Hasta er Conde er Guacharo nos sigue jodiendo

Vivencia de un Plan vacacional financiados por el pueblo y el Estado

Esta temporada vacacional me tocó la noble misión de fungir como observador del Plan vacacional de la Unidad del Poder Popular para la Agricultura y Tierras en Nueva Esparta. Toda la travesía empieza con un formato que se realiza a mediados de año desde Recursos Humanos Caracas, donde solicitan datos de los hijos de los trabajadores con edades comprendidas entre 6 y 14 años, con un cupo de hasta dos (2) niños, hasta allí todo parece normal. Luego se realizan las licitaciones a nivel central con Empresas privadas de la Recreación. Allí bajo parámetros burocráticos, económicos y otras variables (que desconocemos) sale victoriosa la organización “más conveniente y atractiva”.

Mas adelante, una semana antes del inicio del programa, visita el representante de la “Empresa Privada de Recreación”, dando las instrucciones para el inicio del muy esperado Plan Recreacional. Todo parece normal. Primer día, chamos a la expectativas y dos unidades de transporte esperando para la gran aventura infantil y adolescente. Los recreadores inmediatamente, inician la presentación y comienzan con la interminable música pegajosa típica de estos planes “sal de hay chivita sal de agujero… y el pato y la guacharaca…. Corremos a las unidades e inicia el recorrido, nos dirigimos así a la Basílica del Valle del espíritu Santo. Los chamos entran a la Iglesia, están un rato allá y vamos al Museo del General Santiago Mariño, que se encuentra a muy pocos metros de allí. Al entrar al museo hay una valla de algunas obras de MINTUR. Al iniciar el recorrido me percato, que no hay ningún guía ni nadie que de la bienvenida, objetos aislados, algunos cuadros. Mi primera sorpresa, una escultura que realzaba la figura de Cristóbal Colon, ya allí me empezó a dar mala espina, mas adelante un cuadro de Francisco Fajardo (Conquistador y asesino de Guaiqueries) camino unos pasos mas y para pararme los pelos (con todo que soy calvo), me encontré con el Escudo de Venezuela con el caballo y su cabeza volteada mas un cuadro con la bandera de 7 estrellas. Me marché confundido y muy contrariado, ante tanta indiferencia y al ver que aun están las ideas del explotador y conquistador en el ambiente como si nada.

Salimos y el Coordinador del plan me comunica que la siguiente parada era para el colosal, el templo del consumismo venezolano, era un viaje al mundo mágico…. Al Cine del “San” bil, perdón Sambil. Trague profundo y pensé bueno, vamos a ver que película será… algo no me cuadraba. Llegamos al Sambil, niños formados, cantando “vamos de paseo, trala la la la..”  El Coordinador del Plan anuncia que primero antes de la película comerían en el sitio mas esperado, el súper nutritivo, el alienante y estupidizante (suenan los platillos) MCDONALDS… Mi cabeza empezó a dar mil y miles de vueltas, le pregunto al Coordinador si no existía otra opción y me dice que ya tiene compradas todas las “hamburguesitas” made in USA. Primer derechazo al mentón, estaba aturdido. No accedí a comer allí, y me retire a comer la única opción decente allí, arroz chino, limpia y Chopsuey (JAJAJAJA). Terminan de “envenenarse” perdón de comer, cuando ya con entradas al Cine, nos enfilamos al matadero de la creatividad: El Cine Infantil Hollywoodense. La propuesta parece indefensa: “El Guardián del Zoológico” . Primero que en esta Multinacional llamada “Cines Unidos”, ya no basta con calarse los trailers de las próximas películas, sino que pagamos una entrada, para que nos atormenten con mas de 30 minutos de comerciales, de perfumes, chicas promocionando la operación de las lolas, empresas polar con su ridículo eslogan “si se puede” una propagando glorificando la propiedad privada (ojo con esa ONG), el mundo faschion y bla bla bla… después de la totura adoctrinante, comienza película, otra historia de aventuras,el bueno, el malo, el carro, los reales… donde pasa de todo y no deja nada.

Llega el día dos, tipo tranquilo, en una playa, donde disfrutaron de los típicos juegos playeros, eso si, sin mensajes conservacionistas, sin mención a los nuevos valores de sociedad… nada mas allá de los cantos y juegos vacacionales.

No cambia el panorama en el tercer recorrido, vamos a otra empresa recreacional privada, Parque El Agua, parque temático de toboganes y atracciones acuáticas, donde la entrada general es de Bs.130. Ese día visitamos ese parque, el MAT (20 participantes) y un grupo bastante grande de PDVSA (unos 100 chamos), vayan sacando la cuentica. Día ajetreado de Sol, sube y baja, protector solar, cloro en los ojos y por ningún lado, la formación del ser humano.

Culmina la jornada. Ya era jueves y a mi parecer, el mejor del plan, visitamos Playa Punta Arenas en la Península de Macanao, extremo mas árido y menos habitado de la isla. En verdad un lugar hermoso. Luego visitamos al Museo Marino, que aunque privado con una entrada a Bs 35, el lugar es un centro de enseñanza científica y con alto valor conservacionista.

Hasta que llega el fatídico día… ya estaba muy predispuesto … El Reino del mal gusto… del ex candidato tira piedra… del señor que ridiculizó al noble oriental, que fue el payaso de Joaquín Riviera, Cisneros y Gilberto Correa… El único en desfachatez y ridiculez exponencial, su majestad Er Conde er Guacharo y su mamotreto de Musipan (80 bolos la entrada para niños)

Ya en la entrada estaban los trabajadores, todos con ropa estrafalarias y practicando su parte del guion… cuando ya son las diez de la mañana y anuncian por parlantes que se deben quitar las gorras por que izaran la bandera y cantaran el Himno del Reino de Musipan!! Verrrrrrrrr, En ese mismo instante me hubiese gustado convertirme en una maquinación diabólica de Hulk con Bruce Lee… empecé a inhalar y exhalar para disminuir la ebullición mental. Entramos en correcta formación y nos dirigimos a una estación de Bomberos, palabras como la mujer es bruta, esa gorda fea, ese negro bembón, esa vieja arrugada, ese cabrón, la chula y pare usted de contar… risas iban y venían…sale un chistecito de la carne podrida de Musipan y los escuálidos reían a carcajadas. Ya el Coño de la Madre, era mi único pensamiento… HDP, y más allá.

Mi indignación estaba en alza. El recorrido siguiente fue a una Iglesia, con miles de sandeces y burlas denigrantes al afrodescendiente, a la mujer, y a los compas de la diversidad sexual (ojo la gente paga y disfruta de esta barbaridad, para rematar muchos niños son testigos inocentes de estas practicas sociales).

Sigue la tortura del recorrido, unos policías malandros, continúan con sandeces, nombran a PDVSA, a PDVAL, hacen alusión a las cadenas presidenciales. Me aparto completamente de todo. La ruta continúa y salen unos carajos vestidos de mamarrachos diciéndole a la gente que vaya al CDI…. COÑOOOOOOOO….. No se puede aguantar tanta atrocidad, burla, desprecio, odio… Mas tarde, sin los niños voy hacia los baños y me encuentro con el Show ,que ponen a la gente a escenificar unas protestas donde hay unos supuestos opositores y chavistas, gritando consignas (hasta en un supuesto sitio de recreación hay que calarse esto). El único sitio que mi mente y alma tuvieron algo de calma fue a la hora de la piscina, con veinte chamos encima de mi, pidiéndome que lo llevara a lo hondo.

Para terminar, ya fuera de la tragicomedia,  quiero llamar a la reflexión, ¿cómo es posible que los planes vacacionales, pagados por el Estado, donde hay niños en formación, sigan siendo victimas de la terrible cultura capitalista, con sus valores clasistas, denigrantes, egoístas, despreciantes? ¿Cómo es posible que sigamos financiando empresas privadas de la recreación (alta ganancia y actúan como carteles), que incluyen en sus planes lo que les parece, al precio que les da la gana, con alta plusvalía para sus accionistas, inculcando los valores del enemigo a nuestros chamos en formación?. No solo eran los niños de la institución que pertenezco, sino que había chamos de PDVSA, Lácteos Los Andes, Plan Bicentenario y otros. ¿Cómo es posible, que la burla que monta el Conde del Guácharo sea incluida como recreación y esparcimiento a nuestros hijos, cuando no respetan la dignidad del ser humano, se burlan del pueblo y del Presidente Chávez? Lo peor con dinero del Estado, y lo que me mas indigna, que se hagan con niños.

Cosas sencillas como incluir un almuerzo criollo en vez de un Mcdonalds, es una lucha ideológica que debemos batallar. Agradezco en el alma, que en próximos planes vacacionales financiados por el Estado, sea para el desarrollo de la creatividad, de la solidaridad, resaltar la historia de los pueblos, del amor a la naturaleza, del compartir, de la unión entre países, entre pueblos, del trabajo, del estudio, del deporte, del arte, del canto… coño de Socialismo… No hablo mas, dejare informe a la Dirección de Recursos Humanos, y ojala le llegue al Ministro Loyo y a los responsables de los que permiten y pagan por estos denigrantes planes vacacionales.

Otra cosa, digo yo… que tal si unidos el Ministerio del Ambiente, Ministerio de Educación, Comunas, el Ministerio de Turismo, MAT, y otros mas junto a lo mas importante, el Poder Popular, no planificamos unos planes nacionales vacacionales mas acorde a lo que pretendemos construir? El Nuevo Hombre y la Nueva Mujer, lejos del modelo alienante, consumista y destructor capitalista…

Gracias por escuchar, a este ser en continua contradicción y esquizofrenia.

Hasta la Victoria Siempre… VENCEREMOS.

Patria o Muerte.

Independencia, Patria Socialista, Viviremos y VENCEREMOS.

Post data: en general los chamos tuvieron buen trato y atención, allí no van los tiros, el peo es ideológico, socio-político.

Nueva Esparta, Isla de Margarita.

oj_armas@hotmail.com

@OJArmas



Esta nota ha sido leída aproximadamente 8489 veces.



Oscar José Armas

Dirigente de los Círculos Bolivarianos, comunicador alternativo, Director del periódico La Voz del Valle

 lavozdelvalle2@yahoo.es

Visite el perfil de Rubén Mendoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social