11 de julio de 2008 ¡qué buena vaina, Paraguaná!

Decía nuestro inolvidable Ali: “ah mundo tierra reseca que vez las nubes pasar…” Bueno esta vez no las vas a ver pasar, ¡No!, esta vez una nube negra, preñada de truenos y relámpagos se va a posar sobre tu terreno.

Supongo que todos los satélites espías de la fuerza aérea norteamericana ya escudriñaron centímetro a centímetro hasta debajo de las tunas, por si acaso no vaya a salir “espinao” el visitante que hollará el sagrado suelo de la patria, por el mero sitio donde una vez hace 200 años el Generalísimo Francisco de Miranda vino a traernos la esperanza de la liberación del imperio español.

El que nos visita en estos tiempos por tan sagrado sitio, no nos trae esperanzas de liberación, este nos trae el claro mensaje del imperio norteamericano: “Compais pa’ que se libren de nuestras garras, mientras tengamos los socios colombianos y peruanos van a tener que echarle un cerro…”, y se van a reír en nuestra cara.

Todas las cadenas internacionales de noticias estarán allí, enfocando el momento en que nuestro comandante presidente le de el abrazo de amigo, a su hermano del alma.

Yo me pregunto, ¿Por qué seria que nos enseñaron desde carjitos, que los colombianos son nuestros hermanos?

¿Quién inventaría esa vaina?

¿Cuál será el fundamento, para eso? ¿será porque somos vecinos o porque venimos del mismo origen, o porque sufrimos la misma tragedia, o porque peleamos juntos para liberarnos…por que seria la vaina, de donde saldría esa hermandad?

En la época de la gesta independentista, en 1813, época de la Campaña Admirable ¿Cuántos neogranadinos pasaron de Cúcuta para acá a acompañar al Libertador?

La independencia de Venezuela se logro con los llaneros de Páez, con los guerreros del Oriente, con la legión Británica, con los negros de Taití, con los esclavos e indios libertos que el Libertador llamo a combatir…¿Cuántos colombianos hubo entre los combatientes de esas épocas?

En la campaña del sur Bolívar se lleva, eso si, al ejercito de Colombia, hasta el sur del Perú, porque de hay pa’ allá el congreso de aquel entonces (manejado por Santander desde Bogotá) le prohibió seguir hasta la provincia del Río de la Plata (Argentina) y en Chile San Martín no solo no necesitó ayuda sino que fue hasta el Perú a ayudar a Sucre y a Bolívar.

Yo me pregunto, si las oligarquías que mandaban en Nueva Granada siempre estuvieron en contra de Bolívar, hasta el punto de ordenar su asesinato, cosa que probablemente lograron a finales de noviembre o principios de diciembre del 1830; ¿Por qué, cuando LA GRAN COLOMBIA se disuelve, la Provincia de Nueva Granada asume el nombre de Colombia?, ¿no seria esa una forma subliminal de hacernos creer que cuando hablamos de la Colombia de hoy estamos hablando del proyecto querido y amado por Nuestro Libertador?

Pues amigos, hermanos, compatriotas todos: ¡NO!, Colombia, La Republica de Colombia, no tiene nada que ver con la Gran Colombia que nuestro Libertador soñaba; ¡NO! Esta Republica de Colombia no es más que la antigua NUEVA GRANADA, que siempre se opuso a los planes de unión del Libertador, y que hoy continúa la obra de Santander.

En conclusión si nuestra hermandad deriva de una lucha común con un propósito común, creo que nos informaron mal, si nuestra hermandad viene del hecho de que somos vecinos; déjenme decirles que mis vecinos son mis amigos, pero ni de vaina descuido a mi mujer ni dejo la puerta abierta, por si acaso…porque ¿Hermanos de Que?.

Ahora, si algo es cierto es que hermanos somos todos, porque todos somos hijos de Dios; Pero porque no nos metieron hasta en la sopa desde la guardería que éramos hermanos de los negritos de Guyana, o acaso no son vecinos nuestros también?

Entonces; Oiga Hermano Uribe, Venga y le Digo; usted como que no es de mi misma sangre…Usted como que es un cacho.

Comandante…Hay que tener estomago, para hacer lo que le toca…confiamos en usted, no estamos de acuerdo con esta visita…pero Usted sabrá y ojala algún día le demos la razón por esto.

(Por favor, cuando las relaciones entre ustedes dos se tuerzan otra vez no vuelva a decir que no hablará mas con el gobierno de Colombia hasta que ese señor se vaya, porque no le vamos a creer)

Aquí esta su pueblo, haga lo que tenga que hacer y que Dios lo Bendiga y la Patria le sepa agradecer sus sacrificios.

¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!!!

¡PATRIA, SOCIALISMO O MUERTE!

¡VENCEREMOS!


oscarajimenezr@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2419 veces.



Oscar Jimenez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: