En respuesta a Basem Tajeldine

Orlando Chirino siempre ha luchado por los intereses de los trabajadores y por el socialismo

Que fácil es reunir unas cuantas vulgaridades y mentiras para enlodar la trayectoria de alguna persona. Cualquier honorable desconocido, que se cree más revolucionario que Marx, se considera con derecho a engañar descaradamente a quienes de buena fe se les ocurre leer lo que mal escribe. Difícil es lograr a lo largo de décadas de lucha al lado de la clase trabajadora, hacerse un nombre y un prestigio, como los que tiene Orlando Chirino.

¿Quién es Basem Tajeldine? Un honorable desconocido que, para darse a conocer, tiene que apelar al lenguaje soez y escatológico contra el más importante dirigente obrero de nuestro país, y probablemente de América Latina.

Leímos con un pañuelo en la nariz su pequeño bodrio que lo único que tiene de interés es que está dedicado a calumniar a Orlando Chirino. Si no fuera por eso, esas cuantas palabras mal escritas y medio ordenadas, no merecerían la más mínima molestia en ser rebatidas.

El tal Tajeldine no hace ningún planteamiento político, no discute con argumentos las posiciones políticas que Orlando Chirino ha venido sosteniendo en los últimos días y semanas, por el contrario, se reduce a lanzar epítetos y palabrejas sin ningún sostén ideológico, más allá de extraer y repetir como loro una cita del Manifiesto Comunista; ¡oh qué erudición tan proverbial!

“Canalla”, “mierda”, “cloaca”, “lumpen”, son algunas de las ilustres palabras que nuestro aprendiz de gramático de la lengua castellana utiliza para “explicarles a nuestros lectores los peligros y desvíos a los que se enfrenta el noble proletariado”. Cualquiera pensaría con esta frase con la que inicia su escrito, que este personaje mal hablado haría un muy sesudo análisis de esos peligros. Cosa que no se ve por ninguna parte en su escrito calumniador y difamatorio.

¿Pero que sabe Tajeldine de la vida del proletariado? ¿En cuántos conflictos y huelgas obreras ha participado? ¿Cuántas veces ha compartido con trabajadores en una asamblea? Más allá de leerse algunos libros, ¿ha ido alguna vez a un portón a solidarizarse con alguna lucha? Pues, eso es lo que ha hecho a lo largo más de 30 años de larga trayectoria política y sindical Orlando Chirino, realidad que reconocen hasta sus adversarios de clase con dos dedos de frente y con algo de sensatez.

Tajeldine refleja ignorancia o una mal intención descarada, al llamar “lumpen” a un hombre que lo único que ha hecho a lo largo de más de tres décadas de vida, es trabajar y dedicar su esfuerzo a defender los intereses históricos de la clase obrera y a luchar por la construcción de un partido revolucionario, que se convierta en dirección de los trabajadores y el pueblo, en el camino al socialismo verdadero, y no esta caricatura que llaman del “siglo XXI”, y que seguramente Tajeldine aplaude con fruición.

Este personaje, famoso a lo Eróstrato, además de mal hablado es sinvergüenza, ya que reconoce que Celia Hart –ya fallecida- tuvo la honradez de defender a Orlando ante su arbitrario despido de PDVSA, más allá de las diferencias políticas que los separaban. ¿Pero qué dijo Tajeldine ante este atropello cometido por el gobierno? Que nosotros sepamos, nunca se pronunció a favor de Chirino, que era lo mínimo que se podía hacer ante una acción injusta y stalinista, determinada por razones políticas.

Por cierto, Alan Woods, principal dirigente de la Corriente Marxista Revolucionaria, nunca se pronunció, y por el contrario, siempre ha sido parte del coro de calumniadores que con una rimbombante fraseología seudo marxista, se ha dedicado a atacar a Orlando Chirino, a CCURA y a la USI.

Tajeldine continúa su pequeño bodrio calumniando, y a lo Goebbels, repitiendo mentiras para que se conviertan en verdad.

La única relación de Orlando Chirino con la CTV fue enfrentando a las bandas armadas mandadas por la burocracia sindical adeca. Fue disputándole a AD y COPEI la dirección de Fetracarabobo. Palmo a palmo, al lado de los trabajadores, y corriendo toda clase de riesgos, Chirino encabezó la liquidación de la burocracia cetevista en Carabobo, y por eso hoy él es el principal dirigente del movimiento sindical en ese Estado. Ni vestigios quedan de la rancia burocracia adeca.

Pero Tajeldine, además de aprendiz de gramático, sinvergüenza y mal hablado, es un soberano ignorante. Le informamos que no todas las empresas de la CVG fueron privatizadas, esto sólo ocurrió con Sidor. Y por otra parte, si algo hizo Orlando Chirino ante la privatización de esta empresa, fue luchar a brazo partido para evitar que esto sucediera, y tratar de defender los derechos de los trabajadores.

No obstante que Tajeldine ni se molestó en rebatir con argumentos la política que Orlando Chirino, como dirigente de CCURA y de la Unidad Socialista de Izquierda, viene haciendo pública, nosotros vamos a fijar posición ante la misma.

El presidente Chávez en días pasados hizo desde Guayana una declaración de guerra contra los trabajadores y sus organizaciones sindicales, y en esa medida, una declaración de guerra contra el socialismo. Llamó a la Disip y al DIM para realizar labores de inteligencia contra los sindicalistas; puso en entredicho el derecho a huelga; cuestionó los beneficios contractuales de los trabajadores; criminalizó a los sindicatos y amenazó con militarizar al Metro de Caracas en caso de huelga.

Ante esto sólo cabe una pregunta: ¿con quién se está, con los trabajadores o con el gobierno? No hay medias tintas posibles. Orlando Chirino no tuvo dudas, se colocó del lado en el que siempre ha estado, con la clase obrera. ¿Con quién está usted Sr. Tajeldine? ¿Con los trabajadores o con el gobierno? Lo reto a que lo diga públicamente.

La política expresada por Orlando Chirino parte de una confianza inquebrantable en la clase obrera. Persigue unificar a la base de los trabajadores y a sus más genuinos activistas y luchadores con el objetivo de movilizarlos. Busca la unidad con todos los que estén contra las declaraciones del Presidente y por la defensa incondicional del derecho a la contratación colectiva, el derecho a huelga, a la estabilidad laboral y a la autonomía de las organizaciones sindicales frente al gobierno y a los patronos. Porque sr. Tajeldine, por si usted no lo sabía nuestra sociedad está dividida en clases sociales, y no sólo en esa dicótoma perversa y simplista de "chavistas" y "escuálidos". Y con las declaraciones del Presidente, este se coloca en la acera contraria donde se encuentran los trabajadores.

En la rueda de prensa ofrecida la semana pasada, que es la razón de los desvelos del Sr. Tajeldine, y que lo llevó a dejar la materia gris en el pequeño bodrio al que nos referimos, dirigentes de sindicatos de base de CANTV, Metro de Caracas, sector eléctrico y de las empresas básicas de Guayana, todos golpeados por la política anti obrera y anti sindical del gobierno, le salieron al paso a las declaraciones del presidente Chávez. No sólo provenientes de la CTV eran los presentes, también chavistas y provenientes de la UNT participaron de la rueda de prensa.

Sin duda, el objetivo de esta política audaz y acertada planteada al país por Orlando Chirino, busca esencialmente movilizar a los trabajadores en defensa de sus derechos, como parte de la lucha histórica por profundizar este proceso revolucionario al verdadero socialismo. Y usted Sr. Tajeldine, ¿qué hace al respecto?

El autor es profesor y Jefe del departamento de Estudios Latinoamericanos de la escuela de Sociología de la UCV.
miguelaha2003@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4063 veces.



Miguel Angel Hernández

Profesor de Historia en la UCV y miembro del comité impulsor del Partido Revolución y Socialismo. Como marxista, Hernández aboga por el definitivo rompimiento con el capitalismo en Venezuela y por la construcción del socialismo.


Visite el perfil de Miguel Angel Hernández Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: