Lo que ocurre realmente en la ONU -Nacionales traidores-

Muchos venezolanos se han convertido en caballo de Troya. Solo que a diferencia de lo ocurrido en La Iliada, estos nacieron en esta Republica Bolivariana. Que es aparentemente lo único que los diferencia, de aquellos intrusos que se escondían dentro de aquel caballo de madera. Digo aparentemente, porque estos parecieran estar escondidos detrás de una cedula que los certifica como venezolano. Certificación que al parecer los autoriza a atentar desde adentro, en contra de nuestro país, colocándose siempre al lado de nuestro agresores.El mismo daño que ocasionaron aquellos, estos siguen pretendiendo ocasionarlo aquí. Por eso cabe la pregunta; ¿que tiene que hacer un traidor para ser juzgado por traición a la patria?.

La posición que vienen asumiendo en contra de Venezuela en la lucha que mantenemos con un de los títeres de USA por el puesto no permanente del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas, es asquerosa. Y refleja que ellos a pesar de todo lo que le ha sido perdonado, no han cambiado siquiera un ápices. Las contemplaciones, los perdones, los negoceos y el no querer realizar acciones que pudieran ser contraproducentes, nos tienen donde nos encontramos. Decía Simón Bolívar en el Manifiesto de Cartagena: “…a cada conspiración sucedía un perdón y a cada perdón sucedía otra conspiración que se volvía a perdonar, porque los gobiernos liberales deben distinguirse por la clemencia. ¡Clemencia criminal, que contribuyó más que nada, a derribar la máquina que todavía no habíamos enteramente concluido…”

Marx nos explica que pasa con ellos, claro esta que no les importa que pueda pasarle al país donde nacieron, que pueda ocurrirle al pueblo venezolano. Lo único que los mueve es su interés de clase. Que se mantengan las condiciones que le garantizan absolutamente todos sus privilegios. Así ese deseo implique que se deba pasar por la destrucción del país, a lo cual están dispuesto y a cada rato dan muestra. Marx divisaba en la sociedad dos clases; una opresora y otra oprimida o explotadora y explotada. Lo cual daba origen a la lucha de clases. Y creía como creemos muchos en la dictadura del proletariado, para poder acceder a una sociedad justa. Ahora nos estamos dando cuenta, que si luego de cada embestida de la oligarquía, le permitimos mantener sus herramientas de agresión, estos nunca van a dejar de pensar en ganar esta lucha interna que venimos librando desde el año 1999. A pesar de que les ha ido bien durantes estos 8 años de gobierno revolucionario, viven planeando como volver a la cuarta republica, como volver a ostentar el poder del estado. En algún momento los que dirigen la revolución deben definir que hacer, si los desarmamos o mantenemos esta zozobra, que pudiera llevarnos nuevamente a un 11 de abril, pero con la pericia que da la experiencia.

Esto señores no apoyan a nuestro país en nada, siempre los vemos ubicado al lado del imperio. Cada vez que los voceros norteamericanos nos agraden, ellos ven la responsabilidad de esa agresión en nuestros funcionarios. En la estrategia que aplicó Alan garcía, Felipe Calderón y continuaran aplicando otros, para acceder al apoyo de los pueblo del Perú y México respectivamente, estimulando el emerger del nacionalismo, que todos, excepto ellos, llevamos por dentro. Haciendo uso de sus dotes de mentirosos, mostraban al presidente de nuestra Republica, como un entrometido, como alguien que quiere dormir obligatoriamente en una casa que no es la suya, repitiendo todos los días la falsedad: que Chávez estaba interfiriendo en sus asuntos nacionales, que financiaba a tal candidato, y otro grupo de bazofia que producían los especialistas en campaña sucia del Pentágono. Como era de esperarse, nuestros antinacionales, apoyaban y complementaban, cada mentira que estos expresaban y así lo han hecho y lo van hacer siempre.

Hoy cumplen al pie de la letra el mismo libreto, pero ahora en la elección que se esta dando en la ONU por el puesto al consejo de seguridad, donde Venezuela tiene aspiraciones. No hay palabras desalentadoras que no hayan dicho. Casi todos sus opinadores de oficio han coincidido en que el haber recibido el apoyo de 76 países representa una derrota para Chávez. Se hacen llamar internacionalistas, pero sus análisis lo limitan a su bilis, a su antivenezolanismo a sus intereses de clase, cualquier payaso es presentado como especialista en asuntos internacionales y repiten los bodrios ya cocidos previamente en sus laboratorios.

Estos venezolanos arrepentidos, manejan grandes poderes en el país. Uno de ellos y el más importante, el poder mediático que lo usan a placer, como herramientas panfleto-parlantes de capitalismo y el imperio. El poder económico lo detentan también ellos.

Para estos venezolanos internacionalistas (aman a cualquier país menos al suyo), somos el lado culpable de todo conflicto que nos involucre. Dan mayor credibilidad a las opiniones del exterior que a la de nuestros representantes. Y no solo le dan más importancia a las opiniones externas, sino que tratan de imponerlas en las mentes de los venezolanos.

