El caso Walter Martínez y VTV

Presidente Chávez reflexione, todavia está a tiempo

Los Dioses cuando quieren destruir a los hombres primero los confunden, esto parece ser el caso de la tragedia griega que envuelve a Dossier y al Sr. Walter Martínez. Cuantas veces hemos visto en esta nuestra amada revolución, denuncias de corrupción realizadas por individuos identificados con el proceso, que han terminado con la expulsión, el descrédito y el silenciamiento del denunciante, sin que mediara ningún proceso de investigación. Así no se hace perfectible ninguna transformación social. Así solo se enquistan los errores y las corruptelas. Parece que todo lo que huela a crítica y denuncia es contrarrevolucionario, sin que importe la veracidad de ésta. Primero fue el MCI y VTV tratando de acallar por medio de una normativa contractual lo que es un secreto a gritos,”la corrupción sigue campante”.

Lo segundo, y lo que más dolió, la intervención del Sr. Presidente en “La Hojilla”, para silenciar los razonamientos de Mario y Tascón sobre el caso. “Todos los ciudadanos somos iguales ante la Ley, y por ende, nuestro derecho a expresar de viva voz nuestro parecer es también un derecho igual para todos”, por tanto Camarada Presidente Chávez, yo que lo he apoyado a Ud. desde el principio de su carrera política, me veo obligado a decirle que se ha equivocado, reflexione, todavía está a tiempo.

Su actitud de padre que regaña a sus hijitos descarriados e ignorantes, no concuerda con su proclama de igualdad entre los ciudadanos. Ese “Cuidado” se me pareció, por no se que razón, a un “Chito” de otro personaje de nuestra historia, no se parezca a El, Presidente Chávez. No crea que lo sabe todo, porque aquel que lo sabe todo, creo que se llama Dios. Confundir la indignación natural y legítima de un revolucionario, con búsqueda de protagonismo es muy peligroso, confunde y decepciona Ud. con sus palabras, si el protagonismo es un pecado, cuidado no sea Ud. el máximo pecador. ¿O Ud. es el único que puede denunciar?. Como cuando regañó repetidamente ante el público al Ministro de Vivienda, ¿Fue eso una lavada de ropa sucia en casa?. Si Walter Martínez hubiese denunciado el plan de vivienda en el programa Dossier, ¿también lo hubiera suspendido?.

Ud. Sr. Presidente dijo en su programa que lo que pasaba era que el periodista se había molestado por que no fue a la ONU, y que eso había sido decisión suya. Disculpe pero si Ud. no vio el programa Dossier, su equipo lo está asesorando bien mal, porque Ud. soslaya la frase principal del Sr. Walter “hay quienes se colocan boinas rojas para robar”. Podría decirle su equipo, ¿cuando el Sr. Walter nombró en Dossier a la Sra. Blanca y a la directiva del VTV?. ¿Insultó en algún momento o hizo alguna referencia de esas personas en su programa?. ¿Hizo algo durante su programa tan grave que ameritara su salida del aire?. No nos simplifique el problema Sr. Presidente, la lógica indica que fueron las denuncias de corrupción, las que provocaron molestia en la directiva de VTV y indujo el silenciamiento del Sr. Walter. ¿Porque se sintió señalada la directiva del VTV?. O siguiendo su costumbre de los refranes “el que se rasca es porque le pica”. Ud. es nuestro líder, pero no nuestro HERMANO MAYOR, nosotros también pensamos y no somos pendejos, para comernos ese cuento de que un periodista del prestigio del Sr. Walter Martínez va a tirar por la borda toda su carrera, por una simple berrinchada de niño malcriado, enojado por no ir a la ONU. Puede ser que el Sr. Walter estaba disgustado, "Errare humanum est", como Ud. dice, pero eso no le impidió brindarnos todos los discursos y ruedas de prensa que Ud. realizó en la ONU, y hacer un agudo análisis sobre la importancia de sus declaraciones. Acaso Ud. no recuerda, o su equipo no le refirió, si es que Ud. no vio directamente el programa, la frase cargada de emoción emitida por el Sr. Walter Martínez al referirse a su discurso “Discurso como el que vamos a oír en la ONU, bien vale la vida”. ¿Esas son las frases de un desestabilizador y un contrarrevolucionario?. Yo no lo creo. ¿Fue el disgusto del Sr. Walter el detonante de su silenciamiento?. ¿O denunciar es ponerse cómico un periodista?. Que frase y que explicación más desafortunada. ¿Es que importa un bledo lo que el Sr. Walter o cualquiera de nosotros hagamos por la revolución bolivariana, para tirar en un pozo séptico a nosotros, a nuestras reputaciones y a nuestras dignidades, ante menor atisbo de denuncia, critica o autonomía de pensamiento?. O es que en este proceso la Heteronomía y el Encubrimiento son lo que prevalecerá.

