Pueden destruirnos

Marchas y contra-marchas

  “El ministro del Poder Popular para el Comercio, Richard Canaán, informó este sábado 03-07-2010, que quedó sin efecto a normativa legal publicada en Gaceta Oficial, que prohíbe de forma absoluta la venta de 20 productos alimenticios de primera necesidad y a precios regulados a cielo abierto” http://www.aporrea.org/actualidad/n160536.html.

     La decisión que se anula es la de un gabinete sectorial, donde participan cuatro (4) ministros y sus respectivos viceministros y directores, en otras palabras un montón de jefes. En donde prohíben la venta a través del comercio informal, de los alimentos de primera necesidad. Con la formalidad del caso, pues es una medida dura políticamente y ejemplarizante a la vez, en cuanto al orden y estado de derecho que reina en la República, por lo que la medida aparece en la Gaceta Oficial N° 39.454 del 28 de junio de 2010, recogiendo las Resoluciones N° 46, 040, 21-10, y 099 de los Ministerios del Poder Popular para el Comercio, para la Agricultura y Tierras, para la Salud y para la Alimentación.

     Desde ese momento se acababa la venta de alimentos a cielo abierto, por fin íbamos a dejar de ver ventas de morcillas, carnes de res, de cochino, de pollos, en las aceras, sin sistemas de enfriamiento ni resguardo del simple polvo de las calles. A veces son vendidos los alimentos como  las carnes al lado de una cloaca desbordada. Así, desaparecerían los especuladores del buhonerismo, quedando solo los de economía legal.

     Para un consumidor, es igual que su dinero se lo hurte un especulador como Zuloaga o un buhonero de humilde catre. Total nos quitan el dinero y se burlan ambos del resto del pueblo. Y  fíjese,  que van millones de veces más, a una calle a comprar los pobres, que a una agencia de carros, el daño puede ser mayor en volumen de población afectada y en número de bolívares robados del bolsillo del ciudadano humilde, por un buhonero inescrupuloso, que es en definitiva un posible voto menos, del target social especifico de las políticas del gobierno revolucionario.

     Pero, de repente. El ministro del Poder Popular para el Comercio, Richard Canaán, informa este sábado 03-07-2010, que todo lo que dijeron escribieron y en lo que comprometieron su seriedad política otros tres (3) ministros quedaba sin efecto. La normativa legal publicada en Gaceta Oficial, que prohíbe de forma absoluta la venta de 20 productos alimenticios de primera necesidad y a precios regulados a cielo abierto, tres días después se dejaba sin efecto, se retractaba el gobierno de lo que había dicho.

     Y remarca el ministro del estado venezolano  "La lucha no es contra los buhoneros, el Gobierno bolivariano, en 10 años, nunca los ha perseguido ni los perseguirá. Iremos contra los mayoristas, que son los que ponen los precios especulativos". Pareciera que algunos órganos del estado no han entendido que en Venezuela no hay patente de corso para NADIE, no se autoriza a robar a ricos, ni a pobres.

     Pienso mejor, que las palabras recogidas en la nota de prensa de aporrea, http://www.aporrea.org/actualidad/n160536.html ; contienen errores humanos de trascripción o errores sensoriales;  de lo contrario estaríamos ante una situación calamitosa, respecto al orden en el país, puesto que si las leyes no se respetan estaremos iniciando las condiciones para la ANOMIA y el consiguiente fallo político de la revolución.

     No puede haber discriminación en esta república revolucionaria, todos debemos estar bajo las condiciones de la constitución y de las leyes, o ser buhonero, es ser un “venezolano con patente de corso”, que además viola las leyes de salud y las ordenanzas de casi todas las alcaldías de Venezuela. Si hay un mayorista que le da los productos a los buhoneros para  que especulen, esto conforma la figura de agavillamiento  y especulación, ambos son delincuentes.

  Debe llegar el momento en que no se sigan improvisando respuestas y que se use la comunicación para que los ministros ORIENTEN  al presidente.

Para los militantes del proceso revolucionario, es difícil sostener las razones del ¿Por qué?, en menos de una semana se deciden una orden y luego otra que deja sin efecto la orden anterior, sobre idéntica materia. Lo que puso al líder máximo de la revolución, a tener que desdecir a los ministros y todos sus equipos gerenciales.

alfredomourad@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1263 veces.



Alfredo Mourad Naime


Visite el perfil de Alfredo Naime para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: