Para luchar contra los acaparadores el satélite Simón Bolívar y el censo de galpones

¡Qué tal, camarada! Se puso más emocionante la vida de nuestra Patria, porque nos encanta estar ganando, con las medidas que está aplicando el comandante Maduro.
“Masduro” contra las irregularidades.

Venezuela–donde ahora nadie anda apendejeadoya que estamos bien informados menos los escuálidos que no escuchan nada sobre las acciones revolucionarias “positivas”, sólo de las negativas de tanta inmundicia mediática–,toda conoce de las sinvergüenzuras de oficialistas y opositores.

Todos los conscientes “maduros” sabíamos que estaba ocurriendo una súper especuladera con lo del dólar paralelo. Que era irracional que todo subiera sujeto a un valor especulativo.

Y mire que lo discutimos con mucha gente, incluso familiares cercanos, menos mal que Maduro nos dio la razón.

Bien. Antes, sin las medidas revolucionarias, se lograban incautar mercancías acaparadas y otras cosas con allanamientos a galpones, pero luego de la arremetida contra el hampa grande han aparecido muchos galpones enrollados con ilícitos.

La semana pasada descubrieron en Zulia un galpón con 14.000 electrodomésticos. Ayer (20) en Maracaibo en un galpón 5.000 varios modelos de equipos de aires acondicionado. Hoy dos galpones en Puerto Ordaz con 250.000 litros de combustible.

Y aún las acciones revolucionariaslos vándalos continúan y aparecen galones llenos de mercancías.

Siguen cometiendo irregularidades acostumbrados a que nunca les hicieran nada, nunca los buscaban, tienen un “amigote”, o saben a quién sobornar y esperarán que baje el revolcón revolucionario.

O sabiendo lo que hacían,nunca los perseguían.Complicidad lo llaman, creo.

Pues bien, apoyándonos en la alta tecnología de estos tiempos de Revolución gracias a…

Chávez (todo es y será gracias a Chávez, el gran ideólogo del socialismo moderno), debemos, o sugiero, realizar un catastro de almacenes. De galpones.

Estimo que él, o nuestros satélites, Simón Bolívar, pueden producir un mapa con ubicación por GPSde todas esas instalaciones.

Aunque pudiese ser mejor utilizando un avión especial del Instituto Geográfico “Simón Bolívar” para realizar aerofotografías que permitiera efectuar un censo de galpones, y otras cosas.
De esa calidad de avión sólo tiene otro Canadá. Que yo sepa hasta el 2007.

Viene una triste anécdota. Cuando Tarek Saab me juramentó en el Parque Andrés Eloy Blanco de Puerto La Cruz, como Presidente del Comité Estadal de la Vivienda, sentí que tenía la oportunidad de ordenar y planificar un desarrollo ordenado de hábitat en Anzoátegui.

Ese Comité, CEVANZ, fue producto de un decreto presidencial para todos los estados y se encargaría, como mencioné, de coordinar con todos los INMUVI, Institutos Municipales de la Vivienda.

Y comencé a programar pequeños foros con los presidentes de los INMUVI, mi buen joven equipo de trabajoy cada una de las empresas de servicios para conocer las condiciones de sus instalaciones y capacidad de suministro, fundamentales para desarrollar terrenos. (Hidrocaribe, Eleoriente, etc.).

Nos llevamos grandes sorpresas. La más fuerte y delicada, la incapacidad de Eleoriente de suministrar energía de manera confiable ya que atravesaba, desde ese entonces, 2007, una tremenda crisis.

Llamé a Tarek sugiriéndole que decretara “Emergencia Eléctrica” en Anzoátegui, pero no hubo interés. Para curarme en salud, envié un informe detallado con los cuadros presentados por la gente de Eleoriente, alertando la situación. Quedó en un papel más.

Si Tarek se hubiese montado en esa proposición, inclusive sirviendo como detonante en otros estados, tal vez, nos hubiésemos adelantado a la crisis posterior.

Uno de los factores que impulsé fue la necesidad de actualizar un censo sin tener que esperar el Censo Nacional que se debe hacer cada 10 años y me entrevisté con el Estadístico Elías Eljuri, académico preparado por demás, en su condición de presidente del INE.

Proponía que en vez de hacer un censo con la metodología y solicitud de información tradicional, realizáramos uno donde cada comunidad se censara a sí misma. Adiestrar a los censores de cada comunidad, ya que conociéndose todos los vecinos no quedaría nadie por censarse.

Incluso, hasta conocer quiénes son alteradores del orden social.

Antes las personas ocultaban a los enfermos delicados; a algunos discapacitados, etc. y con la participación de todos, nadie quedaría sin censarse. Saber cómo los atenderíamos, y quiénes trabajan, los desempleados, y toda la información básica.

O sea, Planificar el Desarrollo de las comunidades, del estado y de la nación en función de las capacidades, las necesidades, sus potencialidades, etc., entre muchas variables.
No se hizo así, incluso la urbanización donde vivo no fue censada. Entrará en los márgenes de error, pienso.

Donde iba. En Caracas visité varias veces al Instituto Geográfico Simón Bolívar, cordial y técnicamente atendido.Les propuse efectuar un catastro y entusiasmados me dijeron que podrían realizar un vuelo aerofotogramétrico en Anzoátegui que, con apoyo terrestre, nos mostraría la realidad en cuanto a viviendas, terrenos, etc., etc.

Realizamos un foro con los INMUVI y hasta firmamos un acta de puesta en marcha de un interesante proceso.

Sorpresa. Un técnico de alto nivel de IGSB, quien llevaba lo relacionado a la propuesta, me llamó para decirme que se encontró a Tarek en una reunión de gobierno en Caracas, le informó lo del proyecto de catastro en Anzoátegui, y me dijo: qué gobernador tienes, poca bola me paró.
Finalmente, todo se quedó en planes de viviendas y de desarrollo de terrenos urbanizables. Un día supimos que el gobierno nacional suprimía el decreto de creación de los COMITÉS. Y azul quedamos.

Tiempo perdido de Revolución. Lástima.

Soy de los que opina que todos los planes, programas, hasta las ideas deben ser revisadas por equipos multidisciplinarios y las comunidades, claro.

Obstinados estamos de escuchar bien de un pequeño jefe, superintendente o gerente hasta de un ministro o de un presidente de Instituto,“a mí no me gusta tal propuesta o medida”.

Nos preguntamos: ¿puede estar una decisión importante en lo que a uno de estos personeros les guste o no?

Discúlpenme la disgregación pero, coño, da arrechera no poder hacer nada cuando tenemos la capacidad y la disposición de hacer cosas que sabemos que son buenas.

Y más rabia cuando se cometen torpezas pudiendo evitarlas.

Bueno, tecnología para el desarrollo, todos ubicados y monitoreados para la seguridad, contra los especuladores, contra toda la porquería capitalista. O rojita.

¡Patria o Muerte! Con Maduro y la Revolución, ¡VENCEREMOS!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1397 veces.



Eduardo Palacios Sevillano

Ingeniero Civil. Escritor y caricaturista. Productor radial y locutor. Miembro de la directiva de la Orquesta Sinfónica del Estado Anzoátegui. Miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Bolivariana del Edo. Anzoátegui. Coordinador de la Red de Historia, Memoria y Patrimonio de Anzoátegui.

 edopasev@hotmail.com

Visite el perfil de Eduardo Palacios Sevillano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Palacios Sevillano

Eduardo Palacios Sevillano

Más artículos de este autor