Los pueblos de América Latina deben mucho al antiimperialismo de Castro y Chávez

1. Hugo Chávez, en discurso reciente, alabó la acción del presidente Manuel Zelaya de acercarse a la frontera de Honduras y tratar de ingresar a su país. Señaló que “Arias, el presidente de Costa Rica, no hace otra cosa sino "estar repitiendo lo que le dice el Departamento de Estado (norteamericano), y eso es indigno de un presidente de América Latina. ¿Cuál es el camino? ¿La rendición? ¿La inmoralidad?” Chávez dijo a Zelaya por teléfono “que cuando la Secretaria de Estado le abrió las puertas a la trampa de Costa Rica, le abrió las puertas del pantano. Pero Zelaya afortunadamente salió rápidamente de la trampa, porque pretendían que él se quedara allí. Por algo los militares lo mandaron a Costa Rica. Arias no quería que Zelaya se fuera de Costa Rica. Pero pudimos llevarnos a Zelaya

2. Cuando observo y escucho los discursos radicalmente antiimperialistas y de apoyo a la lucha de los pueblos de América, de Hugo Chávez (en particular de apuntalamiento al presidente Zelaya de Honduras) recuerdo los de Fidel Castro de los primeros ocho años de la revolución cubana. Podría decir alguien que es “luz en la calle y oscuridad en la casa”, aunque a mí siempre me ha parecido que las batallas por la liberación no pueden ser nunca nacionalistas. ¿Se puede pensar acaso hacer la revolución o la transformación en un país cuando la economía, la política, las grandes decisiones, son en la esfera mundial? La mayoría de las personas limitadas sólo alcanzan ver sus problemas personales o de su pequeño mundo familiar; pero nosotros no podemos ver o resolver solamente nuestros problemas como país sin ver la relación con el mundo.

3. Debo decirlo: Fidel Castro y Hugo Chávez son líderes mundiales antimperialistas sin parangón. Mientras defendieron y defienden a los pueblos del mundo ayudan en serio a sus países a salir adelante. En Cuba, al ponerse en práctica las primeras medidas revolucionarias de expropiación de tierras, de nacionalización de grandes empresas y de racionalización del consumo, miles de cubanos explotadores y millonarios abandonaron el país y se fueron a los EEUU y desde allí comenzaron a querer asesinar a Castro y estrangular su gobierno. En Venezuela la gran burguesía no se salió del país, pero no ha dejado de conspirar contra el gobierno de Chávez que busca bienestar para los trabajadores y el pueblo pobre. En tanto a Cuba buscó estrangulársele desde los EEUU, a Venezuela buscan someterla por mafias millonarias y medios de información falaces.

4. Por el ejemplo del asalto al cuartel Moncada de Cuba aquel 26 de julio de 1953 y los larguísimo discursos histórico/políticos de Castro la juventud en toda América despertó, se hizo de izquierda y socialista; por esos mismos ejemplos los pueblos comenzaron a sacudirse y por ello mismo el imperialismo creó la llamada Alianza para el Progreso y otras medidas de “ayuda” para los pueblos de América. El gobierno y el pueblo cubano arriesgaron su seguridad y sus vidas para que los pueblos del mundo despierten y aprendan a defenderse. Lo mismo está haciendo Chávez al enfrentar a los gobiernos yanquis y defender a países como Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Guatemala, El Salvador, Paraguay, Honduras, etcétera. Chávez, como fue Castro, sin temor alguna denuncia ante el mudo las maniobras que realizan los EEUU para someter a los pueblos.

5. Hay mucho, muchísimo que criticarles a los gobiernos de Fidel Castro en Cuba y de Hugo Chávez en Venezuela: a Fidel porque todo su pueblo haya vivido con pobreza y limitaciones económicas y a Chávez porque aún no haya sometido a los explotadores y opresores pertenecientes a la burguesía venezolana. Pero a pesar de todas las calumnias y mentiras propagadas desde el triunfo de la revolución cubana en enero de 1959, por todas las agencias noticiosas de los EEUU en el mundo, el sistema capitalista no podrá esconder que en cientos de países han elegido de manera “democrática y libre” a otros tantos gobiernos que luego hemos visto implicados en corrupciones, asesinatos y sin hacer nada por sacar a sus pueblos de la miseria y el hambre. Ellos jamás se enfrentaron al saqueo de sus pueblos, pero tampoco hicieron nada por acabar la miseria en su país.

6. No pienso que los alrededor de 10 millones de cubanos se hayan “sacrificado” por no poder vivir en medio de las grandes tiendas y el gran consumismo de los sectores de ricos y clasemedieros minoritarios de los países capitalistas. Pero tampoco se puede negar que por el enorme bloqueo económico imperial, y seguramente muchos errores internos de gobierno, en Cuba se haya vivido con muchas carencias. Pero eso sí, menos carencias que más de la mitad de las poblaciones indígenas, campesinas y marginadas de los pueblos y ciudades del resto de América. ¿Puede alguien negar que hasta en los EEUU –país imperial que saquea a todos los pueblos del mundo- haya un porcentaje (de 30 o 40 por ciento) de personas en las ciudades que viven en la miseria y la desesperación)?. Los cubanos han sido la vanguardia de los pueblos de Latinoamérica.

7. En EEUU, México, Colombia, España, se celebran desde hace varias década elecciones cada cuatro o seis años, asume el cargo un nuevo grupo o un nuevo partido el gobierno, pero el porcentaje de pobres y de miserables no solo no baja sino que cada día es mucho mayor. Mientras en todos estos países “democráticos” hay libertad para enriquecerse, para explotar, para viajar, para comprar y los sectores millonarios, así como de la clase media, pueden aprovechar muy bien esas “libertades”, los sectores pobres (indígenas, campesinos, marginados de la ciudades) han escuchado siempre que tienen libertad para todo pero jamás salen de sus pueblos o sus regiones y la mayoría de las veces no tienen para comer. Por eso se ha dicho que no hay libertad política sin la económica. ¿Cómo entonces hablar de libertad y democracia si sólo benefician a una minoría?

8. En todos los países hay oposiciones que están a la izquierda y a la derecha de los gobiernos. En los países capitalistas gobiernan siempre las derechas empresariales y las oposiciones son de trabajadores y de izquierda. En los países progresistas del tipo Cuba, Venezuela, Bolivia, Ecuador, las oposiciones de derecha son las empresariales y están muy bien financiadas y asociadas a los EEUU; las oposiciones de izquierda, por el contrario, son críticas, muy honestas y luchadoras porque quieren que las políticas se apliquen mejor para que los cambios en beneficio del pueblo sean más rápidos. Sin embargo, en el caso de Castro y Chávez, al ser los máximos representantes de las luchas contra la explotación imperial, al enfrentar a los diferentes gobiernos de derecha y defender globalmente a los pueblos, superan con mucho sus errores locales. O, ¿no?



pedroe@cablered.net.mx


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1492 veces.



Pedro Echeverría V


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Echeverría

Pedro Echeverría

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /tiburon/a83133.htmlCd0NV CAC = Y co = US