No podemos pedirle peras a Obama

La carta de presentación del presidente de los Estados Unidos de Norteamericana, Barack Husein Obama, no pudo ser más clara. Nada nuevo se puede esperar. Su discurso se quedó en el siglo pasado para la época de la caída del Muro de Berlín y el desmembramiento de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. Es decir para el fin de la Guerra Fría, pero no para este momento histórico, cuando los pueblos han despertado y han mandado los espejitos al mismísimo cipote. Por eso quisíeramos, como dicen los juristas darle, “El beneficio de la duda”, pero parafraseando a ese extraordinario cantautor mexicano, tenemos que decirle: “Te pareces tanto a Uribe que no puedes engañarnos”

Mister Obama, se presentó en la V Cumbre de las Américas, como el que llega a todas partes sacando cuadros para ganar simpatías o desplazar a alguien que en la fiesta le hace sombra. Ni más ni menos, es lo que ocurre en la fiesta de Unasur con el liderazgo de Hugo Chávez, apuntalado con Cristina Kystner, Rafael Correa, Evo Morales, Luiz Ignacio “Lula” Da Silva, Manuel Zelaya, Fidel y Raúl Castro, Daniel Ortega, el Obispo Lugo, el presidente de Uruguay y ahora el de El Salvador, más las brisas bolivarianas que soplan en Perú y los países caribereños. Es un escenario que no está para bravuconadas, ni para aplicar el famoso “Garrote”, a parte de que el imperio se quedó sin las bases que lo sustentaban, como era la expoliación de los pueblos del Sur, la explotación de la naturaleza y la estafa con los papeles verdes, el dinero inorgánico. Entonces necesariamente tiene que buscar otras vías para mantener su voracidad y evidentemente no puede ser por la confrontación directa, que valga decir a los Demócratas, jamás les ha gustado, son más refinados y prefieren poner a sus peones que hagan el trabajo sucio. Prefieren el golpe ligh. Por eso el nuevo jefe del imperio, aunque quemadito de tez, pero con el alma rubia y con ojos azules, está intentando colarse por la baranda, queriendo hacer ver que a partir de ahora todo cambiará y por eso la posición de corderito al inicio de su intervención agradeciendo a Ortega, por no haberlo culpado de algo que ocurrió cuando el tenía tres meses, otro Julio Borges... otro Roñoquero.. ¡Que molleja..!. Lo cierto es que eso le sirvió para inmediatamente lanzar el dardo con anestesia que necesitaba: “Yo no he venido aquí para hablar del pasado”. Efectivamente comenzó a hablar del futuro y como primera prenda aflojó su gesto “magnánimo” hacía Cuba, al permitir que los cubanos – americanos, visiten a sus familiares en la Isla y les envíen las remesas. Pero, es eso suficiente? ¿Quien se lo va a pedir a esta altura, cuando el mundo entero ha hecho de la Ley Helms Burton, una bobina de papel de baño y nuestra amada hermana, digna y respetada Cuba, forma parte activa de de los diferentes organismos internacionales?. Pues bien, señor Obama se acabó, la América Aborigen, ya no es tan pendeja y los espejitos se los puede meter en propio bolsillo trasero. Le estamos reclamando, es la suspensión del criminal, injustificado y abusivo bloqueo que por casi 50 años ha mantenido el monstruo del norte contra la heroica isla. Le estamos reclamando es que de una vez por todas cierre el campo de concentración de Guantánamo, que es una mancha infame en nuestro continente y la devolución de esa parte de su geografía a Cuba y que cese ya el bucanerismo gringo contra nuestros pueblos. Le estamos reclamando que cese el apoyo a las mafias criminales del sionismo que desde Israel, auspician el exterminio del hermano pueblo palestino. Le estamos exigiendo, es que se limite a gobernar en su casa y nos deje a nosotros hacer nuestro destino; del imperio no necesitamos ni los buenos días

Pero además, pretende hablarnos del presente y el futuro ofreciéndonos de una manera indecorosa nuevamente “las bondades” del Fondo Monetario Internacional, del Banco Interamericano de Desarrollo y del Banco Mundial, que fueron y especialmente el FMI, los arquitectos de la desgracia de nuestros pueblos, durante los últimos 20 años del siglo XX, con la mandarria del neoliberalismo cayendo sobre nuestros huesos. Hablando de futuro señor Obama ¿ Porque no nos habla  de las futuras actividades criminales en nuestro continente de la NED, USAID y otros frentes encubiertos de la CIA, para los cuales usted, con su bondad y magnanimidad les asignó 30 millones de dólares más del presupuesto que estas organizaciones de asesinos habían solicitado al congreso, para continuar sus andanzas en el mundo? Hablando del presente señor Obama  ¿ Porque no quiso hablar del fallido magnicidio en Bolívia, abortado a dos días de la cumbre de las Américas?.

Señor Obama, no necesitamos más discursos engañeros, para eso usted tiene bastante títeres en cada de uno de nuestros países, que se hacen denominar sociedad civil, resistencia, oposición democrática y paremos de contar. Necesitamos hechos concretos señor Obama, para creerle tantico así. Porque hasta ahora, basta con ver a los miembros de su gabinete, examinarles los pulmones y ver la cantidad de esputos contra el mundo que tiene allí, para muestras un boton: Su asesor para el hemisferio latino, “extraordinario amigo de Venezuela y de los movimientos progresistas en Latinoamérica”

Así que ojo camaradas. La presunta amistad, con Brasil y México a cuyos mandatarios llamó obsequiosamente a la Casa Blanca, no fue de gratis y mucho menos por bondad, es simple y llanamente el inicio de una silenciosa avanzada contra la Unión de Naciones del Sur y todo ese andamiaje antiimperialista que se ha venido montando en nuestro continente con el despertar de los pueblos. Para eso necesita aparecer medíaticamente unido con líderes suramericanos y especialmente de los que se cuentan dentro del proceso de unión del sur, porque el imperio necesita recursos.

El torero norteño se lanzó al ruedo junto al mataor criollo, pero no con la espada en mano a matar como es el estilo del nuestro. Nada de eso, el viene por la faena, Verónicas, molinetes, manoletinas,  pases de pecho y otros ornamentos, para ganar simpatías, aplausos, oír música desde la presidencia  y tocar corazones de la afición. Lo peor pudiera ser que haya un corazón aborigen ingenuo y se deje conquistar. Nosotros aunque nos llamen paranoicos, o locos, solo alertamos sobre lo que desde nuestro humilde punto de vista vimos en esa mal llamada Cumbre de las Américas ¿ Cuba y Puerto Rico, de donde son?. Solo nos queda reiterar: Obama, quisiéramos darte el beneficio de la duda, pero es que “Perro huevero, ni que le quemen el hocico” y “Te pareces tanto a Uribe que no puedes engañarnos”. Definitivamente: No podemos pedirle peras a Obama. 


Periodista*

CNP 2414

cd2620@gmail.com

cadiz2021@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1845 veces.



Cástor Díaz

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: