Inseguridad e Impotencia: dos caras de una misma moneda

El tema de la seguridad en Venezuela es tan complejo como lo pueden hacer la hipótesis de la generación de atracos, asesinatos, sicariatos y demás variantes delictivas cuyo propósito es crear un ambiente de aparente ingobernabilidad, todo perfectamente calculado por los más oscuros propósitos de desprestigiar al gobierno y multiplicar la matriz del desconsuelo en los habitantes, fuertemente golpeados por la emocionalidad de los hechos trágicos y por la subsiguiente campaña mediática de carácter incuestionablemente terrorista.

Nadie es capaz de ser indiferente ante la muerte trágica y violenta de una o un venezolano, sea de la condición que sea, más todavía cuando la muerte violenta se registra con algún miembro del círculo familiar, en el ámbito de los amigos o incluso en el laboral.

Las estadísticas indican que la mayoría de las muertes violentas ocurridas en Venezuela son producidas por armas de fuego, atribuidas a actos criminales (atracos, asaltos, riñas entre bandas o ajustes de cuenta por tráfico de drogas etc) sin embargo cual es el impacto a nivel de la psique colectiva y como los medios magnifican esos sucesos con escenas y crónicas periodísticas que ya son graves y que derivan en paranoia colectiva, es lo que nos proponemos analizar.

Si bien el problema de la delincuencia y los homicidios en Venezuela como en cualquier sociedad en grave crisis ética y moral, no debe verse como normal sino como un acicate para generar un clima propicio de paz y seguridad total, resulta un problema de dimensiones importantes, especialmente si reconocemos la presencia del paramilitarismo colombiano en sectores populares de las ciudades más importantes del país, con el claro propósito de promover un clima de violencia generalizada.

La “realidad” que observamos en los medios privados, especialmente en los periódicos y que “certificamos” con nuestra propia experiencia pareciera un rompezacabezas perfectamente diseñado para incrementar el sentido de desconsuelo y las matrices mediáticas de la derecha contra los aciertos del gobierno bolivariano en política internacional y acciones internas sobre aspectos vinculados con la seguridad, que son temas muy sensibles pues tocan las emociones y a las que todos nos exponemos.

Si revisamos los periódicos El Universal y El Nacional de las más recientes ediciones nos damos cuenta que se trata de un plan perfectamente diseñado para incentivar incertidumbre y desconsuelo sobre los logros que el Gobierno Revolucionario ha alcanzado: El Universal 30 de marzo 2008 “Las cifras oficiales hablan de un incremento de 87,9% en los asesinatos; El Nacional 30 de marzo “En Caricuao y Macarao reportaron 11 muertos”
En Sebucán un antisocial mató de cuatro tiros a Jonathan Zambrano, camarógrafo de una productora de comerciales,El cadáver de Elvis Ortega estuvo en el callejón más de cinco horas”;
Ultimas Noticias 30 de marzo “Familiares del GN asesinado dicen que la delincuencia "está bajando del barrio a la calle"

En fin, verdades o medias verdades que el pueblo enfrenta día a día y que uno como revolucionario debe comprender a la luz de una guerra que se libra en diferentes frentes, tanto en el barrio o en la cuadra con los antisociales y otra en los medios como promotores de matrices negativas sustentadas en verdades que no podemos ocultar y que la mayoría gente tiene que lidiar en sus conciencia abarrotadas de desconsuelo por la diaria exposición.

Lo que podemos inferir es que el Gobierno y pero especialmente el pueblo debe comprender que existe complicidad de las agencias internacionales del terrorismo, llámese CIA o Pentágono, ocultas en las manos de delincuentes comunes que son usados como operadores para generar situaciones caóticas, asesinatos no de notables de la oligarquía sino gente del pueblo, para precisamente crear en ambiente apropiado para que los medios privados descarguen sus baterías contra operadores eficientes del Gobierno Revolucionario.

Como se explica que en el asalto al Banco Provincial de Altagracia de Orituco(Guárico) en enero 2008, los primeros en conectarse con los delincuentes fueron Noticias RCN en Colombia y Globovisión en Caracas, como se explicamos tantos titulares diarios de los periódicos venezolanos, adscritos a la Sociedad Interamericana de Prensa, que se desmadran en dar expectacularidad negra a la sección de sucesos, cuando se producen logros contundentes en el área de seguridad.

No obstante, el frente de lucha contra la delincuencia común que ahora puede estar asociada sin saberlo a factores mayores desestabilización política, no excusa las tareas de inteligencia que los cuerpos de seguridad deben implantar incluso desde adentro, ni tampoco el protagonismo discreto de la inteligencia social de carácter preventivo par abortar y neutralizar los planes oscuros de quienes juegan con la muerte.

De descubrirse las evidencias probatorias de este plan se pondría de manifiesto uno de los escándalos más sorprendentes en la historia de este país y deberían considerarse acciones punitivas para neutralizar este tipo de acciones que hasta ahora solo han ocurrido en novelas y película de ficción, pero que nuestra realidad nos obliga a denunciar, por que son muchas familias que hoy son afectadas por las tragedias de la muertes violentas.


venezuelared@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2958 veces.



Aldemaro Barrios Romero


Visite el perfil de Aldemaro Barrios para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Aldemaro Barrios

Aldemaro Barrios

Más artículos de este autor