Todo aquel que hable mal de Chávez, más si lo hace públicamente, llevará mi descarga

¡Discutamos sobre ideas políticas y no epítetos descalificatorios!

¡Qué tal, camaradas! Lástima que tenga que gastar espacio para contestar a “un camarada más”, Galíndez, y no tanto porque me haya aludido en defensa de otro, Lanz, sino que también se ha expresado exageradamente, visceralmente, contra el presidente Chávez, nuestro Líder, y por estas páginas que lee mucha gente. 

Y no es que no debemos criticar las acciones del Presidente, lo he hecho en sentido crítico en casi todos mis artículos –invito al “camarada” Galíndez a que los busque y si quiere los lee para que no me juzgue por uno solo- pero llegar a la ofensa me enardece y no lo acepto.  

Lo descargaré, como cuando discuto con escuálidos, en atajaperros que me enrojecen el rostro, aunque mi descarga no tenga valor porque soy un simple revolucionario más. 

Lo digo con apasionamiento porque esperamos muchísimos años por cambios estructurales y con Chávez, el gran revolucionario, los estamos viendo gradualmente y dentro de una revolución sin sangre, harto difícil. 
 

Ofenden al presidente Chávez y Galíndez dice que yo ofendí a Lanz. ¡Vaya comparación de insultos! Los desglosaré, pero sin la manipulación sobre mi artículo como lo descontextualiza Galíndez, muy a la cuarta (IV) 

En el artículo de Lanz en una sección expresa: “En anteriores artículos dije con suma franqueza que yo dejé de creer en Chávez, desde hace algún tiempo” y más adelante: “me bastó para decir: ya esta bueno, hasta aquí mi apoyo al hombre en quien confié alguna vez…”  

Y sigue:  Cuando Chávez, le dice al bufón de los yanquis, que el hará todo lo posible para que Venezuela, no sea utilizada en contra de la paz y la seguridad de Colombia, sin pedirle reciprocidad al mayor asesino de Colombia, está cometiendo un acto de entreguismo” 

Aunque estoy de acuerdo con Lanz en: “Él presidente Chávez, está en el imperioso deber de exigirle a ese gran hijo de puta colombiano, que nos dé garantías de que sus paracos, narcotraficantes y el ejército asesino de Colombia, jamás traspasarán nuestras fronteras para sembrar el terror y el horror de las drogas en nuestra patria”. Aunque no justifico la descarga al presidente. 

Lanz: “…uno puede entender el amor que tiene Chávez por Colombia que es el mismo amor que sintieron otros presidentes por ella. Lo que no puedo entender, es su entrega total a la oligarquía colombiana tal como lo hicieron los adecos y copeyanos en épocas anteriores”  Yo pregunto: ¿Qué es eso de “entrega total”? 

Sigue Lanz: “Se olvidó que desde Colombia, se conspira y se seguirá conspirando contra él su gobierno. ¡Coño! el hombre se olvidó de toda la vainas que nos echó Uribe y su ministro de defensa, o sea el inefable santos. ¿Habrán hablado de la suerte de Julián Conrado, a quien Chávez tiene secuestrado?” 
 
Y Lanz remata con estas pendejaditas: “Por eso digo con dolor, pero con mi conciencia muy limpia que ya no seguiré apoyando a Chávez. Que no volveré a votar por él (en toda mi vida he votado dos veces y siempre fue por él) Y no tan solo por su entreguismo a Colombia, sino, porque traicionó los votos que le di cuando me ofreció llevarme al socialismo y lo único que ha hecho es profundizar el capitalismo, abriendo cada día más la brecha entre ricos y pobres. O sea las diferencias que existen entre el trabajador y el burgués. Chávez, está repartiendo la renta petrolera a su antojo, sin pensar que algún día el petróleo, pueda bajar de precio. El, nos manda a ahorrar y él no ahorra, todo lo contrario despilfarra, sin pensar lo que pueda suceder mañana”  

Entonces, Chávez es un loco que no sabe lo que hace, ni sus ministros ni sus asesores. ¿Es para arrecharse o no? 
 
Continúa Lanz: “Y eso para mi, no es repartir las riquezas con equidad y mucho menos es socialismo: Eso se llama populismo y nada más. Y yo, no puedo seguir siendo cómplice de un presidente sin rumbo ideológico y de un gobierno y de unos partidos (incluyendo al comunista) que solo le rinden culto a la personalidad de Chávez, que han dejado, que éste administre a Venezuela como si fuera su propiedad privada. Por todas estas cosas y muchas más es que le retiro mi apoyo al presidente. También me retiro de la política y dejaré de enviar mis opiniones a Aporrea. No vale la pena seguir acompañando a un hombre y a un proyecto que están completamente desvirtuados.  

Coño, camarada, camaradas, díganme si esto no es para responderle con fuerza. Más bien lo hice débilmente. 
 
Y se despide como el héroe de una película, para que lo aplaudan: “A los camaradas de Aporrea, les doy mis más infinitas gracias por haber tenido paciencia conmigo y por haber publicado algunos de mis artículos, espero tengan la amabilidad de publicar este de despedida. También les doy las gracias a los camaradas que me leyeron y a quienes tuvieron la gentileza de enviarme correos comentando algunos de mis escritos. A todos mil gracias.... PATRIA O MUERTE VENCEREMOS...” 

Pero escribió de nuevo, ya que se lo habían pedido unos lectores de Aporrea; no vaya a ser como los escuálidos que leen los míos y me envían correspondencias de apoyo para que eche leña al gobierno, cuando lo he criticado, incluso haciéndose pasar por chavistas, Psuvistas.  

El “camarada” Galíndez escribe, saliéndose del contexto de mi escrito: “…vemos otro artículo en la misma web escrito por Eduardo Palacios Sevillano a quien, que siendo algo más extenso que Mónica, su profundidad, aparte de las etiquetas no pasa de un mero justificativo al presidente. Veamos sus argumentos“Amigo, Nelson, cuán débil fue tu pasión revolucionaria. Apreciamos que no fuiste guerrillero porque, hoy día, estuvieses trabajando como un Director más de “Tal Cual” o acompañado a Pompeyo en el geriátrico donde lo acogieron y se lo calan hablando-despotricando pendejadas.”,“Apreciamos que no fuiste guerrillero porque, hoy día, estuvieses trabajando como un Director más de “Tal Cual” 

No entiendo porque Galíndez repitió una frase, y explico que no me refiero a los guerrilleros-guerrilleros a quienes respeto y admiro, sino al guerrillero estilo Petkoff y Pompeyo.

Agrega de mi artículo: “No diré nada más, podría cometer la imprudencia de ofender y no es mi estilo, ni de los revolucionarios de corazón, donde nunca has estado, Nelson. Lo demás es pura paja.” Y claro que no quise ofender, porque la arrechera al leer esa vaina fue grande. 

Sigue Galíndez sacando con pinzas lo que quiere destacar como ofensivo de mi artículo:

… “Sólo que te dará más pie para hablar mal del gobierno, para despotricar, pues. Ya estarás abrazado con Ismael García, y quién sabe si con una sección en Globoterror o en Unión Radio (Éxitos). ¡Dale, que aceptan a cualquiera!”…

“Y como dejaste esa decisión para esta fecha de campaña, quién sabe debido a una estrategia de la NED de infiltrarte en el proceso,” 

“¡Bravo, Nelson! Eres un “ex-revolucionario” muy franco.” ¡Menos mal que al compatriota Eduardo Palacios no le gusta ofender ni descalificar!   

Ven que Galíndez, colocando puntillazos, dice que yo lo descalifico, ¿o más bien se referirá a Ismael García? Entonces ¿será una tontería lo que dijo Lanz y lo que más adelante leerán de Galíndez? 

Dice Galíndez: “La mejor defensa que opone Palacios frente a los argumentos de Nelson Lanz es “Sabemos que se cometen muchos errores, pero te hubiese recomendado, como a muchos de memoria corta, y a la vez desinformados, colocar la evaluación de la gestión revolucionaria de Chávez (no la de gobernadores y alcaldes, por supuesto, que nos hacen pasar penas)” Y aquí omite Galíndez una expresión importante para la valoración… en la “Balanza de Los Juicios”  

Todos tenemos defectos y virtudes y hacemos cosas buenas y malas, por eso nuestra valoración deberá colocarse en la “Balanza de los Juicios” 

Sigue: …y para rematarAh, a lo mejor acompañas …a Kivo…O haciéndole campaña a los extraordinarios candidatos, estadistas y líderes latinoamericanos y mundiales, como Pablo Pérez, un Lula más, o Radonsky, un Correa cualquiera, o la Cristina Kirchner de Venezuela, Maricori.” 

Y dígame, camarada, si usted entiende este párrafo, sin agregarle ni quitarle comas, de Galíndez, que viene a continuación, porque yo no…: “En conclusión, todo aquel que no esté con Chávez y eso implica acatar sus decisiones, aunque sea apoyar candidatos que nada tienen que envidiarle a Pablo Pérez o la Maricori, pues sencillamente es un contrarrevolucionario”  

Dice Galíndez: “Nelson Fuentes, argumentó que Chávez está entregado al gobernante colombiano y a través de este a las políticas imperiales… y denigra (Yo) “perversamente contra un hombre humilde que ama a su pueblo, todo, y quiere una Patria Soberana. ¡Una pendejada!” sirvan a tal fin” 

Aquí emplea, nuevamente, una expresión mía fuera de contexto ya que lo que está entre comillas era el final de: “Hace algunos años escribí un artículo que, para mí, batió récord de lectores (2.845). Lo titulé: “Fidel cómodo, Chávez jodido” y el resumen de su lectura, sin ofender para nada a la Revolución cubana, comparaba la hecha por Fidel, donde por las medidas tomadas hubo un éxodo a Miami de gusanos y pudo arrancar casi de cero, con la de Chávez que se hace con la gusanera adentro, tenemos nuestro propio y gran Miami conviviendo con nosotros, con tanto o más billetes que allá para invertirlos en denigrar perversamente contra un hombre humilde que ama a su pueblo, todo, y quiere una Patria Soberana. ¡Una pendejada! 

Observan la descontextualización, y creo que perversa.  

Dice Galíndez: “Veamos algunos hechos para hacer un poco de memoria que a veces sirve de algo. Hace tan solo dos años el Chávez de entonces defendía la tesis de que en Colombia se vivía una verdadera guerra civil y que las FARC eran una fuerza beligerante… El Chávez de hoy, ya no cree que las FARC sean una fuerza beligerante. El Chávez de hoy ha entregado a militantes políticos, hasta ayer considerados revolucionarios al gobierno asesino de Santos. Allí está el más famoso, Joaquín Becerra al cual se entregó violando normas del llamado derecho internacional que nuestro gobierno plantea debe respetarse. Allí está Juan Conrado, cantaautor revolucionario secuestrado por el gobierno bolivariano y si no ha sido deportado al viejo estilo del Plan Cóndor como lo fue Becerra, es porque se descubrió a tiempo la movida y la campaña de solidaridad que se ha realizado se lo ha hecho muy costoso. ¿Cierto o no? ”  

Camaradas, ¿Serán errores tan graves como para despotricar del presidente y para no apoyarlo más? O será que Galíndez tiene la solución en las relaciones internacionales con un vecino tan difícil y a la vez tan cercano  como Colombia (con más de 4.000 colombianos en Venezuela) con una latente amenaza de invasión de USA tratando de hacernos ver como apoyadores de la guerrilla y del  narcotráfico al cual los asocian, y  al terrorismo ¿Debemos ser pendejos y que nos siembren más vainas como las computadoras de Reyes y nos ataquen y maten a Chávez y después se disculpen?  

Sigue Galíndez: “El Chávez de ayer, cuando el gobierno de Uribe Vélez, del cual Santos fue su Ministro de la Defensa …  invadió militarmente al Ecuador para asesinar a militantes y dirigentes de las FARC, el presidente Chávez suspendió relaciones diplomáticas y enfrió las económicas con Colombia, hasta tanto Uribe se disculpara. El pasado gobierno colombiano no se disculpó, ni el presente tampoco, pero las relaciones económicas se han venido normalizando para bien de la oligarquía colombiana”  

Pregunto, camaradas, ¿Qué dirá Correa, de siempre seria actuación, que ha cedido y aceptado siendo el más afectado?  

Más adelante, salando unos razonamientos, Galíndez expresa:

“En doce años no se ha tomado una sola medida realmente socialista, ni siquiera se ha expropiado a las multinacionales”  

¿Qué mayor injusta barbaridad? No voy a colocar todo lo que se ha hecho a favor del pueblo porque no alcanzarían las páginas y que parece que el “camarada” Galíndez, muy a lo escuálido, ni se ha enterado, lástima.  

Y “el camarada” Galíndez, muy a lo Lanz, se lanza con lo que sigue: “No somos nosotros … los que no hemos cambiado de rumbo, sino que vemos y sentimos que quien viene cambiando es la política del presidente, aunque mantenga algunos roces, a veces de relativa importancia, con las políticas del Tío Sam. No somos nosotros quienes financiamos a la burguesía mediante créditos con intereses negativos y dólares preferenciales, no somos nosotros quienes planificamos tremenda Misión Vivienda, pero le rebajamos a la banca el encaje bancario para que pueda invertir si lo quiere, en construir viviendas para que aumente sus ganancias y contratamos empresas multinacionales para que se coman parte del pastel de dicha Misión; no somos nosotros quienes acabamos de aprobar que las personas naturales y las jurídicas pueden comprar millones de dólares a través del SITME a precio oficial sin afectar lo que se recibe por CADIVI, dándole un serio golpe a la política cambiaria, favoreciendo al gran capital, en el desarrollo de la fuga de capitales. Y haciendo memoria, viajemos más atrás. No somos nosotros quienes  cambiamos de idea y decidimos seguir pagando una deuda ilegítima e ilegal. No somos nosotros quienes aprobamos el tratado de Doble Tributación que beneficia a las multinacionales gringas y no somos nosotros quienes impedimos que se abra una investigación contra el gobernador de Anzoátegui por el asesinato de dos trabajadores cuando la huelga en la multinacional Mitsubishi” 

Dice: “Debatamos quién o quiénes son los responsable de que Venezuela no haya salido del capitalismo ni un centímetro así, contimás así”    Y nos preguntamos, ¿será tan cierto?  

