Profesor Sant Roz, usted no tiene las credenciales para cuestionar a Orlando Chirino

Cuando me aprestaba a escribir sobre las insidiosas afirmaciones hechas recientemente por James Petras contra los trotskistas venezolanos, me encuentro con un lamentable artículo escrito por otro “intelectual”, no gringo esta vez, sino muy criollito el personaje, me refiero al prof. José Sant Roz (Ver Chirino y su combo votara por Bush).

Yo que convivo a diario con académicos, intelectuales y profesores, conozco de sus veleidades individualistas, y Sant Roz no escapa a ellas.

Este señor nuevamente aparece despotricando contra el camarada Orlando Chirino, coordinador nacional de la UNT y dirigente de nuestro Movimiento por la Construcción de un Partido de los Trabajadores.

Llama la atención que Sant Roz no dice ni una palabra sobre nuestra posición política, y las razones que nos llevan a cuestionar la reforma propuesta por Chávez y la Asamblea Nacional. Para nada se refiere a las argumentaciones que esgrimimos con respecto al referéndum de mañana domingo. Sant Roz prefiere lanzar epítetos y vomitar groserías y vulgaridades, actitud muy decente, por cierto, del profesor Sant Roz.

Aporrea es una página democrática y abierta a todas las posiciones de izquierda

Quiero comenzar por decirle al profesor Sant Roz que no la pague con Aporrea, que afortunadamente todavía existe un medio alternativo libre que acepta en su espacio opiniones que desde la izquierda divergen del gobierno. Cosa que lamentablemente no podemos decir de los medios de comunicación del Estado. Profesor Sant Roz, afortunadamente el stalinismo no tiene cabida en Aporrea, ni es una página tarifada del gobierno. Aporrea nació como una cartelera abierta del movimiento obrero y popular, como uno de sus fundadores la definió en algún momento, y, le guste a usted o no, sigue siendo eso, aunque me imagino que usted preferiría que fuera dirigida por Torquemada, y su lema fuera la censura y la restricción a las opiniones críticas. Usted le pide a Aporrea que censure a Chirino, lo cual no es muy democrático, y mucho menos socialista o revolucionario.

¿Qué autoridad tiene usted para decidir quién es trostkista y quién no?

¿Que sabe usted de la historia política de Chirino? ¿Con qué autoridad establece usted quien es o no trotskista? Chirino desde muy joven se hizo militante revolucionario, se adscribió a las filas del trotskismo, fue militante del MIR, y allí junto a otros dirigentes conformó el MIR Proletario, que a principios de los años 80 se unificó con el Partido Socialista de los Trabajadores- La Chispa.

Chirino enfrentó a las bandas armadas de AD...¿qué hacía usted mientras tanto?

Mire profesor Sant Roz, deje de mentir descaradamente. No se aproveche de la buena fe de los lectores de esta página, ni del carácter libérrimo de Aporrea, que permite que opiniones falsas y tendenciosas como las de usted aparezcan públicamente. Chirino nunca ha defendido a la CTV, ni en la Casa del Pueblo de Mérida –y esto me consta- ni en ninguna otra parte. Por el contrario, Chirino combatió durante el puntofijismo a la burocracia adeca cetevista, enquistada en Fetracarabobo. Se enfrentó a las bandas armadas y a los cabilleros adecos. Primero como dirigente sindical de Mantex en Valencia, luego desde la CUTV y posteriormente dentro de la propia CTV –por cierto, no sé donde estaba usted profesor, mientras Chirino, Antonio Mogollón y otros camaradas se batían con las bandas armadas de AD- Y esa lucha de años, a riesgo de su propia vida, dio sus frutos. Hoy en Carabobo no existe Fetracarabobo, los trotskistas –que sí lo somos, y a mucha honra profesor- los barrimos de ese Estado, y hoy nuestros compañeros dirigen la mayoría de los sindicatos en esa región y encabezan la UNT de Carabobo. No por casualidad, ni por su cara bonita, hoy Chirino es el más importante y reconocido dirigente obrero de este país. Probado en la práctica, en cientos de conflictos, luchas y huelgas, pésele a quien le pese.

Chirino es el principal dirigente obrero de este país

Usted dice no haber visto a Chirino al lado de los trabajadores de ULA TV. Pues le digo que Chirino ha sido el único dirigente sindical de este país, que públicamente manifestó su apoyo a los trabajadores que mantienen tomado ese canal de televisión. Más bien, le devuelvo la pregunta: ¿en cuántos conflictos obreros ha estado usted profesor Sant Roz? No lo he visto recogiendo plata con una latica para los trabajadores de Sanitarios Maracay, ni apoyando en su oportunidad la lucha de los trabajadores de la ex –Venepal o a los de Venezolana de Válvulas. Tampoco he visto ningún comunicado suyo solidarizándose con los empleados públicos que tienen 3 años sin contrato colectivo, tampoco lo vi al lado de los petroleros peleando por su contratación colectiva, derecho que viene siendo violado sistemáticamente por el gobierno del presidente Chávez. Luchas en las que Chirino y los que lo acompañamos en la construcción de un partido de los trabajadores, independiente de los patronos y del gobierno, hemos participado activamente.

Por supuesto que usted no puede entender esto. Usted como buen profesor, se debe a sí mismo, a su individualismo. No tiene que responder a miles de trabajadores, ni a ningún sector social. Por eso no entiende, lo que en su momento significó la CTV como potencial herramienta de lucha de los trabajadores venezolanos, luego traicionada por sus dirigentes adecos, y entregada de pies y manos a los gobiernos de la IV República y al imperialismo. Precisamente, por eso hoy Chirino pelea porque la UNT sea una central autónoma e independiente de los patronos, del Estado y el gobierno, a lo que se oponen tenazmente los burócratas “rojos, rojitos” de la Fuerza Socialista Bolivariana de los Trabajadores, y hasta el propio presidente Chávez. Me imagino que tampoco puede entender esto. Sí, profesor, mientras Chirino, y otros dirigentes sindicales clasistas se dieron a la tarea de recorrer el país construyendo junto a los trabajadores la UNT, otros la utilizaron para trepar a altos cargos gubernamentales, y hoy son flamantes ministros, diputados y funcionarios, los mismos que hoy defienden la reforma que usted también avala.

Venezuela no está dividida en "escuálidos" y "chavistas". Está dividida en clases

Es lamentable ver a supuestos “librepensadores” que en realidad están presos de culto a la personalidad, algo que era de la preferencia de Stalin. Frases como “nuestro líder, “nuestro presidente”, reflejan el talante genuflexo de alguien no tan librepensador que se diga. Pero ese culto a la personalidad de “nuestro líder de la Revolución Bolivariana”, como usted llama a Chávez, no se queda en algunas frases sueltas, también se evidencia en el seguimiento acrítico de las posiciones políticas de “nuestro Presidente”. Usted defiende esa visión maniqueísta planteada por el Presidente en la concentración de ayer viernes, según la cual, el que vote SI está con Chávez y el que vote No está con Bush. Tenía entendido que lo que mañana votaremos los venezolanos es una reforma de la constitución, me entero de que se trata de un referéndum revocatorio. Esta ecuación simplista se emparenta con una supuesta división del mundo entre “escuálidos” y “chavistas”. No profesor, el mundo y Venezuela en particular, están divididos en clases. En burgueses, por una parte, y trabajadores y pueblo explotado, por otra. La revolución venezolana no comienza ni termina con Chávez. Es posible profesor Sant Roz no apoyar la reforma desde una posición de izquierda, socialista y verdaderamente revolucionaria. Reconocemos el liderazgo del presidente Chávez, pero Chávez no es la revolución venezolana. La revolución está echa de pueblo, de campesinos y de trabajadores. Esa visión dicótomica, binaria, que no tiene nada que ver con lo dialéctico de la vida y de la lucha de clases, no la compartimos, allá usted que repite como loro lo que dice su “líder”. Usted apela al Presidente, y afirma: “cuando el Presidente dice”…, pero ¿qué dice usted profesor? ¿Dónde está su libre pensamiento? Pareciera que no es capaz de tener criterio propio, y de rebatir las posiciones de Chirino sin tener que echar mano del portaviones Chávez. Por otra parte le digo, que las posturas políticas del camarada Chirino son parte de la elaboración colectiva de un grupo de militantes revolucionarios, que hemos defendido este proceso revolucionario, que defendimos al gobierno de los ataques de la burguesía del imperialismo, lo cual volveremos a hacer de ser necesario. Un colectivo, donde nadie sigue acríticamente a ningún líder, y donde el compañero Chirino es parte fundamental en sus elaboraciones políticas.

Por último, le recuerdo algo, ni Chirino ni ninguno de los que lo acompañamos en la tarea necesaria y urgente de construir un partido propio de los trabajadores, que luche consecuentemente por un Gobierno de los Trabajadores y el Pueblo, tenemos nada que ver con Luis Miquilena. Recuerde usted que quien le levantó la mano, y lo convirtió en su mentor político, elevándolo a los altares del “revolucionarismo” fue el propio presidente Chávez.

Ah…y Chirino sí escribe sus artículos. No tiene que echar mano de ningún portaviones político.

Miguel Angel Hernández es Docente de la UCV y militante del Movimiento por la Construcción de un Partido de los Trabajadores


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6377 veces.



Miguel Angel Hernández

Profesor de Historia en la UCV y miembro del comité impulsor del Partido Revolución y Socialismo. Como marxista, Hernández aboga por el definitivo rompimiento con el capitalismo en Venezuela y por la construcción del socialismo.


Visite el perfil de Miguel Angel Hernández Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI



US mp N GA Y ab = '0' /trabajadores/a45950.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO