuando asumía el patriotismo como cuestión principal: “Americanos, contad con la vida aun cuando seáis culpables”. Esta estrategia le confirió la victoria. La I y la II República habían sido derrotadas por Monteverde y Boves, que arrastraron a la masa de indios, negros esclavos y pardos. La traición a estas clases, tras la muerte de Bolívar y la liquidación del Ejercito Libertador, significo que Latinoamérica y el Caribe sufrieran 200 años de humillación nacional.

El materialismo histórico y la experiencia de nuestros pueblos confieren a la Revolución Bolivariana un claro fundamento científico: la revolución es de liberación nacional en transición al socialismo. Esto quiere decir que las clases explotadas, a cuya cabeza se encuentra la clase obrera, son el factor dirigente de la revolución. La unidad dialéctica, es decir, contradictoria, de las clases que constituyen el bloque histórico motriz de la revolución tiene como sector social dirigente a la clase obrera, la cual es a su vez la garantía de avanzar al socialismo y al permanente progreso hacia nuevas estructuras sociales. Es, repetimos, la implacable dialéctica de una revolución verdadera.

Las masas populares, encabezadas por la clase obrera, constituyen la base social de la transformación revolucionaria que está planteada en Venezuela, desde el momento mismo en que nuestros libertadores acometieron la hazaña de llevar acabo la independencia. Esta se vio después frustrada por el abandono de las clases sociales que garantizaban su consolidación. La unidad nacional no era posible al excluir a la inmensa mayoría de la población. Los grandes saltos históricos de la humanidad han sido posibles por la unidad de los pueblos.

La unidad nacional que requiere la Revolución Bolivariana solo puede alcanzarse mediante la unidad de la clase obrera.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1488 veces.



Roberto Hernández Wohnsiedler

Abogado y Sociólogo. Fue diputado, vicepresidente de la Asamblea Nacional, Ministro del Poder Popular del Trabajo y Seguridad Social y militante del Partido Comunista de Venezuela (PCV). Es autor del libro La Clase Obrera y la Revolución Bolivariana.

 robertohernandezw@gmail.com

Visite el perfil de Roberto Hernández Wohnsiedler para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Hernández Wohnsiedler

Roberto Hernández Wohnsiedler

Más artículos de este autor


Notas relacionadas