(o de cómo SAUL practica la necrofilia y se le va pudriendo el alma)

Algunas consideraciones sobre tu "vida"

Artículo 8 
Queda decretado  que el mayor dolor  siempre fue y será siempre no poder dar amor a quien se ama, 
sabiendo que es el agua quien da a la planta el milagro de la flor.

(LOS ESTATUTOS DEL HOMBRE –Thiago de Mello)   

Yo no se quien eres Saúl. Tampoco se de que aquelarre vienes para promocionarte como una especie de ángel tropical (de la muerte, claro esta) imponiéndote a ti mismo la facultad de anunciar la muerte de alguien. 

     Escribes desde tu bilis y haces consideraciones sobre la muerte para deseársela entre líneas al comandante – presidente de todos los venezolanos, o sea tuyo y mío, entre todos. 

     Deseas la muerte y montas una especie de alcabala mental por la que tienen que pasar los que mueren antes de despedirse de la vida, porque tienen que despedirse de ti, como lugarteniente de San Pedro. 

     Las consideraciones que haces sobre la muerte, realmente son las consideraciones sobre tu vida, como para decirte desde aquí que el muerto eres tú, con todo y tus deseos que pudren tu alma. 

     Para empezar déjame decirte que dentro de esas consideraciones hay enormes lagunas  de un azufre donde estas sumergido, porque a ese que le deseas la muerte, sencillamente y para tu despecho YA NO MUERE. Debe dolerte esto, aunque no creo que pueda dolerte algo porque escogiste el odio como morfina, eso es lo que revelas. 

     Extraña dialéctica esta, la tuya, digo la de tu vida, que no es vida, es muerte. Por eso hablo yo sobre las consideraciones de tu vida, es decir de alguien que no conoce lo que es vida y no le quedo más nada hoy que hacerle un homenaje a Belcebú a través de lexemas y morfemas que fuiste aporreando y que hablan bien de ti, en la ergástula  que decidiste tu escoger  como la perfecta cueva de esclavo del imperio y de aquellos a quienes le subastas tu palabra. 

     Tú  y tus profecías, tus profecías y tú hacen del artículo en cuestión un nítido retrato de ti mismo. Ciego, no sabes lo que es el mal, porque el mal eres tú al estar embadurnando cuartillas con el claro deseo de la muerte de otro. A quien le achacas la responsabilidad del mal que  en este país se le ha hecho a mucha gente, ¿a Chávez?, pues no,  tus hipótesis demoniacas las tumba el pueblo, que reza, que llora, que ríe con su comandante presidente.  Tú, dime, ¿a que llamas ruina?, acaso no ves lo ruin de tu verbo y lo miserable que son tus deseos, que son de muerte, son de muerte. ¿Quien persigue aquí  en este país nuestro? Sabes que con un artículo como el tuyo, preñado de deseos de muerte para el presidente tuyo y mío y el de todos, ya  estuvieras tras las rejas en un régimen de los demócratas que tu anhelas. Un régimen, Saúl que desapareció a jóvenes, a obreros, a campesinos en nombre de una babosa democracia que surgió como pacto en la quinta punto fijo y donde se suscribió los deseos de muerte para una patria que hoy nace para la vida, para el hombre y la mujer nuestra y tu le hagas la “guayaqueta” a la verdad, por el odio, por el odio que ya has convertido en creyón. 

     Déjame recordarte Saúl, quien de verdad perseguía en este país. Déjame recordarte algunos actos que enlutaron a mas de una familia en este país, familia como la tuya, como la mía, que de seguro, a la hora que empezaste a letrinizar la idea para convertirla en articulo, algunas madres, como por ejemplo la señora Zenaida Mata de Rodríguez (la madre de Noel Rodríguez) estaba con los familiares de Chacón Lanza, de Luis Hernández, moviendo tierras en el Fuerte Cocollar (los tristemente celebres teatros de operaciones) tras la búsqueda de los huesos de sus hijos, de sus hermanos. Déjame recordarte que: 

1) 08-09-1960, gobierno de Rómulo Betancourt: Ricardo Navarro. Lugar: Sindicato de Trabajadores Petroleros, Lagunillas, estado Zulia. Delito: Los trabajadores exigían claridad en las finanzas del sindicato dirigido por Acción Demoníaca, perdón Democrática (AD). Ejecutores: Hugo Soto Socorro y Luis Tovar, bajo el mando del ex ministro de relaciones interiores, Carlos Andrés Pérez y en el contexto betancourista de "disparen primero y averigüen después”.

      
2) 26-05-1962, gobierno de Rómulo Betancourt: José  Gregorio Rodríguez. Lugar: Calabozos de la Digepol, Los Chaguaramos, Caracas. Fue lanzado de un cuarto piso para simular un suicidio. Delito: Dirigente popular, miembro del Partido Comunista de Venezuela. Ejecutores: Esbirros de la Digepol.

      
3)19-09-1962, gobierno de Rómulo Betancourt: Omar Ramones Prieto. Lugar: Plaza Capuchinos, Caracas. Delito: Conmemorar la fundación de la Juventud Comunista. Ejecutores: Bandas armadas de AD.

      
4) 28-12-1964, gobierno de Rómulo Betancourt: Miguel Noguera. Lugar: Cabure, estado Falcón. Delito: Oponerse al gobierno. Ejecutores: Esbirros de la Digepol. 


23-03-1967, gobierno de Raúl Leoni: José "Chema" Sader. Delito: Oposición al gobierno. Ejecutores: Bandas armadas de AD y Copei            
(Tomado de Paréntesis Crítico. Blogspot.com) 
 

     Acuérdate de esto Saúl, acuérdate que no eres tu el que fija los plazos de los ciclo vitales. Deja de una vez de lado esa pretensión que tiene de ser un semidiós. No sigas imaginándote a  esa sala llena de sueros y piticos de alarmas. No sigas imaginando a la muerte allí. Haz como los que creemos en la vida y empieza a imaginar un mundo de iguales. 

espanel7@gmail.com

  


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3399 veces.



Nelson España

Miembro del Frente Antiimperialista de la Zona Sur - Anzoátegui

 espanel7@gmail.com

Visite el perfil de Nelson España para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Nelson España

Nelson España

Más artículos de este autor