AD y COPEI emboscaron a Capriles

Arrancó la campaña para la Presidencia de la República, tal y como lo establece el artículo 233 constitucional. Esta no es una campaña más, o por lo menos, es totalmente atípicaa las anteriores. En primer lugar, porque se convoca producto de la ausencia absoluta del Presidente en ejercicio; en segundo lugar, es la primera vez que el Chavismo asistirá a las urnas electorales sin Hugo Chávez en el “tarjetón”; y por último, porque obligó a los actores políticos-partidistas a ponerse de acuerdo (en tiempo récord) en función de un candidato.

Esta convocatoria no debió tomar por sorpresa a ninguno de los actores políticos. El mismo presidente Chávez en su última alocución pública llamó a sus seguidores a respaldar a Nicolás Maduro como candidato presidencial de la revolución, en caso de que por alguna causa sobrevenida él no pudiera continuar, es decir, Hugo Chávez convocó a las fuerzas políticas-democráticas del país a tomar previsiones ante su ausencia.

Este hecho dio luz verde para que los partidos políticos visualizaran nuevos escenarios electorales. La primera tarea consistía en tener un candidato capaz de consensuar al sector que representa, además de que quisiera asumir la titánica tarea.

En el chavismo el problema lo resuelve el mismo presidente Chávez, al postular a Nicolás Maduro como su candidato, en caso de que él no pudiera continuar. En el sector opositor, apenas comenzaban abordar el tema tímidamente, y fueron sorprendidos ante el anunció del 5 de marzo. Sin embargo, los partidos AD y COPEI durante los primeros días del año presionaban para que la MUD se adentrara en el dilema con la rigurosidad del caso.

Pero en paralelo y de manera silenciosa avanzaron (AD y COPEI), en impulsar una tarjeta ÚNICA como símbolo de la oposición en el tarjetón electoral, así como la participación activa de sectores excluidos por la “extra-MUD”en la campaña del 7-O. Y finalmente propusieron que Henrique Capriles Radonski fuese el candidato del sector opositor para endosarle las derrotas anteriores.

Ellos coinciden en que el reto es superior al del 7-O, y que las condiciones electorales no son nada favorables, por tanto consideran que es el momento idóneo para salir de Capriles. El líder opositor está consciente de la emboscada de sus adversarios internos, pero ante la magistral jugada de ofrecerle la candidatura del sector oposición públicamente, no le quedó otra opción que aceptar la postulación para las elecciones del 14-A.


Jghuerfano@yahoo.es

Twitter: @jghuefano



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2095 veces.



Jiuvant Huérfano


Visite el perfil de Jiuvant Huérfano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jiuvant Huérfano

Jiuvant Huérfano

Más artículos de este autor


Notas relacionadas