Ellos son los que ven en el último discurso en la ONU del presidente, una acción errónea. A pesar de que todos los presentes no veían el momento de dejar de aplaudir sus palabras francas. Y cuando termino, todos corrieron a hacer colas para felicitarlo, por su sinceridad y valentía. Por haber dicho lo que todos ellos piensan, pero no pueden por algún motivo decir. Ellos consideran que el discurso del presidente es agresivo y lo incluyen entre los tres discursos mas agresivos que se han dado en la ONU, al igual que lo hacen los medios norteamericanos. La verdad siempre va ser subversiva y lo va parecer más cuando esa verdad, se dicha en sitios como la actual ONU, que se ha convertido en el ente que legitima todas las atrocidades que realiza USA en el mundo. El presidente simplemente fue a decir en el sitio adecuado las verdades que se deben estar discutiendo en ese organismo. Los venezolanos antivenezuela se comportan como los fariseos ante las verdades que dijo Jesucristo. Y contrario a los medios norteamericano que apoyaron al asesino que tienen por presidente, los nuestro han arremetido contra el suyo. Porque consideran un irrespeto, el que se permanezca erguido frente a su amo del norte.

Son felices sintiéndose las mascotas garrapatosas de Estados Unidos. Mientras la gran mayoría de nuestra nación ve a USA con desagrado, ellos desearían ser al menos el ano de esa nación.

Sus posiciones venden patria, generan grandes molestias en los que somos venezolanos de hecho y de derecho. Es aberrante la presentación que han hecho del proceso electoral en la ONU. Desvirtuando descaradamente lo que allí sucede realmente. No ocultaron su excitación intestinal cuando Venezuela saco menos votos que Guate Mala. Vienen mostrando sus especulaciones y presunciones desfasadas e interesadas como elementos absolutos.

Ellos han querido desmeritar a nuestra diplomacia diciendo que no se hizo el trabajo, que lo que ocurrió se debe, a que nuestros funcionarios no son diplomáticos de carrera. Que esta es la actuación más vergonzosa de Venezuela, que durante la cuarta republica accedimos cuatro veces al consejo de seguridad de la nación. Con estas medias verdades han tratado de descalificar.

Lo que si es cierto es que nuestra anterior diplomacia era una diplomacia servil, rastrera, al servicio de los caprichos genocidas de Norteamérica. Sus capacidades estratégicas y de gestión se limitaban a agradar al amo del mundo y consistía en una diplomacia de sumisión, lambiscona, complaciente, lisonjera y cómplice de injusticias. Venezuela durante las cuatro veces que se alzo con el puesto, hacia el papel que esta haciendo ahora Guate Mala. Una simple ficha en un tablero. La elegían porque era el candidato de USA. Nuestra sesuda, profesional, técnica y esforzada diplomacia, cuadraba todos los apoyos simplemente; entre otras cosas, teniendo una empresa llamada CITGO en USA, que comprende mas de 14 mil estaciones en distintos estados del territorio estadounidense, que no le generaba ni un centavo a nuestro país. Además buscaban garantizarle a los Estados Unidos un precio de barril de petróleo, que rondara los 7 dólares. Sin incluir que no se iba pronunciar palabras o levantar la mano por candidatos que no fueran orientados por el imperio. Con esa estrategia científicamente calculada, ellos accedían al puesto del Consejo. Su papel consistía en ejecutar ciegamente los designios injustos de USA.

Los 76 países que nos están apoyando actualmente, a pesar de la oposición férrea de USA y la Unión Europea, que no son perros mansos. Lo hacen a riesgo de todo, porque creen en nuestro país y en nuestras propuestas. Hemos dicho que vamos con el objetivo de transformar ese organismo mundial, que deje de ser un sitio para donde se van de picnic, los representantes de las naciones del mundo, queremos que deje de ser el lugar de las reuniones sin sentido, sin producción. Vamos a convertirnos en la voz de los que no tienen voces, vamos con nuestra justicia. Queremos desde allí convertirnos en un elemento que contribuya a parar el deterioro de la vida y del mundo. No se va en búsqueda de reputación internacional. Se busca simplemente que el mundo sea realmente justo.

USA y la EU nos han puesto las cosas sumamente difíciles, han presionado de todas las formas posibles a los países del mundo, ya lo decía el presidente hace poco. Están condonando deuda, ofreciendo facilidades, amenazando. Están utilizando todo su poder para desviar las preferencias de los países. Pero a pesar de todo lo que ha hecho USA y sus aliados, se mantienen firme al lado de Venezuela alrededor de 76 países. No estamos aislados como decían. Países pequeños de frente con nosotros, asumiendo sus riesgos. Hay otros que lamentablemente están entrampados, como lo están muchos en el mundo con los Estados Unidos. Caso de los países centroamericanos que subsisten gracias a las rentas que envían los familiares desde los Estados Unidos, los países que están endeudado con el banco mundial y el fondo monetario internacional. Lo que quiere decir que los resultados que se están dando, no se reducen al descerebrado planteamiento de que el discurso de comandante de esta revolución es violento. O a que nuestra diplomacia no es de carrera.

En conclusión Venezuela no ha perdido. Nuestra moral ha generado que 76 países del mundo, a pesar de la enorme presión, le hayan dicho a USA yo pienso como Venezuela, yo respaldo a ese país soberano. Son apoyos que nos hemos labrados nosotros mismos, sin la necesidad de estar debajo del brazo de nadie. Así mañana se imponga el títere de USA y la UE, hemos dado una demostración al mundo de que Venezuela no esta sola. Y que hay muchos países que sueñan con la obligatoria transformación del las Naciones Unidas. Poco a poco se están liberando los pueblos del mundo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2688 veces.



Lcdo. Pedro Figueroa


Visite el perfil de Pedro Figueroa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /venezuelaexterior/a26463.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO