Pero es nuestro gobierno

El vino, de plátano; y si sale agrio, ¡es nuestro vino!
José Martí (i)


Es una deferencia del autor de “Críticas y criticones con olor a azufre y denarios tapados”(ii) calificarme como “decente” y a mi artículo como un “buen análisis” y “estudio juicioso”. Ahora bien, en primer lugar, yo nunca dije que este gobierno estuviera aplicando un “paquetazo” sino un paquete económico (iii) , que es muy distinto, y de allí su confusión al intentar recordarnos la ola neoliberal de los años noventa. De todas maneras entiendo que Nicolás Contreras evoque esos años terribles, pues muchos también los estamos recordando (iv) .

Segundo: Dice bien usted cuando sentencia que “la crítica y la autocrítica se diferencian de la difamación en la sustentación y el deseo por construir, sumar y mejorar un proceso”. Y lo dice muy bien porque precisamente en mi artículo brindo una pesquisa de datos con todas las fuentes de información ¿Entonces en qué quedamos? ¿Estoy haciendo “difamación” o simple sustentación? ¡Mátese usted mismo con los datos! Así como lo puede hacer cualquiera que albergue duda alguna sobre mis afirmaciones.

Tercero: Usted sostiene –antes de referirse a mi artículo- que “la criticadera y la difamación son sinónimos de traición” y que “son parte de un tsunami moral interior que deja caer máscaras, al darse la sacudida telúrica violenta moral, de quien salta talanqueras y al saltar se tongonea” ¿A usted de verdad le parece traición lo que califica como “buen análisis” y “estudio juicioso”? ¿Por qué no enfila sus baterías contra los hechos y sus protagonistas? ¿Puede usted presentar alguna evidencia distinta o que nos brinde información adicional a la que pretendo aportar?

Cuarto: Mi artículo no ofrece opiniones o juicios, apenas datos y afirmaciones. ¿Puede usted, Nicolás Contreras, aportar otros datos que controviertan o refuten los presentados en el artículo? Serían muy útiles, pues no me importa lo que usted piense y ni siquiera lo que yo mismo piense, sino los hechos, los divinos hechos, como solía recordarle a los poetas el mismo Walt Whitman (v) para prevenirlos de la mentira y la impostura.

Quinto: La verdad es que la inteligencia no se presta y por eso no se la puedo prestar a la MUD como usted sí lo hace cuando le marca el camino a seguir. ¿Cree usted de verdad que la oposición está interesada en nuestros argumentos? ¿Cree usted que a ellos les puede preocupar o entusiasmar nuestras críticas a nuestro gobierno? ¡Qué gran candidez lo embarga! ¡¿Acaso no se dá usted cuenta que en mi artículo denuncio precisamente las razones de la felicidad de la oposición económica con las concesiones de nuestro gobierno?! Es decir, ¡¿Usted no ve que esa oposición o “sector productivo” está de pláceme por todos los acuerdos pactados con el Ejecutivo Nacional en la Mesa de Paz Económica y que por eso serían bien pendejos si ellos mismos lo denuncian?!!!
Sexto: No me queda más que preguntarle: ¿Usted de verdad cree que “sobreprecio, especulación, corrupción de todos los colores” se “frenarían si los criticones” le “sumaran la dirección política”? ¡Usted es verdaderamente increíble ilustración de cuando no se quiere ver con abundancia de ojos con que mirar!! ¡¿Me conmina usted a sumar esfuerzos para “tomar fábricas estafadoras, comercios y todo negocio especulador que existe en Venezuela y que genera la espiral inflacionaria”, cuando usted acaba de leer en mi artículo que el gobierno nacional flexibilizó los precios de los alimentos en los comercios privados, los aumentó en los comercios estatales, devaluó el bolívar para la importación de alimentos “no prioritarios, y que incluso está tentado a devolver las tierras de latifundistas expropiados!? La verdad es que no le entiendo.

El chavismo no se divide ni está dividido. Este gobierno es una conquista de nuestra revolución. Es nuestro y es nuestro a pesar de él. Chávez somos todos sólo si todos somos Chávez, esa es la convocatoria.

i Martí, J. (1985). Nuestra América [30 de enero de 1891]. Caracas: Biblioteca Ayacucho.
ii Nicolás Ramón Contreras H. (15/05/2014). Críticas y criticones con olor a azufre y denarios tapados. En Aporrea: http://goo.gl/85PR0o
iii Heiber Barreto (12/05/2014). Venezuela: ¿Un paquete económico al detal? En Aporrea: http://goo.gl/xHo7gu
iv Sobre coyuntura política venezolana puede leerse del mismo autor “Dilemas de economía política venezolana” (31/03/14). En Aporrea: http://goo.gl/bPUWa8
v Escribió una vez Walt Whitman que “Cuando veo con cuánto empeño se esfuerza la gente en decir cosas brillantes o ingeniosas, me parece conveniente recordarle de vez en cuando los simples hechos –los simples divinos hechos” (p. 20). Esto lo sabemos gracias al poeta venezolano Rafael Cadenas (1992) Walt Whitman. Conversaciones. Monte Ávila Editores. Caracas, Venezuela.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3872 veces.



Heiber Barreto Sánchez

Politólogo. Co-moderador del programa de opinión y análisis Golpe de Timón.

 heiberdario@yahoo.es      @HeiberBarreto

Visite el perfil de Heiber Barreto Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /trabajadores/a188321.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO