Porque debemos estar en alerta y prepararnos para una guerra de baja intensidad ya en pleno desarrollo


Acaba de realizarse una visita inesperada del jefe del departamento
de estado de Estados Unidos a Colombia. León Panetta. La misma no puede
considerar   de cortesía o de turismo,   como tampoco fue a conocer
personalmente las damas de compañía que atendieron al personal de
seguridad de  Obama  cuando estuvo en la cumbre de las Américas.  El
hecho de esta  visita del más alto representante imperial a Colombia
debe llamarnos poderosamente la atención. Aunque    los analistas
tarifados y mediáticos  solo   realizan sesudos análisis de la visita
poca provechosa de Obama a la cumbre y han  dejado a propósito  de un
lado la visita del principal del departamento de estado, cuando  este
sujeto es mucho mas importante para el imperio que el Monigote de
presidente que tienen. Desde el punto de vista del interés imperial de
EEUU, Obama no es ni siquiera un representante importante de algún
conglomerado industrial de EEUU. Tampoco es un personaje de algún
sector intelectual de ese país. Es un simple exitoso abogado que llego
en una circunstancia coyuntural  a la presidencia de EEUU.  A lo sumo
muy  inteligente por lo cual  entendió claramente  la cartilla que le
leyeron recién llegado a los predios de la  Casablanca (los accidentes
pasan, pregunte por los  Kennedy)   y sobre todo cuando pretendió
cumplir alguna de las promesas de su campaña electoral.(cerrar
Guantánamo)

En cambio    León Panetta  representa una verdadera pieza importante de
la estrategia de dominio y  el mismo genera y crea política.   Llego
por instrucciones directas de las corporaciones armamentísticas,  por
lo tanto tiene mayor autonomía e  independencia en su accionar que el
mismo Obama

Por otra parte, en Colombia  están los acontecimientos en pleno
desarrollo que mantiene en suma atención a los mismos centros de
poderes mundiales de EEUU. Por ejemplo, lo de la marcha patriótica no
es cualquier cosa, ya que  históricamente se sabe que paso en Colombia
cuando fuerzas sociales  en los años 50 del siglo pasado   se
movilizaron y rechazaron ordenadamente el empuje de los militares del
gobierno   y pusieron al gobierno de entonces (y de siempre) en la
única  opción  de masacrar a esas fuerzas sociales o perdían el poder.
 Al final esas organizaciones sociales se replegaron a las montañas de
Colombia y  allí se trasformaron en las FARC- EP- que aun con todos
los medios difamándolos, representa una esperanza de liberación.


Por ello manifestamos que no es casual entonces que una movilización
de la marcha patriótica  de   más de 120 mil persona en pleno centro
de Bogota no es cualquier cosa.  Tampoco  es casual entonces  que
todos los medios de comunicación de Colombia este pendiente de callar,
desprestigiar y por ultimo tratar de ignorar ese acontecimiento.

No es fortuito tampoco    que inmediatamente  terminada en fracaso la
cumbre de las America, se anuncie con bombos y platillo y  a la
carrerita  la firma del famoso TLC, que no quisieron firmárselo al
narco Uribe Vélez  y si  a su predecesor . No es  accidental  que se
firme un nuevo acuerdo en materia de armamentos y aviones sin
tripulación con asesoramiento tecnológico y aliados con Israel en
otros sectores militares como es en  inteligencia e intervención.

Por otras parte,  en Venezuela estamos todos en plena fase electoral.
Entretenidos todos con las payasadas del  candidato majunche de la
derecha.  Ojala no nos agarre desprevenidos y  tengamos  a alguien
(alguna agencia de inteligencia) pendiente de los acontecimientos en
el país vecino.

Seguramente los agentes venezolanos de inteligencia están enfocados en
buscar vinculaciones a las acciones de bandera falsa que ha sucedido
en todo el país, con la debilidad de no poseer un centro de análisis
coyuntural y de inteligencia profunda que como nación deberíamos
tener.   Un centro que genere contra medidas tácticas  para
diagnosticar los escenarios y poner en evidencia el grado de
intervención a través de Colombia.

Lo otro importante en estos momentos  es la enfermedad del presidente
que ha servido para descubrir el gran apego sentimental  de toda la
nación con el mismo medido en las encuestas.  Pero que también ha
servido para demostrar nuestra debilidad en cuanto a un proceso
colectivo de dirección y de trasmisión de mando.
 Espero que mis apreciaciones sean infundadas para bien de todo el
país, pero como el imperio tiene fuertes acechanzas contra nuestra
nación y nunca dejara de hacerlo, además   juega con dados marcados y
en diferentes categorías. Solo espero que nuestras agencias de
seguridad por lo meno estén  en las misma liga de los juegos de la
guerra de baja intensidad.


aukayaman1@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2133 veces.



Delfín Amaro


Visite el perfil de Delfín Amaro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a142656.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO