El proceso n° 30

Las universidades autónomas rumbo al socialismo, un evento donde emergen las reservas morales de estas casas de estudios superiores. Muchas voces se han levantado en torno a la situación que venía predominando en las universidades autónomas, caracterizada por una marcada indiferencia y hasta animadversión hacia la Revolución Bolivariana, dada la indisposición a aportar soluciones efectivas al grave problema de la exclusión, y el secuestro de los organismos de gobierno por parte de camarillas políticas y clanes familiares. Pero, el jueves 24 toda Venezuela presenció un evento donde quedó bien claro que en las universidades autónomas existen las reservas capaces de volverlas a convertir en trincheras de la Revolución y borrar la lamentable idea de que se habían transformado en bastiones de la derecha reaccionaria. En efecto, en medio de la masiva participación de estudiantes, empleados, obreros y profesores y en las emotivas manifestaciones de apoyo al Proceso Bolivariano y al Presidente Chávez, se percibía la huella imborrable de aquella Universidad que se enfrentó a Gómez, a Pérez Jiménez, a Betancourt y a todo el puntofijismo, de aquella Universidad cuya rebeldía fue ahogada por el criminal allanamiento perpetrado en 1970 por unas fuerzas militares que en aquel entonces, segregadas del Pueblo, actuaban como un ejército de ocupación al servicio de la burguesía y del imperio. Esa es la Universidad autónoma que resurge resteada con la Revolución Bolivariana, que denuncia la inconstitucional Ley de Universidades calderista, una ley legitimadora de una concepción elitesca de la Educación Superior y negadora del derecho de todos los gremios a la participación, que rechaza instrumentos excluyentes como la prueba de aptitud académica y las pruebas internas de admisión, que establece una concepción ética donde el título universitario y los conocimientos profesionales deben estar al servicio del Pueblo y no ser utilizados como trampolín para el enriquecimiento y el arribismo social. Durante el evento se produjeron planteamientos de gran importancia, como la decisión estudiantil de declararse en Constituyente Universitaria permanente, con la participación de todos los gremios, la exigencia a la Asamblea Nacional de una nueva Ley, de Universidades o de Educación Superior, acorde con la Constitución Bolivariana, la manifestación pública del irrenunciable compromiso estudiantil con la Revolución y la decisión de incorporación masiva al PSUV, entre otros. Especial relevancia tiene el unánime apoyo expresado por los universitarios a la decisión presidencial de no renovarle la concesión al canal golpista RCTV, apoyo que se produjo en medio de una emocionada aclamación. El Presidente Chávez, por su parte, anunció la creación de más de treinta universidades, la aprobación de los aumentos salariales y otros beneficios laborales para el personal docente, administrativo y obrero y, para los estudiantes, el incremento en las becas, la dotación de una flota de autobuses y otras asignaciones. Fue, en conclusión, un evento memorable que debe ser el punto de partida para la inserción efectiva de las universidades autónomas en el Proceso Revolucionario Bolivariano.

LA INSCRIPCIÓN EN EL PSUV, UN INÉDITO E HISTÓRICO PROCESO CON MASIVA PARTICIPACIÓN POPULAR. Con unas cifras oficiales de 3.232.757 aspirantes a militantes en todo el país en sólo tres semanas, el PSUV representa un punto de inflexión en la historia política de Venezuela y una clara advertencia para el imperio y los sectores que, dentro del país, aun abrigan ilusiones de acabar con la Revolución Bolivariana. Esta realidad se agrega a los más de 7 millones de votos que reeligieron al Presidente Chávez y demuestra la irrenunciable decisión popular de avanzar en la construcción del Socialismo del Siglo XXI. Quedan todavía otros dos fines de semana, lo cual nos permite suponer que la cifra total de aspirantes a militantes fácilmente rebasará los 4 millones. Esto es algo que sólo puede ocurrir cuando el Pueblo se identifica y se restea con un proceso político y con un líder como el Presidente Chávez, por eso, no puede ser más clara y precisa la consigna PATRIA, SOCIALISMO O MUERTE.

CON LAS DOS DECISIONES DEL TSJ EN CONTRA DE RCTV, QUEDÓ CLARO QUE YA LA SUERTE ESTÁ ECHADA PARA EL CLAN PHELPS-GRANIER. Así es, comienza una nueva etapa para el ejercicio de la comunicación en Venezuela y. lo más importante, como una marea que comienza a extenderse por el continente y por el resto del mundo. No es ninguna tontería lo ocurrido, se ha desmoronado algo que parecía intocable, la hegemonía de unos “amos del valle” que estaban convencidos de poseer la condición de “intocables” y que ahora, entre desesperadas pataletas se han venido abajo cual tigres con pies de barro. Arrogantes, prepotentes, soberbios, al extremo de no compartir el ascensor con sus empleados o de bloquearle la entrada al canal a un ex trabajador en desgracia que humildemente iba en busca de ayuda, corretearon por predios imperiales y europeos haciendo lobby, en busca de apoyo para “su causa”, que no era otra que seguir manipulando información y lavando cerebros en favor de sus intereses, siempre en nombre de “la libertad de expresión”. En su desesperada carrera por escurrir el bulto ante el inexorable desenlace que se les venía encima, introdujeron un montón de recursos de amparo ante el TSJ, a ver si pegaban alguno y conseguían una decisión que les permitiera seguir usurpando el espectro electromagnético nacional, pero se encontraron con unos magistrados verdaderamente dignos y con una realidad muy diferente a la existente en agosto de 2002, una realidad donde ya no había espacio para hablar de “vacíos de poder” ni de “preñados de buenas intenciones”. Así, pues, el TSJ simplemente dictó sentencias ajustadas a derecho, claras y comprensibles tanto para los abogados como para los ciudadanos comunes.

GLOBOVISION Y RCTV, MÁXIMA EXPRESIÓN DE LA HEGEMONÍA MEDIÁTICA PROIMPERIALISTA. Estos dos canales de televisión se han convirtieron en los más virulentos agresores contra los cambios políticos, económicos y sociales necesarios para superar las putrefactas estructuras heredadas de la cuarta república. Característica de estas jineteras mediáticas ha sido el presentar una programación llena de antivalores impuestos por el imperialismo estadounidense, donde se apologiza la búsqueda del poder por el poder y la riqueza a como dé lugar, el abuso contra el más débil, y el sometimiento de los pueblos a través de la agresión armada, en fin, una programación dirigida a lavarle el cerebro a grandes sectores de la población y convertirlos en sumisos borregos de un perverso sistema de desigualdades y privilegios. Al lado de tan antinacionales objetivos estaba la fundamental búsqueda del billete gordo y rápido por parte de los detentadores y beneficiarios de la hegemonía mediática, en función de lo cual siempre presentaron contenidos explícitamente violentos, amarillistas, disociadores, racistas, denigrantes y adversos a los valores propios de nuestra nacionalidad y, lo peor de todo, contrarios a la moral pública e incluso pornográficos, todo ello bajo la falsa premisa de que “eso es lo que le gusta a la gente”. Hemos visto barbaridades como, por ejemplo, un mozalbete que a voz en cuello afirma que “no respeta ni a su mamá”, un pervertido que se refiere a una menor de edad diciéndo que “es virgo”, con toda una sucia carga de doble intención, unas burlas racistas contra el Presidente Mugabe, de Zimbambue, la promoción de las llamadas “líneas calientes” y, como lo hicieron en el caso de las personas asesinadas en la Plaza de Altamira, la irrespetuosa y despiadada presentación de los cuerpos sangrantes, entre muchos otros.

LA NO RENOVACIÓN DE LA CONCESIÓN A RCTV, UNA DECISIÓN QUE LE MUEVE EL PISO A LOS “INTOCABLES” MEDIÁTICOS LACAYOS DEL IMPERIO ESTADOUNIDENSE. Siempre se sintieron “intocables”, autocalificándose abusivamente como “el cuarto poder” y pretendiendo equipararse a los otros tres Poderes Públicos preconstitucionales. Eran, en realidad, los “amos del valle” imponiéndose a un estado puntofijista débil y sumiso al imperio, hasta que llegó la Revolución Bolivariana. Ahí se le empezó a trancar el serrucho ¿Cómo era posible que un mandatario no se sometiera a sus exigencias, que no nombrara presidente de VTV a un candidato propuesto por ellos, que no les concediera préstamos blandos que no serían pagados, que no se hiciera cargo de sus astronómicas facturas de electricidad, teléfonos y otros servicios? No, eso no podía caber en los esquemas mentales de los intocables mediáticos, Chávez se convertía para ellos en “una amenaza para la libertad de expresión” y había que sacarlo rápido, pero, querer no es poder. No pudieron sacarlo, ni con golpe carmonero, ni con paro fascista, ni con guarimba, ni con revocatorio, y ahora, para completar, se presenta un capítulo inédito en el escenario latinoamericano, algo que le mueve el piso a los omnipotentes aparatos mediáticos del continente, como Televisa, TV Azteca, TV Globo y otras emisoras sumisas a los lineamientos imperiales, las cuales ya no se sentirán intocables ante un ejemplo que no tardará en cundir.

