Organización, es la fuerza potencial y real para neutralizar la estrategia de algunos en dividir a la clase trabajadora

La Clase Trabajadora y las Organizaciones Sociales junto a los Estudiantes deben hacer causa común en el papel que juegan los obreros, obreras, técnicos y mano de obra especializada, en el proceso productivo del capitalismo que actualmente vivimos, porque es el que aporta el factor decisivo, el factor de la fuerza de trabajo, es la clase social que dispone de la capacidad para hacer posible el derrocamiento del propio sistema capitalista. No existe otra fuerza laboral ni otra clase de ninguna casta que pueda paralizar la producción capitalista y atacar al corazón de la economía de mercado, como lo puede solo realizar la clase trabajadora contando obviamente con el apoyo de las organizaciones antes mencionadas, que tengan cohesión política y una estrategia. Así es, que las organizaciones laborales pueden enfrentar los retos en contra de los sectores de la burguesía que pretenden inmortalizar la explotación. *Esta concepción de la lucha de los trabajadores, es de León Trotsky*, no es exactamente así, pero es la médula de lo que debe ser una fuerza laboral.

En un estado revolucionario, su estrategia y responsabilidad, es apoyar a la clase trabajadora y asistirla en sus retos para mejorar su calidad operativa, además de aumentar su producción, hasta ahí, nos parece pertinente y revolucionario, pero cuando interviene con el afán de imponer a sus cuadros desde el gobierno central, se está violando la Esencia de la Revolución, que no es otro que el Control Obrero u Control de los Trabajadores.

Nuestro Comandante Eterno, tenía muy claro este concepto y agregaba; *Nosotros debemos gobernar obedeciendo*, sin embargo estamos asistiendo a reeditar, lo ocurrido hace un siglo, cuando el movimiento de los Trabajadores tiene que soportar la bancarrota política de las direcciones reformistas, que se quieren imponer en los sindicatos, con prácticas de pacto social, colaboración de clases y su desmovilización de su razón natural y coyuntural, La lucha de Clases, muchos son los que desean la salida de los sindicatos y a la vez, la construcción de otros nuevos, este es un camino perverso porque deja al margen a los verdaderos luchadores de clase trabajadora, como decía Lenin,*debemos combatir las tendencias ultraizquierdistas que siempre abundan en las filas de los jóvenes partidos, que se suman a los procesos emancipadores*.

Todo esto, está sucediendo casi un siglo después y para ser más preciso, desde la partida de nuestro GIFANTE, estamos hablando de un gobierno que llamamos revolucionario, sin embargo, hacia el interior de la fuerza laboral del país, las industrias de Propiedad Social, comienzan a vivir esta intervención en asuntos que solo compete a la clase trabajadora, nada más nefasto que un partido trate de imponerse sobre lis sindicatos, no se puede imponer una doctrina, cuando la misma emana de la propia clase trabajadora y estamos claros, que también debemos tener conciencia, que en un gobierno revolucionario, a este le corresponde garantizar que los trabajadores no se anarquicen y pongan en peligro la sustentabilidad de la industria, es su deber, pero hasta ahí, lo demás sería y es como lo estamos observando, que es imponerles una dirección foránea al margen de su naturaleza de trabajadores organizados, eso se llama intervencionismo al más puro sistema stalinista.

Solo la UNIDAD de las organizaciones sociales, laborales, culturales y estudiantes, retomará el rumbo original de la Revolución Bolivariana y Socialista para combatir al sistema oligárquico-burgués, que parece estar neutralizando nuestro proceso EMANCIPADOR.

Trotsky *sostengo el mismo punto de vista de Lenin, defiendo siempre un trabajo paciente y sistemático en el. seno de los sindicatos, lo que no quiere decir, ocultar las ideas, rebajar el programa o conciliar con los que dentro del movimiento sindical actúan como muletas de la patronal y el gobierno*

Para concluir, una cita: *Hay una característica común, en el desarrollo, o para ser más exactos en la degeneración, de las modernas organizaciones sindicales de todo el mundo; su acercamiento y su vinculación cada vez más estrecha con el poder estatal. Este proceso es igualmente característico de los sindicatos neutrales, socialdemócratas, comunistas y “anarquistas”, Este solo hecho demuestra que la tendencia a “ estrechar vínculos” no es propia de tal o cual doctrina, sino que proviene de condiciones sociales comunes para todos los sindicatos*. León Trotsky

Camaradas; El Pueblo y Trabajadores en su conjunto, son los que eligen a sus gobernantes y no es al revés, por lo tanto a REFLEXIONAR.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1473 veces.



Pedro Marillán Sánchez

Comunicador Social Alternativo

 pedromarillan41@gmail.com      @psmarillan

Visite el perfil de Pedro Marillán Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Marillán Sánchez

Pedro Marillán Sánchez

Más artículos de este autor