Continúa Galíndez: “A la crisis del capitalismo no la vamos a derrotar en elecciones, sino en la calle, creando un verdadero poder obrero y popular que pasa por la EXPROPIACIÓN SIN PAGO DE LOS MONOPOLIOS Y OLIGOPOLIOS y la CREACIÓN DE VERDADEROS COMITÉS DE TRABAJADORES QUE IMPLEMENTEN EL CONTROL OBRERO EN LOS CENTROS DE TRABAJO Y A NIVEL NACIONAL UNA ECONOMÍA PLANIFICADA Y CENTRALIZADA DEMOCRÁTICAMENTE. 

Asunto que comparto en 90%, pero además de lo indicado arriba cuando mencioné el artículo “Fidel cómodo, Chávez jodido”, expuse algunas otras razones por lo que es complicado hacer una revolución sin sangre con el más poderosos enemigo adentro: “Se quedaron infectándonos y vomitando basura cotidianamente. Y especulando. Y acaparando. Y dando un golpe certero. Y tratando de parar al país.  Y asesinado a la industria petrolera dejándola en terapia intensiva. (Por lo que son, por lo menos, 2 años y pico de más de los 12 que le cargan a Chávez).  

Y bajando la producción para generar escasez. Y llevándose los millones de dólares hasta que apareció Cadivi. Y desprestigiándonos mundialmente tratando de crear el ambiente para que nos bloqueen o nos invadan  

Para que lo de Galíndez no quede como una exposición de los precandidatos de la MUS, que exponga sus propuestas detalladamente, en especial lo que está haciendo por el poder obrero y popular, asunto que debieron haber planificado e iniciada su puesta en marcha en el país. 

Y, como dije anteriormente, no menciono todas las bondades de nuestro régimen, como lo llamaran los “camaradas”. Que los lean.  
 

Escribió: “DERROTEMOS EL MIEDO A DISCUTIR Y DISENTIR DE LAS POLÍTICAS OFICIALES. DERROTEMOS LAS POLITICAS BURGUESAS REFORMISTAS E IMPULSEMOS MEDIDAS PROFUNDAMENTE ANTICAPITALISTAS Y SOCIALISTAS”. ¡Bien por eso! 

Y continúa con una serie de enunciados sin planes, muy parecidos a cómo los candidatos escuálidos van a luchar contra la inseguridad, por la vivienda, etc.   

Finaliza Galíndez con más enunciados: SOLO LA CLASE SALVA A LA CLASE, CONSTRUYAMOS UNA CORRIENTE SOCIALISTA REVOLUCIONARIA BASADA EN EL MARXISMO REVOLUCIONARIO. Si estás de acuerdo con estas ideas, ven, debatamos y vamos a luchar juntos, dice Galíndez.  

Pregunto yo, estando de acuerdo: ¿A dónde, en Aporrea? ¿Sacando sólo lo malo de Chávez para debilitar las voluntades de los chavistas y de los mal llamados ni-ni? 

En fin, camaradas, planteen esas discusiones en foros en vivo. No públicamente. No escupamos hacia arriba. No es cuestión de que somos más cobardes ni que ustedes son más arrechos. Aunque se debe debatir todo lo doctrinario, lo estructural, lo programático, por favor no juguemos a perder ya que si con el “pequeño poder” que se ha obtenido es difícil desarrollar un socialismo cómo será si pasamos a ser oposición y estos arrialocos tratando de llevar a Chávez a la Haya.

edopasev@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1813 veces.



Eduardo Palacios Sevillano

Ingeniero Civil. Escritor y caricaturista. Productor radial y locutor. Miembro de la directiva de la Orquesta Sinfónica del Estado Anzoátegui. Miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Bolivariana del Edo. Anzoátegui. Coordinador de la Red de Historia, Memoria y Patrimonio de Anzoátegui.

 edopasev@hotmail.com

Visite el perfil de Eduardo Palacios Sevillano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Palacios Sevillano

Eduardo Palacios Sevillano

Más artículos de este autor