CORRETEANDO POR EUROPA, REPARTIENDO DÓLARES Y APOYADOS POR EL PARTIDO FRANQUISTA DE AZNAR, GRANIER Y SU COMPARSA LOGRAN QUE UN ÍNFIMO GRUPO DE PARLACIPAYOS EUROPEOS APRUEBE UN PANFLETUCHO IRRESPETUOSO DE NUESTRA SOBERANÍA. Es insólito, pero es así, la peregrinación de Granier, Alcalay, Borges y otros lacayos escuálidos finalmente dejó sus míseros frutos, cuando un grupúsculo de 44 parlacipayos europeos aprobó una insólita resolución que luce como una fantasmal reminiscencia de aquellas “reales cédulas” que imponían la voluntad de su santa majestad a las entonces “provincias de ultramar”. Este cónclave de parlacipayos ha tenido los riñones de aprobar un panfleto que pretende “dictarle pautas” al Estado venezolano, cuando dice que “…lamenta profundamente la nula predisposición al diálogo en general mostrada por las autoridades venezolanas, y en el caso RCTV en particular” ¿Cuál diálogo, con quién, con una gavilla plutocrática de difusores de pornografía, antivalores, transculturación y servilismo ante el imperio estadounidense, con una pandilla de promotores de golpes de estado, desestabilización, paros antinacionales y guarimbas, con una cuerda de palangreros, algunos de los cuales han sido detectados como asalariados del NED-CIA a través de documentos desclasificados, palangreros tergiversadores de información en función de generar asquerosas “matrices de opinión” contra toda iniciativa de transformación social y económica dirigida hacia la justicia social? El único “diálogo” posible con esta escoria antivenezolana consistía que el Gobierno se sometiera a sus presiones y eso de ninguna manera iba a ocurrir, porque el Pueblo votó por un Presidente dispuesto a enfrentarse a esos amos del valle que se creían intocables. La concesión que tenía la pandilla Granier-Bottome-Sapene llegó a su final y punto, no fue renovada y eso no es problema de ningún parlacipayo, venga de Europa o de donde sea. He aquí otra perla injerencista del lacayaje encabezado por el partiducho franquista de José María Aznar, por cierto, uno de los genocidas incursos en la agresión contra Irak y Afganistán: “El Tribunal Supremo de Justicia no ha respetado el plazo para dictaminar”, bueno, aquí si es verdad que “se la comieron” los parlacipayos, parece que se les olvidó que el TSJ venezolano es el Máximo Organismo del Poder Judicial de un país soberano y no una “real audiencia” de una provincia de ultramar ¿Cómo creen que le van a dictar pautas a nuestros Magistrados; quiénes se creen que son para decidir si un TSJ soberano ha cumplido o no con unos supuestos plazos? Otra más, “La no renovación de la licencia (por fin aprendieron que no es un cierre) puede poner en peligro de desaparición a RCTV, que emplea a 3000 trabajadores” Vaya, cuánta preocupación por los trabajadores, estos cabroparlamentarios montados en sus curules por la derecha patronal europea mostrando sensibilidad por los trabajadores que aun quedan en RCTV, que aun no han sido botados por Marcel Granier sin pagarles las prestaciones sociales o pagándoselas incompletas. Aquí hay que aclarar varias cosas: 1-El Gobierno Bolivariano ha creado alternativas para que todos los trabajadores y trabajadoras de RCTV, incluidos artistas, periodistas, escenógrafos, técnicos, luminitos, cómicos, bailarinas, animadores, locutores, oficinistas, obreros y otros, puedan desempeñarse como productores independientes o en otras funciones afines a sus profesiones, en condiciones muy diferentes a la despiadada expoliación a que son sometidos por Granier y su pandilla; 2-Esa cínica alusión a los trabajadores no puede ser más hipócrita por parte de unos sujetos que no suelen conmoverse por los despidos masivos que frecuentemente perpetran las transnacionales, cada vez que les da la gana, ahora “les preocupan” los trabajadores que Granier aun no ha botado, pero ¿Qué me dicen de los miles de trabajadores de Viasa que quedaron cesantes cuando la franquista Iberia asaltó nuestra línea aérea bandera, o de los centenares de empleados bancarios echados a la calle cuando los grupos BBBA y Santander le pusieron la mano a conocidos bancos venezolanos? ¿Patronos y caporales “defendiendo” a trabajadores? Eso no se lo cree nadie que tenga un mínimo de conciencia política, aquí se acabaron los incautos.

EL GRUPO DEMÓCRATA-CRISTIANO DEL SENADO CHILENO, DEL OLIGARCA EX PRESIDENTE NEOLIBERAL EDUARDO FREI RUIZ-TAGLE, Y OTROS LACAYOS DE LA INTERNACIONAL DERECHISTA SE SUMAN A LA HISTERIA POR EL CASO RCTV. La truppé Granier-Borges-Alcalay, rebuscó y consiguió que la derecha demócrata cristiana chilena, de la misma camada que el PP de Aznar y siempre dispuesta a ligarse con las causas proimperialistas, impusiera en el senado de ese país un acuerdo a favor de RCTV en grosera intromisión en nuestros asuntos internos. Un privatizador salvadoreño, ficha de ARENA (el partido de D’abuisson, el ex presidente Armando Calderón Sol, también se vino a meter en lo que no le incumbe, al amenazar con “una desgracia a Venezuela si RCTV sale del aire”; desgracia, sin duda, es que jóvenes soldados salvadoreños sirvan de carne de cañón en la guerra de agresión del capo Bush contra Irak. No podía faltar la burguesía mexicana en este coro injerencista antivenezolano, con su “cachorro del imperio” Vicente Fox al frente, arremetiendo contra el Gobierno Bolivariano a través de las oligopólicas y cartelizadas pantallas de Televisa y TV Azteca en una campaña organizada y ejecutada por la Cámara de la Industria de la Radio y la Televisión (CIRT). Por supuesto, no podían faltar en el coro gallináceo las organizaciones patronales y las ONG’s tarifadas por el imperio. La SIP, la AIR, “Reporteros sin Fronteras” y “Human Right Watch” no perdieron tiempo en poner a girar sus eternos discos rayados sobre las “amenazas a la libertad de expresión” y demás pajonal al que nos tienen acostumbrados, en defensa de la concesión de RCTV” y expresándose a través de sus jefes y dueños, Gonzalo Marroquín, Francisco Ruiz de Assin, Robert Menard y José Miguel Vivancos. Así, pues tenemos enguarimbada a la internacional de la derecha contra una decisión administrativa de nuestro Gobierno, no renovarle la concesión al clan Phelps-Granier.

“RARO” ¿EH? EL SENADO GRINGO NO PELÓ EL CHANCE PARA APROBAR SU RESPECTIVO PANFLETO INJERENCISTA CONTRA VENEZUELA. No hablaremos ahora de parlacipayos, por cuanto estos son parte del imperio mismo y no de la periferia, por eso, pues, diremos que los parlacapos del senado gringo aprobaron, por unanimidad dicen, bueno, al fin y al cabo todos son imperialistas, una “resolución” donde muestran su “profunda preocupación” por la decisión presidencial soberana de no renovar la concesión a RCTV y “alientan a la OEA a responde en forma adecuada, mediante la consideración de todos los instrumentos institucionales necesarios ante tal trangresión” Bueno, ayer el Presidente Chávez dijo que se echaba aire con la tal resolución, igual que con la de los parlacipayos europeos. Volvemos una vez más a las más elementales consideraciones sobre el derecho soberano de una Nación a tomar las decisiones a que haya lugar, sin tener que soportar la injerencia de una pandilla de capos, cortesanos o cipayos imperiales. Y decimos lo mismo que otras veces, Venezuela no es una provincia de ultramar de algún país europeo, ni es tampoco una colonia ni un protectorado de los Estados Unidos, Venezuela es un país soberano, aunque le duela a todo ese lacayaje de la oposición que suspira por vernos reducidos a esa miserable suerte. De manera, pues, compatriota, camarada, digna hermana, digno hermano, el senado gringo, el parlamento europeo, el senado chileno y las ONG’s lacayas se pueden ir para el carajo.

ADEMÁS DE INJERENCISTAS, HIPÓCRITAS Y MANIPULADORES DE DOBLE DISCURSO; EN TODAS PARTES CIERRAN Y SUSPENDEN MEDIOS O NO LES RENUEVAN LAS CONCESIONES. Realmente asquea, además de indignar, la conducta de toda esta asquerosa escoria de la derecha internacional, contra Venezuela van con todo, contra Chávez van con todo, contra la Revolución Bolivariana van con todo, pero, cuando otro gobierno toma una decisión semejante, soberana también, la carbonería reaccionaria se hace la vista gorda y no mueve un dedo. El 19 de abril de este mismo año el gobierno de Alan García cerró los canales televisivos 15 y 27, y las emisoras radiales “Ancash”, “Miramar” y “Armonía”, y no hemos visto ningún pronunciamiento del Senado gringo, del Parlamento Europeo, del Senado Chileno, de la SIP, de la AIR, de Reporteros sin Fronteras, de Human Right Watch, ni de ningún otro aparato de esos. Ah, pero hay una diferencia, una pequeña diferencia, el gobierno de Alan García gira en la órbita gringa con todo y TLC, y los medios cerrados son de orientación izquierdista, así se bate el emplaste de la “libertad de expresión” a la luz del imperio y sus lacayos, por eso la pestilencia que desprenden es cada vez más insoportable.

Y EN EL ÁMBITO LOCAL TENEMOS LA DESESPERACIÓN DE QUIENES QUIEREN MONTAR UNA GUARIMBA POR EL CASO RCTV Y NO TIENEN CON QUÉ. La gavilla golpista local trata de montar un plan desestabilizador y para ello convoca marchas, protestas y concentraciones, entre ellas una tal “madre de las marchas” que apenas alcanzó a ser minimarcha, con unos “líderes” desgañitándose en discursos macarthistas, pitiyanquis, injerencistas y calumniosos, llamando a una tal “hora cero” que supuestamente será el momento en que cese la concesión de RCTV, y haciendo giras por el extranjero para poner la cómica ante los periodistas de otros países. A partir de esa “hora cero” quisieran arremeter contra el Pueblo venezolano en una segunda edición de la guarimba de 2004. Si es que “se atreven” (verbo rosalero), porque creen que “tienen con qué” (escuálidas ilusiones), se pondría en marcha la más contundente respuesta de Pueblo y Gobierno Bolivariano contra la agresión del imperio y sus lacayos. Que ni sueñen siquiera Granier, Ravell, Borges, Álvarez Paz, Ledezma, Oscar Pérez, Pablo Medina, Alcalay, Rosales y demás de la ralea opositora, que van a pasar por encima del Pueblo venezolano. La época de los amos del valle y de los intocables mediáticos llegó a su fin

ACERCA DE LA PANCARTA DE 1 KILÓMETRO, “TODOS UNIDOS POR LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN”. Más efectista que cualquier otra cosa, llena de plañideros SOS’s dirigidos a poderes extranjeros, en diversos idiomas ¿Qué pretenden con eso, que vengan los “marines” imperialistas o los subimperiales “cascos azules” a obligar al Gobierno Bolivariano la continuidad de la concesión de Granier? Están bien pelados, porque hoy en día Venezuela ejerce su soberanía a plenitud y no se cala imposición extranjera. La libertad de expresión es para todos, y no podemos aceptar la idea de una “libertad de expresión” secuestrada por los dueños de las emisoras privadas, cuando, por ejemplo, un capo mediático cualquiera puede escupir órdenes como “Cero chavismo en pantalla” (12-04-2002); “Renny Ottolina va fuera de la televisión venezolana” (1973); “Luis Herrera Campins queda vetado de por vida en la TV” (1984) o, hace apenas una semana, “Fuera los Juegos del ALBA de este canal”, ni tampoco podemos aceptar la “libertad de acabar con la expresión” cuando un gobernador y un alcalde golpistas cierran ilegalmente a VTV y Catia TV. La libertad de expresión siempre ha sido respetada por el Gobierno Bolivariano, hasta con exceso, a total diferencia de lo que pregonan algunas sociedades, asociaciones, ONG’s y escribidores palangreros al servicio del imperio. Si los periodistas opositores despliegan su kilométrica pancarta (que debe haberles costado un billete) es porque en Venezuela hay plena libertad de expresión, pero esa libertad de expresión no es exclusiva de ellos ni de RCTV, ni tampoco está amenazada por el Gobierno Bolivariano.

CREEMOS QUE NO OCURRIRÁ NADA GRAVE, QUE “NO TIENEN CON QUÉ” MONTAR NINGUNA GUARIMBA, QUE YA NO PUEDEN DAR “NI UN PASO ATRÁS” PORQUE LOS DIERON TODOS Y SE CAYERON SOBRE EL TRASERO, PERO, ALERTA, MOSCA, OJO AVIZOR, POR SI ACASO, Y A DISFRUTAR DEL NUEVO CANAL DOS, DE LA TELEVISIÓN DE SERVICIO PÚBLICO. HASTA LA PRÓXIMA, PATRIA, SOCIALISMO O MUERTE…!!!


prensaunt@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3901 veces.



Fernando Key Domínguez


Visite el perfil de Fernando Key Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Fernando Key Dominguez

Fernando Key Dominguez

Más artículos de este autor