Si por Ud. ser el líder, todos los funcionarios públicos desde los gobernadores hasta el zapatero de Miraflores, no tienen autonomía de pensamiento, ni de acción, sino que hasta la mas mínima cosa que ellos vayan a hacer o a planificar, tiene que tener previamente la bendición de su persona (Eso lo dijo Ud. en ALO PRESIDENTE), perdóneme, pero eliminemos de la Carta Magna la elección de todos estos funcionarios y elíjalos Ud. a todos ellos a DEDO, porque para que diablos, utilizamos nuestro poder del voto, para elegir gobernadores, alcaldes, y diputados autómatas y lacayos. "L'etat c'est moi".

¿A quien le debe primero lealtad un diputado, un alcalde o un gobernador, a Ud. o al pueblo que lo eligió?. Por favor, si su respuesta es a Ud., ¿donde esta el poder del pueblo?. Si estos funcionarios no pueden tomar “Decisiones por si mismo”, entonces solicite a su equipo que le busque un Neurocirujano que desconecte los cerebros de esos personajes y que les deje encendido todo el tiempo el Piloto Automático. Perdone Sr. Presidente, Ud. se pasó, ¿ha leído acerca de alguna revolución que la haya hecho un solo hombre?. El Imperio Napoleónico que debía sobrevivir por siempre, duro solo 11 años, y en Alemania cuando una sola persona terminó por decidir todo, el III Reich que debía durar según sus constructores un milenio, duró apenas 12 años. Claro estoy hablando de regímenes autocráticos, que no es ni debería ser nuestro proceso, pero para que darle “mas armas a nuestros enemigos” con una alocución cargada de elementos que semejan tales regímenes.

Es que hoy el camarada Tascón, el de la lista, que Ud. decía que golpeaba a los escuálidos, se convirtió en el diputado Tascón, un ser molesto y de paso bocafloja y desinformado, que hace sus propios juicios y toma sus propias decisiones. ¿Porque cree Ud. que Tascón es un desinformado?, Porque su equipo es más veraz que los informantes del diputado. ¿Se disgustó con Tascón porque él piensa por si mismo?. Y en ese disgusto ¿Olvidó Ud. los innumerables esfuerzos del Diputado Tascón para con esta revolución?.

Porqué, el celebrado y elogiado, por Ud., periodista Walter Martínez, es ahora “ese señor” que habló de corrupción por una rabieta, que chantajea, que cobra demasiado, que estaba en una campaña desestabilizadora, que se pone cómico frente a las cámaras.¡Cuantos epítetos injuriantes e infamantes!. Parece que Ud. estuviera hablando de un enemigo acérrimo. Me cuesta pensar que un periodista que ha recorrido el mundo, mucho antes que Ud., vaya a llegar al extremo de por un simple viaje, invente toda clase de denuncias sobre personas corruptas en el proceso, y aparentemente utilizando el lenguaje de los mudos (de otra manera no se sabe cuando lo hizo), denuncia a la directiva del VTV por corrupta y de paso apoya un sindicato, que a su vez es también corrupto. ¿Cuándo chantajeó a Ud. el Sr. Martínez y de que forma?, Por que para chantajear, el chantajeado tiene algo que ocultar, que el chantajeador conoce. ¿Tiene Ud. algo que ocultar Sr. Presidente?. Que cobra demasiado el Sr. Martínez. Cuando se hizo el contrato con el productor independiente el Sr. Walter Martínez, ¿no se consideró esto?, o vino a saberse solo, ¡Que casualidad!, después de que el hizo una denuncia de corrupción. Me llama la atención que no se diga y el pueblo no lo conoce, cuanto ganan sus ministros, sus embajadores, la gerencia mayor de PDVSA y los diputados, y aun la directiva del VTV, y su presidenta con doble cargo. ¿Ellos no cobran demasiado Sr. Presidente?. Claro, eso depende del rasero que se utilice, si una gran mayoría de los venezolanos no alcanzan a cobrar el salario mínimo, y esto no es una mentira de una campaña mediática, sino una verdad a la luz del día, entonces hay un bojote de gente que gana demasiado. ¿Por qué tanto vituperio, tanta difamación y tanto regaño?. Probablemente lo de siempre, lo que molesta, lo que ya no nos sirve se bota, ¿verdad mi querido Comandante Chávez?.

Por último le dejo dos reflexiones, “Los amigos se conocen en momentos de crisis”, en las horas aciagas cuando preso en la Orchila, veía su porvenir negro, ¿Quienes arriesgando su vida, levantaron su voz para defenderlo de esos que Ud. llamó sus “amigos del alma”?. Entre esos QUIENES, estaba el insigne conductor de Dossier, y esa defensa, para más loable, fue hecha desde las entrañas del enemigo. ¿Dónde estaban el ministro Pimentel y la Srta. Presidente de VTV en esos días?.

Segundo, mucho se ha dicho sobre que a Ud. Sr. Presidente Chávez lo tienen engañado y aislado un grupo de maleantes contrarrevolucionarios, pero Ud. mismo en su comentario en la Hojilla públicamente negó esa patraña, por tanto, yo su ferviente seguidor, no se como explicar los casos de personajes a los cuales Ud. defendió a capa y espada, y luego emergieron como unos contrarrevolucionarios y golpistas de primera línea, esto por decir poco, como Miquilena, Rosendo, Arias Cárdenas, y pare de contar. Nosotros pensábamos, y creo que el Sr. Walter también, que Ud. lo iba a llamar a él, pedirle las pruebas y decidir que hacer, no creímos jamás que Ud. le diera un apoyo automático al ministro y a la presidenta del VTV, y denigrara públicamente y reiteradamente del denunciante. Quienes parecen estar haciendo una campaña desestabilizadora son la directiva del VTV, el MCI y Ud. Sr. Presidente, que por un pésimo manejo de esta coyuntura han permitido que la sangre llegue al río. Si el clamor popular Ud. lo oye y la “Voz del Pueblo es la Voz de Dios”, lea Aporrea y los Papeles de Mandinga, para que vea hacia donde está inclinado el clamor de justicia de este pueblo que lo llevó a Ud. a la Presidencia. "Sic transit gloria mundi".

No cometeré el error por oportunismo, por fanatismo, por adulador o por envidioso, de convertir en leña el árbol que Ud. ha cortado, no sin antes inquirirle que razones tuvo para cortar este árbol, que ganó cuatro premios de periodismo seguidos, que hizo una defensa brillante de Ud. ante los ataques de Imperio y sus secuaces, y alguien que Ud. ensalzó tanto públicamente por sus virtudes revolucionarias. Ahora se nos dice que ese árbol no sirve para nada, que es un ególatra, pantallero por decir protagonista, un agente del Imperio, un niño berrinchón, en fin una lacra contrarrevolucionaria, y de paso, apoyador del sindicato ADeco de VTV, y yo no se, cuantas difamaciones e injurias, por Ud. y por quienes se creen mas papistas que el Papa. Pero yo no he de creer ninguna de tales infamias, hasta que Ud. y solo Ud. Sr. Presidente, deslastre toda la información contenida en ese “Si yo hablase”, y se presenten pruebas fidedignas, esas mismas pruebas que se le piden, pero que se niegan a recibir, al Sr. Walter Martínez, y no esas explicaciones suyas que no esclarecen nada, sino por al contrario sumergen en mayor penumbra las causas verdaderas de este episodio.

Si debemos CUIDAR nuestras palabras, el primero que debe dar el ejemplo es Ud. al no jugar con la reputación bien ganada del Sr. Walter Martínez, si Ud. tiene un lugar innegable e inconmensurable en la historia política del país, el Sr. Martínez tiene un brillante lugar en la historia del periodismo responsable, veraz, comprometido y serio. Errar es de humano, rectificar es de sabios, y creo, CON TODO EL PROFUNDO RESPETO QUE TENGO POR UD, que si alguien tiene que rectificar es Ud., por que en esa comunicación a la Hojilla y luego sus comentarios repetidos en ALÓ PRESIDENTE, han dejado un sabor muy amargo llamado DECEPCIÓN.

Perdone si le he hablado en este tono, pero la Revolución Bolivariana nos ha hecho así, este proceso transformador ha encendido en nuestras almas la antorcha de la libertad, de la igualdad y del impulso irrefrenable de revolvernos contra cualquier injusticia, venga de donde venga. Ud. nos ha enseñado, con su ejemplo, a ser ciudadanos participativos, dispuestos a cumplir rectamente con nuestros deberes, pero también a exigir nuestros derechos. No nos decepcione, nosotros sabemos que Ud. tiene una gran capacidad de entendimiento, de comprensión y suficiente humildad para cualquier rectificación. Nosotros lo queremos a Ud. Sr. Presidente Chávez, pero queremos aun mas a la Revolución liderada por Ud., que nos ha dada algo por que vivir, por que PENSAR, por que luchar y hasta si fuese necesario por que morir. Gracias por escucharme.

antber_2002@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 7011 veces.



Antonio Bermúdez


Visite el perfil de Antonio Bermúdez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Bermúdez

Antonio Bermúdez

Más artículos de este autor