Triste historia

Me contaba mi difundo padre, de aquellos años, cuando laboraba para la Industria Petrolera del país, la cual estaba en manos de las transnacionales, específicamente de la Shell, a la explotación a lo que estaban sometidos los obreros y no solamente a esto, sino también a la humillación, maltratos y véjame por parte de los musius, como se les decía para ese entonces a los a los gringos.. Con salarios de cuatro lochas y carencia de otros beneficios laborales.. Jornadas de sol a sol, con poco descanso en pleno recóndito montañal, en más de una oportunidad mi padre y otros más, ante tanto atropello, levantaron sus voz, al punto de irse, como decimos aquí a las manos por defender su dignidad…Fueron más de 35 años de labores interrumpidas de mi progenitor, hasta que un accidente automovilístico se interpuso, quedando físicamente en no condiciones de seguir laborando y a pesar de esos tantos años de labores y a una edad para jubilación, la actitud asumida por la empresa, fue de lanzarlo a la calle, sin ninguna protección y otorgándole una pírrica liquidación..

Traigo a colación este hecho, porque hoy en día, en la actual PDVSA, la cual la han catalogado que es del pueblo, un grupo de compatriotas en etapa de jubilación, algunos de ellos de la misma época que a la de mi padre, viven una triste historia, recibiendo una miserable pensión y sin contar además con un verdadero servicio hospitalario, así como también, que no se les cancela los haberes del llamado fondo de pensiones, este es de un dinero acumulados en esos tantos años de servicio, que les serviría para su bienestar en esos años futuro de retiro y que la empresa se apropió de una forma indebida, entregándole a estos miserias.. Tanto es así la difícil situación de estos compañeros, que algunos de ellos, ya a su edad y con sus dolencias, han tenido que tomar cualquier empleo para poder medio sobrevivir y de otros que andan por allí deambulando por las calles, buscando algo que comer.. Señores, no es esto una gran injusticia, que después de haberle entregado la mayor parte de su vida a la empresa más importante del país, estén estos compatriotas en estas condiciones…Señor Nicolás Maduro, usted se hace llamar el presidente obrero, le pido por favor gire instrucciones para que se le cancele de inmediato a estos abnegados compatriotas su fondo de pensiones…Haga justicia por Dios, que estamos pasando hambre y enfermedades sin poder adquirir los medicamentos..



Esta nota ha sido leída aproximadamente 867 veces.



Marcelino Torres

Trabajador Petrolero de PDVSA en el Zulia

 torresms@pdvsa.com

Visite el perfil de Marcelino Torres para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marcelino Torres

Marcelino Torres

Más artículos de este autor