(De los derechos retorcidos)

Vivanco ¡A Lavarse El Paltó!

Se fue derecho Vivanco el impostor de los derechos, la ridícula marioneta de los organismos de desestabilización, de los miles de tentáculos que la canalla norteamericana posee para hacer el trabajo de zapa de las conspiraciones, bajo la careta de la legalidad "por la lucha por los derechos humanos". Mas claramente hablando este tipejo no es más que un simple esbirro (en su acepción de "Secuaz a sueldo movido por interés monetario") de la CIA, un vulgar sicario, similar al asesino Posada Carriles y a Leopoldo Castillo, pero con otra misión.

Al fin el gobierno venezolano hace respetar su majestad y se decide a expulsar a este polizonte del espionaje imperial y saboteador de oficio que avaló inmediatamente las masacres que la oposición apátrida y lacayuna perpetró durante los aciagos días del 11 y 12 de Abril del 2.002 . Nada dice este fantoche imperial de las masacres y asesinatos que día a día comete el gobierno criminal del narco-paraco presidente Álvaro Uribe. Ni soñando se pronuncia en contra de la utilización bastarda de los símbolos de la Cruz Roja Internacional, en una operación canallesca de rescate que ha podido tener un desenlace sangriento, por parte del titiritero que mueve las cuerdas de Uribe Vélez, Juan Manuel Santos. Impensable que este "correveidile" de los "gringos de mierdas" se atreva a pedir una investigación seria contra los secuaces del tiranuelo austral su paisano Augusto Pinochet.

Claro que no, esa no es la tarea asignada por sus amos yanquis, su misión es: joder el parque, inventar sandeces y pendejadas, eso si disfrazadas de "lucha por unos "retorcidos" derechos humanos que él inventa y acomoda como un chicle a los intereses de quienes le pagan en contra de los gobiernos progresista de América.

Lo extraño es que el gobierno de Chile, rehén del pinochetismo, eleve una "nota diplomática de protesta por la expulsión" de esta lombriz que no es diplomático chileno, ni trabaja para el gobierno de la Bachelet, simplemente porque el "figurón" es chileno. En todo caso es el gobierno del "beodo norteamericano" quien tendría que "protestar" la expulsión "bien merecida" de su mercenario.

Más extraño y sospechoso aun es la defensa "inmediata" que de este sicario imperial hacen por los medios de comunicación periodistas, ex funcionarios y supuestos revolucionarios, criticando amargamente la decisión soberana del presidente Hugo Chavez, esgrimiendo sibilina-mente argumentos de "equilibrio" y "ponderación" en los cruciales momentos en que se devela un nuevo plan de magnicidio y otra conspiración para derrocar al gobierno de mas calidad democrática del continente.

A estos "camaradas" por herencia y de alto respingo de neutralidad habrá que recordarle que tales fueron las posiciones de muchos "camaradas chilenos antes del asesinato de Allende, para darse cuenta demasiado tarde que habían puesto la torta o simplemente terminaron siendo lo que parecían "traidores que se quedaron balanceándose en la talanquera de la historia".


rafaelurdanet@gmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2210 veces.



Rafael Urdaneta


Visite el perfil de Rafael Urdaneta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición