Chávez se equivoca cuando le pide que le pase la cruz y las espinas


¡Qué tal, camarada! Con el corazón partío, por vez primera vemos un Chávez bien quebrado, en términos coloquiales. Nuestros televisores patrióticos se humedecieron de allá para acá y de aquí para él.

¡Fuerza, Chávez! La vaina se ha puesto dura, compadre, pero debe seguir saliéndote el llanero-veguero. El de las dificultades y el superador de ellas.

En la filas de la hipocre… perdón de la oligarquía, siguen jugando con la credibilidad de tus sentimientos. Cabe la frase: cada ladrón juzga por su condición. Son falsos, compa.  Son necios, camarita.

Dan mucha lástima, tienen el alma miserable. Sus vidas son miserables. Pero así es esa vida estúpida de ellos. Muchos, desalmados, se las dan de cristianos y ni siquiera hacen actos bondadosos. Desprecian al pueblo. Pantallean con la Fe.

Espero que mis estrictos camaradas publiquen este artículo porque no va en contra de ninguna religión, ni contra ningún religioso, sino que trata de mencionar aspectos que yo, cristiano, desconocía.

Como las religiones han dejado de ser los misterios de siglos atrás, inclusive después de los primeros 50 años del XX, se pueden comentar abiertamente sus dogmas, respetando a los fieles, por supuesto, o sea sin ofender.

Las mentes están más prestas a interpretar.

Los que tenemos algunas primaveras a cuestas, no tantotas, recordamos que las Semanas Santas de hace por lo menos 5 décadas eran de total dominio eclesiástico. Vale recordar que no se podía escuchar música alegre, sólo música sacra (dedicada a Dios) y conocimos la de José Ángel Lamas (1775-1814), el Popule Meus “pueblo mío”, genial expresión musical.

Creo que se ha reducido la creencia, pero las personas no se podían bañar en la playa los viernes santos porque se convertían pescados.

La mayoría respeta no comer carne. Aunque más de uno hace su parrillita.

Con relación a la vista del papa, explican algunos teólogos del Vaticano que en los primeros siglos de la historia de la Iglesia católica hubo muchos papas santos ya que la proclamación de un santo se realizaba de forma espontánea y el proceso de canonización y beatificación no se había establecido.

Además, ellos vivieron en época de persecución, y por eso muchos fueron martirizados, como es el caso de Urbano I, Clemente I, o el mismo San Pedro que fue crucificado boca abajo en la persecución del emperador romano Nerón.

Nerón no quiso quemar a Roma, sólo que pendió fuego a sectores populares para ampliar la ciudad y el fuego se extendió más de lo previsto.

Esto de la crucifixión hay que destacarlo como la manera normal como eran ajusticiados los contrarios al Imperialismo romano, sólo que a los ladrones que crucificaron junto a Jesús los ataron como era costumbre, y a Jesús, por luchador social, lo clavaron para que su muerte sirviera de ejemplo a todos los otros del movimiento revolucionario de esa época, en esa región.

A Pedro, principal discípulo, lo atraparon y torturaron, y cuando lo fuero a crucificar pidió que lo hicieran invertido, boca abajo, porque él no merecía morir de la misma manera que su maestro.

La cruz invertida es símbolo de San Pedro, y más allá de los sótanos de la Basílica actual, a su nombre, en el Vaticano, que fue construida sobre las ruinas de otra basílica ubicada en el mismo lugar donde dicen que fue muerto, está grabada en una piedra.

También encontré que en la edad moderna y contemporánea los papas santos o beatos son muy pocos: a partir del siglo XVI tan solo son San Pío V, el beato Inocencio XI, San Pío X y los beatos de la época contemporánea Juan XXIII y Juan Pablo II. Es que a partir de ese siglo se ha estableció un procedimiento para iniciar una causa de beatificación, lo que obliga a encontrar a alguien que promueva esa causa.

En la actualidad están en proceso de beatificación los papas Pío XII (1939-1958) y Pablo VI (1963-1978).

Otros datos curiosos, importante saber que hay una variedad y que entre el total de santos de la Iglesia católica, además de los papas, se cuentan 467 abades, 54 anacoretas, 13 apóstoles, 3 arcángeles, 5 cardenales, 76 confesores, 33 diáconos, 35 doctores de la Iglesia, 134 ermitaños, 4 evangelistas, 239 fundadores de congregaciones, 48 gobernantes, 19 niños, 2.206 mártires, 4 matronas, 44 misioneros, 279 monjes, 1.147 obispos, 3 patriarcas, 24 profetas, 1.315 religiosos, 958 sacerdotes y 50 militares.

El nombre Vaticano no es bíblico, ni latino o griego. Según, los etruscos crearon un cementerio en una pendiente en una colina que con los años terminó siendo Roma. La diosa estrusca que debía cuidar el cementerio era Vatika.

Siglos después el lugar fue destinado a un circo y según, allí fue ejecutado San Pedro, como expliqué arriba, por lo que Constantino, que se convirtió al catolicismo, siendo el primer emperador católico, fundó un santuario, en el lugar que se conocía como la Colina Vaticana.

