Presidente Chávez acepto mi culpa

Debo comenzar esta autocrítica, deseándole como se que lo desea la gran mayoría de los venezolanos Salud, Fuerza, Vida y Prosperidad para usted mi querido Presidente, le escribe la Dra. Marhil Ferrer, Médica Intensivista (Especialista en Pediatría y Medicina Crítica), quien el año 2009, a través del Programa Aló Presidente N° 341, tuve el inmenso placer de explicarle cuál era el fin que tienen cada uno de los equipos e instrumentos utilizados en la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Dr. Adolfo Pons del I.V.S.S., en la reinauguración de la misma.

Me impulsa a publicar este remitido las 5 líneas estratégicas de acción política, a fin de hacer mi humilde aporte para identificar los errores, deficiencias y obstáculos, que impiden dentro del I.V.S.S., lograr la reunificación de todos los sujetos sociales y políticos que comparten los objetivos estratégicos y los valores sustantivos de la Revolución Bolivariana.

Digo esto, ya que SI SOY CULPABLE de creer y defender este hermoso proceso revolucionario, SI SOY CULPABLE de mantener mis principios, de rechazar todo intento de atropello en contra de los pacientes y compañeros de trabajo, SI SOY CULPABLE de oponerme y enfrentarme a quienes de manera fraudulenta y corrupta se han enriquecido con las arcas del I.V.S.S., SI SOY CULPABLE de haberme atrevido con otros colegas comprometidos con el proceso revolucionario a efectuar una denuncia de situaciones irregulares en el Hospital Dr. Adolfo Pons en la página de Aporrea en fecha 11 de Julio 2010 (http://www.aporrea.org/contraloria/a103845.html), como lo es el hecho de que según el Coronel Jesús Mantilla, ex presidente del I.V.S.S., “Destituyo a la ciudadana Tania Mesa como Directora del Hospital Pedro García Clara, por malversación de fondos y enriquecimiento ilícito” y como entender que hoy en día es Directora del Hospital Dr. Adolfo Pons, según ella hace alarde constantemente de que puede hacer lo que quiera dentro del I.V.S.S., por contar con la amistad y el apoyo incondicional del actual Presidente del I.V.S.S., por eso SOY CULPABLE, por no entender que el Coronel Jesús Mantilla, transfirió de la División de Pensiones, por supuestas irregularidades al ciudadano Armando Pérez, titular de la cédula de identidad Nº 12.399.374, quien además firmó en contra de usted y el proceso y hoy en día es el Director General de Recursos Humanos y Administración de Personal, y ahora se declara apolítico y no permite ningún tipo de actividad que concientice al personal sobre el proceso de cambio que vive nuestro país, y mas grave aun es el hecho de que este personaje es quien ingresa en cargos claves, a personas enemigas del proceso y tiene el descaro de abrir procedimientos administrativos a los trabajadores que se identifiquen con el proceso hasta llegar a su destitución. SOY CULPABLE, de que la Comisión Permanente de Desarrollo Social de la anterior Asamblea Nacional, haya designado una comisión para que indagara las denuncias de irregularidades en el Hospital Dr. Adolfo Pons, lo cual fue constatado por dicha comisión, quienes recomendaron se constituyera una comisión mixta por parte de las autoridades del I.V.S.S., y el Ministerio del Trabajo, y esto fue solo una esperanza que quedó en letra muerta; ya que la respuesta fue la destitución de los denunciantes, y por eso SOY CULPABLE.

Respetado Presidente, a través de este remitido no intento asumir una actitud en defensa de mi persona, ya que no existe ningún hecho del cual tenga que arrepentirme, a pesar de haber sido despedida bajo un procedimiento de destitución viciado. Lo que pretendo es que se desenmascare a los traidores de siempre, ya que en el I.V.S.S., aunque usted no lo crea prevalece el hecho de hacer difícil lo fácil, con la intención macabra de lograr que quienes acuden a los centros asistenciales y oficinas administrativas se vayan descontentos con el Gobierno y por consiguiente con el proceso revolucionario, esto sucede debido a que la gran mayoría por no decir todos los que dirigen los diferentes Hospitales, Ambulatorios y Oficinas Administrativas le están haciendo el trabajo a la oposición.

Presidente, de todo corazón lo que prevalece en mi con este remitido, es contribuir con el fortalecimiento del proceso revolucionario, por lo que no pretendo que crea que en mis palabras esta la verdad, pero le pido y le suplico muy respetuosamente que investigue, con funcionarios o personas de su confianza que no tengan que ver con las autoridades del I.V.S.S., y que tengan la suficiente Autoridad Moral para que constaten y desenmascaren a través de una simple averiguación a quienes desde el I.V.S.S., utilizan el poder para falsear y distorsionar los hechos, agredir e intimidar a quienes nos oponemos a estos farsantes que no creen en ningún proceso, ya que solo se aprovechan de las circunstancias y el engaño para mantener sus privilegios y lamentablemente desde las alturas del poder hay quienes avalan y protegen estas vagabunderías, conspirando en contra del Estado y el Proceso Revolucionario.

Segura estoy que usted, tendrá la mejor forma de verificar y corregir los errores cometidos, en bien de nuestra Organización y de nuestro País.

Por último, me despido de usted, deseando que la luz del Espíritu Santo siempre le de las fuerzas suficientes para derrotar las manifestaciones de odio y violencia, que pretende imponer la contrarrevolución que no respeta al ser humano.

Cordialmente,

Dra. MARHIL FERRER
C.I. 7.607.816
TLF: 0424-6514543

(*)Médica Intensivista Especialista en Pediatría y Medicina Crítica



Esta nota ha sido leída aproximadamente 8818 veces.



Dra. Marhil Ferrer (*)

Escritor y músico. www.evyferrer.wordpress.com

 evyferrer@gmail.com      @evyferrer

Visite el perfil de Evy Ferrer para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Trabajadores Aporreando


Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Misiones Sociales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social