Caracas no será primer objetivo de las bases militares

El ingeniero aeronáutico venezolano Faisal Zaidan escribió un artículo en la revista Petroleumworld publicado en 2007 donde indicaba que para el año 2015 se producirá un descenso acelerado de la disponibilidad de energía en el mundo, de esta manera las grandes potencias mundiales se estarán repartiendo por la fuerza las reservas probadas de petróleo que existen en el globo terráqueo, como siempre lo han hecho.

Decimos entonces que el primer objetivo militar del Pentágono no será Caracas y nos atrevemos a afirmar que ni siquiera será la cabeza de la Revolución Bolivariana en la persona del Presidente Hugo Chávez, aunque no dudamos que la intención de atentar contra el primer mandatario sería un objetivo particularmente deseado por la oligarquía, pero ello acarrearía una ilimitada y desmesurada reacción popular que resultaría incontrolable y un riesgo demasiado peligroso para los propósito estratégicos del Pentágono.

Sobre esa hipótesis es que los Estados Unidos han planificado el afianzamiento de su poderío de acción operativa en Colombia, pero especialmente en el eje fronterizo con Venezuela y particularmente en el área de influencia de la cuenca del Lago de Maracaibo, por ello en septiembre de 2009 estarán en desarrollo las operaciones de la Base Militar de Malambo, en Barranquilla a orillas del Mar Caribe (200km de la frontera) y en una radio de acción que cubre el estado Zulia en toda su longitud por vía terrestre y marítima

Esta movida es irreversible, pasarán por encima de UNASUR y desconocerán, como lo han hecho antes, toda clase de Convenios Internacionales porque el propósito es el aseguramiento, por vía de la fuerza, de los enormes yacimientos de petróleo y gas que tiene Venezuela.

Podemos deducir que lo programado por el Departamento de Estado de EEUU el año 2009 y 2010, es producir ejercicios militares experimentales, incentivar las tareas de ofensiva mediática interna contra el Gobierno de Chávez en Colombia y Venezuela, estimular y coordinar con los mandatarios oposicionistas fronterizos actos que respondan a los planes de desestabilización y debilitamiento de las bases populares que apoyan a Chávez, para ello cuentan con contingentes de paramilitares colombianos que ya están actuando en Táchira, Zulia, Barinas y en la misma Caracas.

De manera que la gran tarea de los venezolanos y colombianos dignos de una patria como la soñó Bolívar será afianzar en la región común de fronteras las Bases por la Paz, pero no sólo con el discurso político como hasta ahora se ha planteado sino que además de la retórica se active la acción productiva, cultural y social. Por ello proponemos que se instituyan Festivales Grancolombianos en términos de las necesidades de los pueblos de frontera, de la artesanía común andina o guajira, de las manifestaciones musicales abundantes con instrumentos que nos unen como la bandola llanera, que esos pueblos guardan con celo ante la devoradora maquinaria comercial del disco.



venezuelared@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2618 veces.



Aldemaro Barrios Romero


Visite el perfil de Aldemaro Barrios para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Aldemaro Barrios

Aldemaro Barrios

Más artículos de este autor