(No a Aquiles, por Dios, Aquiles no, es a Claudio)

Carta del Diablo a Nazoa

“Nadie puede ser ofendido en su dignidad,

si antes no se ha ofendido a sí mismo”.

José  Ingenieros 

     Hola panita. Por fin te encuentro. La verdad que nunca me había interesado en buscarte, porque realmente dudo que puedas servirme para algo, si lo que sabes es de huevos y sardinas, lo bueno tuyo y es lo que te reconozco es que degustaste estos, cuando para otros  le eran difícil convertirlo por lo menos en un buche, en un bocao (me gusta por diabólico) y por sobre todo por tu silencio para ocultar la “celestial” gestión de un Carlos Andrés –aquí lo tengo en mi  tiniebla-, un Luis Herrera o el presidente aquel  borracho que se gastaron ustedes allá...

     Viejo, usted debe saber porque le escribo, verdad.

     Han pasado casi ocho meses ya que te puse a ganar el premio al mejor artículo de humor del año cuando utilizaste mi nombre para satirizar a Chávez. Te acuerdas, hermanazo.

     La situación hoy es diferente Claudio, la cosa es distinta, porque te “han dado” un premio al mejor articulo humorístico del año y siento que te me estas haciendo el sonso. Todos los que ganan medallas, consiguen un carguito mas o menos y se olvidan del reino del azufre cuando en verdad y tu lo sabes, aquí abajo todo se paga y conste que yo no necesito pranes ni luceros, no, no para hacerme mis billuyos. Coño panita, tu me caes bien, de pana que si, pero no me esta gustando nadita ese asunto que ahora el premio es solo tuyo, bueno okey si, yo te dije antes del pacto que ese asunto de medallitas y promesas no es para mi, pero pinga, como que te  lo tomaste a pecho y ahora resulta que te me estas haciendo el loco y tu sabes que no hay diablo pendejo, o acaso tu me has visto por ahí en ese macan. No pana, y de verdad me arrecha que ahora te hagas el guili, y no me vas a decir que fue que se te había olvidado, no, no, acuérdate que tu almita es mía, aunque a decir verdad que el que perdí aquí fui yo, porque para que me sirva el alma de un pobre come huevo como tu... De que carajo puedes servirnos, acaso pa´ mandar a mis fieles a comer sardina, no pana. Lo convenido: comete tu premio, pero tu sabes  que yo no como cuento. Si alguna vez alguien me ha jodido fue el flaco barbuo ese, el hijo del carpintero de Nazareth, pero más nadie panita, más nadie. Así que no me vengas  después con aquello de coño Sata disculpa dame un tiempito que ahora la vaina es mas jodia ya que los carajos de la MUD están tan agalluos que no sabemos  con quien vamos a  joder a Chávez en el 2012. No panita, esa yo me la se, y mira que aquí abajo te están esperando y te tienen ganas.  Yo a Chávez no lo puedo joder, yo te lo dije, te ayudo a ganar el premio y ya, pero ese es un peo personal entre tu y yo, personal.

     Verga panita, vuelvo a repetírselo, usted no me cumple y lo  mando a buscar con  el tirano Aguirre, con Boves o algunos de mis mejores buenos alumnos (acuérdate que alumno es  sin luz – a luni-) y tú sabes como son esos carajos cuando se molestan, se molestan, bueno yo aquí ni les llamo la atención, de verdad que fuera yo mismo a buscarte, pero que va me rayo. Tu sabes lo ridículo que me vería yo allá, cuando dijeran los pajuos de ustedes, especialmente los chavistas que si están claro en su vaina: ay mira  ahí va al diablo con el Claudio, será que le gustan las muñequitas de plástico también, vacié. Y todo el mundo señalándome con el dedo y diciéndome hembrita, hembrita, hembrita, desde su machismo tropical. Además guebon,  yo no voy a poner en riesgo mi vida, bueno … si, mi muerte allá en Venezuela, no que va, ya esa gente le perdió el miedo a uno, excepto tu y los tuyos que no quieren ver  ni a Chávez en pintura pero  quedan como unas mami cuando el carajo le expropia una empresa  a  tal o cual “empresario”, no joda hasta yo se las quitaría, o tu crees que los que están aquí abajo son unas mamitas (y  que me perdonen las mamitas) como ustedes, no mi pana, aquí están los que le roban la comida a la gente, los que le pagan mal a los trabajadores, los curitas esos que le gustan que los carajitos se lo furruqueen no joda y esa catajarria de gente que me quiere tirar a Chávez a mi, seré pendejo. Acuérdate de tu deudita pana, mira que la vaina entre los dos esta de pinga, no la eches a perder, acuérdate que aquí hay unas pailas finas para que te pongas a sancocharle guebos y a dorarle unas sardinitas a todos estos diablos, coño pero no me quiero ni imaginar  dándole un huevito en la boca a Pinochet y  quitarle las miguitas de los labios. Ay Claudio, Ay Claudio, no sabes  con quien te estas metiendo, ah y otra vaina, que no se entere Chávez que yo estoy cuadrando una vaina contigo y que te ayude para que te dieran el premiecito ese por el que los únicos que se cagaron de la risa fueron ustedes mismos, riéndose de ustedes.

     Ah, otra cosa,  que no sepa yo que el Chávez se entere de que estoy con ustedes, ¡ah bueno¡, porque entonces si me jodo, y yo que me jodo, yo que muevo  todo el infierno para buscarte a ti y por Dios (verga ve, vistes te distes cuenta,  se me sale) que mando a Nerón a que te queme en aceite caliente junto a tus huevitos y sardinitas, por pajuo.

     Evita, evita ahorita porque ahorita  mismo llamo a la gente del canalcito ese que tienen ustedes allá y vaina pa que no te  den espacio y mira que los directivos se chorrean cuando me ven de tanta deuda que me tienen pendiente. Ellos saben que yo en la bajaita soy bueno y ya viene el tiempo de cobrarles. Acuérdate Claudio, acuérdate, el que da y quita el diablo lo visita.

     De ti y de tu alma, atentamente 

     El Diablo

Nota: De verdad que hubiese querido escribirte antes, pero que va  nosotros aquí  tenemos tiempo es para la muerte, y en ese, tu país, se esta trabajando para la vida. 
 espanel7@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3016 veces.



Nelson España

Miembro del Frente Antiimperialista de la Zona Sur - Anzoátegui

 espanel7@gmail.com

Visite el perfil de Nelson España para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Nelson España

Nelson España

Más artículos de este autor