Venezuela sigue triunfando en la OIT, la OEA, la ONU y la Constituyente

Hace poco se realizó en Ginebra la Conferencia Internacional del Trabajo número 146, desarrollada en los 99 años de existencia de esta organización. Durante esta jornada nuevamente sectores de empleadores pretendieron que Venezuela fuese sancionada, acusándonos de que no había política de empleo y que la misma no se había hecho de conocimiento de las organizaciones de trabajadores y empresarios; nuestra defensa fue simple y principista: el Plan de la Patria contiene nuestro Plan de Desarrollo y éste contiene políticas específicas que coadyuvan en el mantenimiento del empleo. Así mismo se recordó todas las acciones económicas emprendidas por el Presidente Maduro para evitar que el desempleo aumentara en el marco de la caída de los precios del petróleo, la guerra económica y más recientemente las acciones terroristas de guarimbas y barricadas que cortan el libre tránsito de personas y de bienes de consumo.

En dicha conferencia se convocó a una reunión de diálogo social con asistencia del Director General de la OIT, con una invitación expresa a FEDECÁMARAS y a las organizaciones sindicales presentes en el evento. La organización de empleadores confirmó su asistencia ante todos los gobiernos y delegados de trabajadores y empleadores acreditados en dicha instancia internacional.

Faltando una hora para que se desarrollara la reunión, FEDECÁMARAS notificó que no iba a asistir porque solicitaba un espacio neutral y exigía la presencia de delegados trabajadores más allá de la Central Sindical Bolivariana. Sobre esto adelantamos que no hay sitio más neutral para dialogar que una organización de Naciones Unidas como es la OIT y que el tema de la representación sindical es un asunto en donde el gobierno ni los empleadores pueden involucrarse, además señalaron que pretendíamos llevar a este escenario el tema de la constituyente, cuando fueron ellos en su discurso inicial ante la sala plenaria que descalificaron la misma. En resumen quedaron muy mal porque no lograron que nos sancionaran y al mismo tiempo quedó demostrado que no quieren diálogo.
En la OEA el barranco fue más grande, no lograron imponer su plan que hicieron coincidir con un aumento de la violencia en el país y realmente fue un bochorno ajeno cuando irrumpieron en salón de sesiones y presentaron la bandera al revés; esa mezcla de ridiculez bipolar y antipatriotismo pitiyanqui realmente revuelve las entrañas.
Luego promueven el debate contra Venezuela en la ONU y vuelven a llevar otro varapalo que EEUU sufrió con mucha pena y nada de gloria.

A casi tres meses de terror, irresponsabilidad y de la pérdida de vidas humanas, la oposición vuelve a perder en sus intentos de derrocar la revolución. Indigna su búsqueda de fallecidos para ser usados como propaganda y manipulación, como una exacerbación que no repara en dolores ni llantos. Lo contradictorio es que ninguno de los gobiernos extranjeros que apoyan a la oposición permitiría ni una décima parte de los que en su llamada Resistencia se ha desgarrado en Venezuela. Ninguno permitiría las guarimbas, ni las barricadas ni las guayas.

La Constituyente avanza y da nada valdrán las amenazas ni las coacciones, nuestro pueblo saldrá a votar como sea en este proceso y podremos construir la Paz en un nuevo marco, con un organismo que ponga orden en el desbarajuste institucional que ha generado la Asamblea Nacional y la Fiscalía.

Como al principio se lo alertamos, al final contra toda emboscada y artificio, los problemas de los venezolanos serán resueltos por los venezolanos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1478 veces.



José Ramón Rivero

Viceministro para el Sistema Integrado de Inspección Laboral y de la Seguridad Social. Ministerio del Poder Popular para el Proceso Social de Trabajo

 mejansen.sppp@gmail.com      @joseramonrivero

Visite el perfil de José Ramón Rivero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas