Porque amamos a Bolívar

Primero de Mayo por la Libertad

Este Primero de Mayo fue planteado como una jornada de confrontación de la clase obrera revolucionaria en contra del bloqueo económico impuesto en forma unilateral por los dos últimos gobiernos de los Estados Unidos.

Al principio, cuando Obama firmó el decreto inquisidor y calumnioso de que Venezuela era una "amenaza inusual y extraordinaria" la derecha y la ultraderecha minimizaron o invisibilizaron sus efectos. La negación de la afectación de estas agresiones fue su primer recurso. En un acto de sumisión y complicidad, sin pensar en las consecuencias, los voceros pro imperialistas se disputaban el primer lugar en omisión o edulcoración de la aplicación de estás mal llamadas sanciones.

En términos legales internacionales las mismas son condenables y se les denomina Medidas Coercitivas Unilaterales. Están prohibidas en el derecho internacional, del que tanto hablan y poco cumplen. No pueden ser sanciones, porque en ninguna parte del orden legal mundial está establecido que los gobiernos de los EEUU son acusadores, jueces y ejecutores de castigos contra otros países. Lo hacen en forma arbitraria, abusando del poder económico y militar que han adquirido, se jactan en las zonas de influencia que tienen en el mundo. Poco o nada les importa que los pueblos sufran, se quieren imponer, si o si, por las malas, por la muy malas o por las requetepeores.

Este pasado sábado salimos a protestar contra este bloqueo económico y los daños que este causa. Salimos a denunciarlas porque estas inhumanas decisiones afectan la salud de nuestro pueblo, nos limita al extremo la adquisición de vacunas y otras medicinas. Nos priva de conseguir alimentos para nutrir a la población. Cerca las industrias para afectar la operatividad, entre estás a PDVSA, la que más puede generar recursos. Afecta a las empresas de Guayana para limitar la recuperación del parque aguas abajo y otras industrias como la de la construcción. Afecta a Corpoelec y a nuestras telecomunicaciones.

Las mal llamadas sanciones atacaron nuestro signo monetario, degradando el bolívar con salvajes manipulaciones cambiarias, cerrando las puertas internacionales al Petro y al Oro que son propuestas para respaldar al Bolívar

Al atacar la moneda venezolana destruyeron el poder adquisitivo de la clase obrera, minimizaron el salario y reaccionando con brutalidad especulativa ante los aumentos de salario establecidos por el Presidente.

Degradaron nuestras convenciones colectivas y ante la estrategia correcta de la reconversión monetaria generaron maniobras para impedir la recomposición salarial.

Contra todas estas perversiones imperialistas salimos a manifestarnos este sábado. Gritando al mundo que no nos van a rendir, más bien por el contrario, en los hechos y en la cotidianidad, todos los días, con grandes o pequeñas acciones, en todo el territorio nacional vamos derrotando al cerco económico. Con cada tonelada de alimentos, de acero, de hierro, de aluminio, de refractario que estemos produciendo, en esa medida estamos recuperando terreno productivo. Con cada megavatio generado, transmitido y distribuido por Corpoelec estamos imponiendo la luz y la producción. Con cada incremento en la extracción diaria de petróleo y su transformación en combustible y otros productos seguimos empujando. Y con el gas asociado a su vez vamos a recuperar nuestras capacidades petroquímicas.

Hay procesos importantes de sustitución de importaciones, de reingeniería, de mejor aprovechamiento de las capacidades actuales, hay un despegue en la creatividad de la clase obrera para mantener o rearrancar operaciones productivas.

En lo político se ha demostrado que no nos van a poder derrocar, que tendrán que contarse electoralmente para que sueñen en retornar. El bloqueo es una forma violenta de intentar someter a un pueblo, rendirlo por hambre, enfermedades o por sed. Es una operación de guerra y nada tiene que ver con sus preocupaciones por el destino de este pueblo.

La rendición no está planteada para nosotros y nosotras. Hay una determinación en todos los sectores y en todas las edades que asumen la resistencia con dignidad. Aguantando la pela en la seguridad de que estamos en el lado y en el camino correcto de la historia



Esta nota ha sido leída aproximadamente 322 veces.



José Ramón Rivero

Viceministro para el Sistema Integrado de Inspección Laboral y de la Seguridad Social. Ministerio del Poder Popular para el Proceso Social de Trabajo

 mejansen.sppp@gmail.com      @joseramonrivero

Visite el perfil de José Ramón Rivero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: