Exxon Mobil, conociendo al enemigo

Ya los círculos del poder andan diciendo que “no mandaron a la EXXON a hostigar a Venezuela con asuntos judiciales”. Resulta sospechosa esta declaración, si profundizamos un poco quien es el hostigante.

El principal negocio de la Exxon es la energía en el campo de la exploración, transporte, producción de crudo y gas en más de 40 países. El poder de esta empresa es enorme y sus ganancias superan los presupuestos de muchos países del orbe. Igualmente es una gran productora de petroquímicos, tales como las oleofinas, aromáticos, polietileno, polipropileno y cientos de productos más.

Es muy conocida esta enorme empresa por la marca ESSO y aquella frase comercial: “Ponga un tigre en su tanque”.

Este corto preámbulo busca presentar la idea que nos enfrentamos a uno de los motores financieros del imperio, pero lo que más nos interesa es presentar la cara política de esta corporación, la cual dedica inmensos recursos a los llamados “Think Tanks”, o Tanques de Ideas, todas ellas políticas por supuesto y mejor aún encaminadas al reforzamiento de la derecha internacional, del fascismo y definitivamente en contra de las ideas progresistas y libertarias en el mundo. El neoliberalismo, las campañas electorales de partidos reaccionarios, invasiones a países y todo tipo de aportes al impulso del nuevo nazismo, son sus prioridades.

Jhon D Rockefeller, fundó la Standard Oil of New Yérsey por el año de 1870, empresa que desde su inicio se vio envuelta en trapisondas y líos para eliminar a sus competidores, política que parece ser una norma interna hasta su última transformación en la Exxon-Mobil. La penetración del poderosos clan Rockefeller en el gobierno de los Estados Unidos, ha sido legendaria, incluso con la fundación de 12 enormes bancos, pudo captar todo el movimiento financiero del país y convertirse en la Reserva Federal.

La Standard juega un papel muy importante en la entrada de los E.U. a la primera guerra mundial, constante que tampoco abandonara hasta nuestros días, con su papel en la guerra de Viet Nam, El Golfo e Irak.

Ya para 1910 financiaba a los fascistas italianos y a los nazis alemanes, para que pelearan en contra de los rusos y obtener paso libre a los ricos yacimientos de este país, asunto que se vio momentáneamente frustrado por la llegada de los comunistas al poder.

El colmo del cinismo en las larga historia de esta empresa se produce, cuando secretamente financia a la I.G. Farben, empresa nazi alemana, la cual fabricaba gases letales y armas químicas, que se usaron en combate contra los mismos E.U. Incluso llegaron a financiar a Eric Himmler, gran jerarca nazi. Nunca han tenido patria.

Esta ilícita asociación fue muy debatida en el territorio de los Estados Unidos, pero esto nunca afectó las relaciones con los Hitler y su corte, relaciones impulsadas por un sistema financiero dirigido por Prescott BUSH, nada menos que el ABUELO del actual presidente de los E.U. Vieja relación familiar.

Desde los años 70, la Exxon viene financiando a grupos muy cuestionados y a ONGs, muy misteriosas, algunas de ellas emparentadas con Ben Laden. Con el Pentágono mantienen un plan conjunto para tratar de no depender tanto del Medio Oriente en sus urgentes demandas energéticas. En Indonesia mantuvieron una estrecha relación con Sukarno y el recién fallecido Suarto, producto de los cual en locales de la empresa fueron asesinadas y torturadas miles de personas. Hoy por supuesto en la era que inaugura la caída de las torres de Nueva York, la empresa está muy relacionada con la eliminación de los “terroristas islamistas”.

En Irak, el papel de la empresa ha sido tan prominente con recursos y productos, que una de las bases del ejercito americano en territorio de Irak se denomina “Base Exxon”.

Por supuesto que la gran lucha de la Exxon, es sustituir la dependencia de los Estados Unidos, léase Exxon, y asegurar que los yacimientos estén bajo el control de la empresa en cualquier lugar del mundo.

Igualmente el “monstruo” se ocupa de ridiculizar cosas como el “Cambio Climático” y el protocolo de Kyoto, e invierte millones de dollares en dar la sensación que “no está pasando nada”.

El financiamiento del Partido Republicano y concretamente a George Bush, considerado casi de la “familia”, ha sido enorme en estos últimos años, aunque “algo” también le dan a los Demócratas por si acaso.

Este es el MONSTRUO al cual nos enfrentamos, totalmente falto de ética y de patria. Su único objetivo es el caos y el capitalismo salvaje.

Lo peor es que en Venezuela, Exxon cuenta con aliados, los cuales ya “tienen un tigre en su tanque” y sirven de vende patrias al servicio de sus intereses.

La Revolución Bolivariana no puede combatir a este formidable enemigo con armas ordinarias. La alerta y la eliminación de la “quinta columna interna”, es vital.

fnatera@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2885 veces.



Francisco Natera


Visite el perfil de Francisco Natera Amundaraín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Energía y Petróleo para el Pueblo