También me enteré que la Guardia Suiza fue creada el 21 de enero de 1506, tres años después de que el Papa Julio II ocupara la silla de San Pedro y pidiera a los nobles suizos soldados para su protección. En ese momento la elección lógica fueron los mercenarios suizos, debido a la reputación que se habían labrado en las Guerras de Borgoña. Formando una compañía de 150 hombres.

Diversos hechos de armas han inmortalizado la bravura de estos soldados, pero el más memorable ocurrió el 6 de mayo de 1527 cuando se enfrentaron a un millar de soldados alemanes y españoles durante el saqueo de Roma por parte de las tropas del emperador Carlos V. Lucharon ante la basílica de San Pedro y siguieron combatiendo mientras retrocedían hasta los escalones del altar mayor.

Sobrevivieron sólo 42 de los 150 guardias suizos; estos formaron un círculo alrededor del Papa Clemente VII y lograron que escapara por un pasaje que conduce al castillo de Sant'Angelo y a los 6 días se entregó.

No son de adorno, Se les entrena en procedimientos y manejo de armas modernas, como el fusil suizo SIG 550 y las famosas pistolas SIG Sauer P220 y P226, aunque también se les enseña a manejar la espada y la alabarda. Reciben lecciones de autodefensa, así como instrucción básica en tácticas defensivas de guardaespaldas similares a las utilizadas en la protección de muchos jefes de Estado.

Más reciente, cuando John Kennedy fue a visitar al papa -recordemos que la mayoría de los estadounidenses son anti-papas, protestantes del papado y otras cosas-, para no poner en tela de juicio que como segundo presidente católico norteamericano se entregaría al papa, no le besa el anillo, como es costumbre, y le dio la mano.

Sin embargo, mencionan un complot vaticano en el asesinato de Kennedy. Que aun no siendo de política venezolana, que es lo que más nos atrae, lo tocaré en un artículo.

Volviendo al título de este artículo, que tiene que ver con una de mis apreciaciones o inquietudes, siempre me he preguntado que siendo la vida de Jesús enigmática y muy intensa en los años más conocidos sólo destacan con fuerza, y se conmemoran, los últimos días, en especial el de su muerte.

Pareciese que más que destacar su intensa actuación como hombre a favor del pueblo -socialista como dice Chávez, porque capitalista ni un ratico-, de arengas contra el imperialismo romano que los explotaba  y avasallaba, muestran el dolor que padeció por las torturas de ese día.

Por eso, la situación se hace extrema cuando las imágenes que se muestran es la de Jesús con la corona de espinas, cargando y luego clavado en la cruz, al extremo de que se usa como símbolo cristiano.

Chávez que no pida espinas y cruz para cargarlas, que sepa que Jesús continúa esperanzado para que siga luchando a favor del pueblo, contra los comerciantes inescrupulosos (mercaderes de templos) y contra cualquier forma de imperialismo. Por la verdad y el equilibrio social.

Chávez sabe que Simón, El Libertador, también lo motiva a seguir  usando su espada para impulsar con más fuerza sus pensamientos y acciones libertarias latinoamericanas y mundiales.

Una tontería, con Jesús y con Chucho, y con el pueblo humilde, no hay majunches que valgan.

Pienso, si hiciésemos una transposición temporal, que es como si al Salvador en vez de ajusticiarlo los imperialistas romanos en la cruz lo hubiesen hecho los imperialistas norteamericanos en la “silla eléctrica” y todos sus seguidores usáramos una en las cadenitas.

Para finalizar, escribo esto que leí y no sé dónde, pero me pareció simpático.

A Dios le sobraban pedacitos de todo lo que creaba. Mientras nacían de su mano el sol y la luna, el tiempo, el mundo, los mares y las selvas, Dios iba arrojando al abismo los desechos que le sobraban. Pero Dios, distraído, se había olvidado de la mujer y del hombre, que esperaban allá en el fondo del abismo, queriendo existir.

Y ante los hijos de su basura, dicen que la mujer y el hombre no habían tenido más remedio que hacerse a sí mismos, y se habían creado con aquellas sobras de Dios.

Y por eso nosotros, nacidos de ese tipo de basura, tenemos todos algo de día y algo de noche, y somos un poco tierra y un poco agua y un poco viento.

Aunque, pensándolo bien, hay muchos que son de otro tipo de basura y ustedes, camaradas, saben a quiénes me refiero.

En estos días santos también oramos por el presidente.  

edopasev@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2000 veces.



Eduardo Palacios Sevillano

Ingeniero Civil. Escritor y caricaturista. Productor radial y locutor. Miembro de la directiva de la Orquesta Sinfónica del Estado Anzoátegui. Miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Bolivariana del Edo. Anzoátegui. Coordinador de la Red de Historia, Memoria y Patrimonio de Anzoátegui.

 edopasev@hotmail.com

Visite el perfil de Eduardo Palacios Sevillano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Palacios Sevillano

Eduardo Palacios Sevillano

Más artículos de este autor