“Cuentos de la Cripta”

¡Señor, déjeme en la parada!

El llamado “autobús del progreso”, que partió desde la élite más recalcitrante del este de Caracas, transportando a toda la Mesa de Alacranes con un destino incierto, ha venido desocupándose a medida que avanza y se develan los planes oscuros y ocultos del candidato líder del jalamecatismo nacional e internacional, incluidos en los Cuentos de la Cripta, que no es otra cosa sino el plan de medidas económicas que aspira implantar el Majunche en el caso absolutamente negado de llegar a la primera magistratura nacional.

Recientemente pudimos apreciar a través de los medios de comunicación, como algunos de los pasajeros del mencionado autobús se han atrevido a bajarse del carro del Conde Drácula, antes que ser participes de un macabro y nefasto plan para entregar nuestra Patria a los intereses de las potencias extranjeras.

El primero en bajarse fue el ex gobernador del estado Anzoátegui David De Lima, quien en un principio perteneció a las filas revolucionarias para después sumarse a la oposición por diferencias que él mismo dice tener con el presidente Chávez, pero que a pesar de esas desigualdades le salió al paso al plan que incluye los Cuentos de la Cripta del candidato opositor.

Otro pasajero que prefirió quedarse en la parada siguiente a De Lima, fue el diputado a la Asamblea Nacional William Ojeda, integrante del partido Un Nuevo Tiempo y acérrimo oposicionista de Chávez, quien expresó públicamente no aceptar planes ocultos parecidos a los de abril del 2002 y también afirmó que sería un acto de ceguera política no reconocer los esfuerzos que en materia social ha realizado la revolución bolivariana.

Hay que analizar y explicarle muy bien a nuestro pueblo, quienes son y el por qué de esas medidas, a su vez compararlas con el 2do Plan Socialista de la nación 2013-2019, donde se contrastarán las profundas diferencias del paquetazo de Cap-riles y del Plan Socialista. El punto n° 4 de los Cuentos de la Cripta reza lo siguiente: “Sistema Financiero: …la excesiva regulación  de las tasas de interés por parte de Instituciones del Estado, por lo que no podrían cubrir tanto los gastos financieros de los bancos como sus gastos de transformación  (es el caso de todas las carteras de crédito obligatorias: agrícola, hipotecaria, turismo, manufactura, microcréditos y que representan un alto porcentaje de la cartera de créditos total). Las entidades financieras tienen la obligación de asignar créditos a sectores en los que pueden carecer de experiencia y conocimientos y por ello podrían verse imposibilitadas de evaluar adecuadamente la capacidad crediticia de los prestatarios…”

Esta medida, para que nuestro pueblo entienda, conllevaría bloquear todo tipo de créditos y beneficios que hoy la revolución bolivariana, tiene incluidos de manera organizada en sectores que por décadas estuvieron al margen del sistema financiero, tal es el caso de los créditos y microcréditos a la pequeña y mediana industria, a los Consejos Comunales, al turismo, a la educación vivienda, vehículos, entre otros.

Esta es una razón más para votar por Chávez, y evitar que Drácula se levante de su tumba e intente hundir a nuestra patria, con semejante paquetazo que traería como consecuencia la destrucción total de nuestra economía, tal como lo hicieron los viejos zorros del Puntofijismo adecopeyano. En tal sentido el mencionado “autobús del progreso” le auguro un  destino fatal el 07 de octubre próximo, donde chocará súbitamente contra la fortaleza de un pueblo que no permitirá jamás que le arrebaten los inmensos logros nacidos en revolución.

¡Señor Cap-riles, déjeme en la parada!

Este cuento continuará…

comunicando28@hotmail.com

@carlosezj



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2380 veces.



Carlos Zambrano

Antropólogo y docente universitario.

 antropcarlos@gmail.com

Visite el perfil de Carlos Alberto Zambrano Córdoba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición