El arañero se supero así mismo…ahora él, es PUEBLO

Si el candidato es la PATRIA eternamente se llamara Chávez

La Guillotina al ruedo…agradeciendo a dios por la sanación de Hugo Chávez.

La política en Venezuela era un asco antes de Chávez, era grotesca, burlona y mediocre incluso en términos sexuales podríamos decir que era precoz y jamás producía satisfacción. Figúrate que era tan deprimente, que al elegir al presidente, solo quedaba la esperanza de elegir a otro en 5 años y que 5 años pasaban rápido. La única emoción que se viva era la producida por la campaña electoral, pero luego de concluirla todo volvía a su cauce inerte y frio, se olvidaban las promesas y se anestesiaba al pueblo con los medios, la iglesia entre otras estrategias. Se le llamo fenómenos electorales a hombres como Carlos Andrés y Caldera por dar un ejemplo, a uno por saltar charcos y al otro por tener un intelecto elitesco, es que no había más nada que resaltar, no había un proyecto ni un compromiso con el pueblo, pero bueno esa era la forma de hacer política, esa era la forma de ser candidato en la cuarta república. En esa época poco se le hablaba al país por el contrario se mantenía un silencio, que hacía pensar que más bien querían que los venezolanos se olvidaran de sus gobiernos por lo menos hasta que llegara la hora de elegir otro. El país estaba inmerso en una especie de castigo maligno, candidatos y gobiernos que obedecían a un formato elemental que se repetía quinquenio tras quinquenio y lógicamente a unos lineamientos transnacionales que caracterizaban a sus nefastas gestiones.

En el año 1998 la manera de hacer política con solo la presencia de Chávez cambio, era un discurso contundente, que explicaba hacia donde nos quería llevar, nos presento un proyecto, jamás antes vimos algo parecido y la promesa de sacarnos del hoyo donde se encontraba la patria, hizo de aquella campaña electoral algo novedoso y esperanzador para los venezolanos. Era un candidato que invitaba al cambio ciertamente, ya se consideraba un fenómeno electoral, sin embargo no dejaba de ser él, el candidato, cuando vuelve en el 2000 a ratificarse, se ratifica a Hugo Chávez, era el candidato aun. Podíamos decir que era un candidato distinto y distante de todos los que se había conocidos en los últimos 50 años, pero sin duda seguía siendo el candidato tradicional porque aun solo en sus manos estaba el futuro de la patria.

En el año 2006 vuelve Chávez a ser candidato, con mayor participación, quizás con mayor conciencia colectiva, ya empezaba Chávez a ser el hombre de las masas, el líder fundamental, ya se llego a escuchar con más frecuencia aquella frase que hoy es cotidiana “Máximo Líder” y se entendió que Chávez era un súper candidato, el hombre que había logrado interpretar al pueblo. Ya aquí la política se empezó a entender de la mejor forma, entendimos que ser político no es ser mediocre, es ser corresponsable con la construcción de la patria digna, la patria buena, se comprendió claramente que Chávez era el candidato del pueblo, de los más humildes, de los endebles, de los olvidados, y ya muchos aceptaban que Chávez debía seguir llevando las riendas de la patria, no había nadie mejor que él para seguir guiándonos hacia la independencia.

Ahora bien, hoy Chávez vuelve a ser candidato por cuarta vez, y notamos una diferencia inmensa de sus 3 anteriores candidaturas ¿y cuál sería esa diferencia que se evidencia este 11 de junio? Sin duda alguna es que hoy ya no es Hugo Chávez el candidato, hoy el candidato es el pueblo, Chávez se traspaso así mismo, y se convirtió en patria… si la patria hablara tendría el discurso de Chávez, si la patria tuviera rostro, sin la mas mínima duda seria el rostro del barines, si el pueblo tuviera carne y hueso tendría la figura del arañero. El candidato que siempre conocimos, que dependía de sí mismo, con Chávez no existe, porque Chávez ya no depende de sí mismo, porque ya no es él, no, es patria, participativa y protagónica que depende de este pueblo consiente que valora lo que hasta hoy se ha hecho para su liberación.

Es por eso que decimos que Chávez se supero así mismo, porque se transformo en masas humanas, se convirtió en las personas con discapacidad, en obreros y obreras, en feministas, en campesinos y campesinas, en indígenas, en afrodescendientes, en inclusión social, en justicia, en felicidad, en amor y eso solo lo logra alguien que se haga patria y Chávez se hizo patria.

El 07 de octubre y en cualquier otro proceso electoral futuro, ya no habrá más candidatos tradicionales, no, el candidato será colectivo, será adulto mayor, será juventud, será mujer, será hombre, será llano, será ciudad.

Ayer Hugo Chávez fue el candidato pero hoy con su entrega, con su apasionado amor por el país, con su honestidad, sinceridad, claridad y respeto por los venezolanos, seremos todos. Hoy reconocemos que gracias a él, creemos fielmente en nosotros mismos, en lo que somos, en lo que seremos. Hoy todos valoramos la enseñanza de Chávez, que al mostrarnos de que estirpe estábamos hechos nos ha erguido con valentía, y nos hace invencibles, nadie podrá detenernos ya. Hoy nuestro digno presidente ha hecho de su nombre, una patria, de su legado, un pueblo, de su visión, un país digno y sin duda todo esto me hace decir con total seguridad que desde hoy hasta siempre en Venezuela, el candidato será la PATRIA y su nombre eternamente será Hugo Chávez.

Independencia y Patria Socialista…Viviremos y Venceremos.


“Guacaipuro, Cacique de Caciques vence ese mal, tú patria te lo pide”

Corriente Radical Socialista y Revolucionaria “Hugo Chávez”


Andrik Cordero
C.I. 7.430.328
andrikcordero@psuv.org.ve twiter:@andrikcordero



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1616 veces.



Andrik Cordero


Visite el perfil de Andrik Cordero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Andrik Cordero

Andrik Cordero

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a144983.htmlCd0NV CAC = Y co = US