Nicaragua, Sandinista ¡Siempre!

Desde Managua

En la tierra de Sandino, el viento habla de revolución. Sus suspiros abrazan con dignidad a un pueblo con rebeldía en la sangre. Bajo los arboles del amplio campo nicaragüense, las siluetas de los combatientes revolucionarios están conspirando de nuevo, diseñando la estrategia de batalla contra los invasores neoliberales que gobernaban durante diesisiete años – una larga pausa que intentó borrar la memoria de un pueblo desafiante. Sandino ha retomado el poder, pero el enemigo lo rodea, peleando para recuperar su dominación sobre esta tierra caliente y abundante.

El gobierno del Comandante Daniel Ortega propone la unidad, buscando atender a los más necesitados en uno de los países más pobres de América Latina. ¡Hambre Cero! es el programa del gobierno sandinista que promueve el desarrollo y la producción dentro del sector más humilde, el que más sufre los vil efectos del capitalismo consumista y su constante saqueo de éstas tierras: las mujeres campesinas. El ALBA es el oxígeno del pueblo de Sandino. Por primera vez, Nicaragua está comenzando a alejarse de la peligrosa dependencia de las instituciones financieras internacionales y las agencias imperiales, que han penetrado y subordinado a gobiernos anteriores.

Pero, la agresión permanente del imperio esta visible y creciente aquí, donde justo por la frontera se escucha los gritos de la brutal dictadura de Micheletti, instalada por Washington en Honduras hace cinco meses. Aquí, en Nicaragua, la NED y la USAID fomentan subversión y desestabilización contra el gobierno sandinista. 72 mil dólares para la Fundación Ética y Transparencia para que penetren los procesos electorales y manipulan la percepción pública sobre las políticas del gobierno. 47 mil dólares para el Grupo Fundemos – la nueva versión de la Coordinadora Democrática Nicaragüense, creada en los años ochenta por la NED para neutralizar la revolución sandinista – para “fortalecer la capacidad de la sociedad”. “Fundemos coordinará una coalición de organizaciones de la sociedad civil para desarrollar una plataforma de consenso.” Suena parecido al proyecto de “consenso país” que la NED financió en Venezuela hace algunos años, preparando a los golpistas para una segunda ronda.

Son 65 millones de dólares de la USAID destinados para “promover la democracia” en Nicaragua en el 2010. En el año 2009, eran 27 millones. El aumento se debe a la cercanía de las elecciones presidenciales en el 2011. Ya están preparando sus campañas y candidatos para intentar derrotar al sandinismo de nuevo. El embajador de EEUU que llegó en el 2008, Robert Callahan es la mano derecho de John Negroponte, director de la guerra sucia contra los sandinistas en los ochenta. Callahan es experto en operaciones psicológicas y subversión. Estuvo coordinando la propaganda anti-sandinista con Negroponte hace treinta años. Hace poco estuvo en Irak, manejando las operaciones psicológicas contra el pueblo iraquí. Luego Negroponte lo premió como Director de la Oficina de Propaganda de la Dirección Nacional de Inteligencia de EEUU. Y ahora está de regreso en estas tierras, con una misión nefasta.

El viento caluroso dice que no volverán. La sangre derribada por el imperio corre por los lagos y ríos, alimentando la fortaleza de este pueblo que hoy, no esta sólo. Desde la Venezuela bolivariana y revolucionaria, y la Bolivia resistente y digna, la Cuba solidaria, y el Ecuador desafiante, estamos más unidos que nunca en la lucha por la verdadera liberación del poder imperial. Debemos construir nuestra defensa colectiva frente a la agresión permanente del norte. Unidos, ¡venceremos siempre!


evagolinger@hotmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2452 veces.



Eva Golinger


Visite el perfil de Eva Golinger para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a90756.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO