Inminente invasión de “Bush el averno”, contra Irán

Irán-Nuclear no es el problema ¡El problema es el imperio Bush-EEUU!

Estas son las noticias que destacan las grandes usinas del mundo desde sus intimidatorios titulares: “En lo que ya se configura como la mayor concentración de fuerzas aeronavales con capacidad nuclear de toda la historia, el Enterprise ya se sumó a la flota estadounidense desplegada en la región”. “Según The New York Times, al triplicar el número de portaaviones, los comandantes dispondrán de la capacidad necesaria para mantener un grupo de ataque cerca de Irán y otro fuera del golfo Pérsico para hacer patrullas en Afganistán”.

Bush y sus asesores guerreristas no terminan de dar pie con bola, ni dan con la fórmula ni la ecuación que justifique una invasión al bravo pueblo de Irán. Vienen de fracasar estrepitosamente en Irak-Afganistán, y pretenden con el trasatlántico haciendo agua por todos lados invadir a Irán, en pro de hacerse de las inmensas fuentes energéticas que posee esta nación persa. No tienen argumentos (que no sea el apropiarse del petróleo) ni tienen razones de peso internacional, como tampoco las tuvieron con la aberrante invasión que le hicieran a Irak. Por ende, se vuelven a cometer los mismos errores y se vuelve a repetir la misma historia de injustificadas invasiones, como lo fueron en el pasado reciente a Vietnam, Camboya, Japón, Taiwán, Corea, Pakistán, Haití, Grenada, y más reciente Afganistán, Irak y Líbano (por EU-Israel-Inglaterra), y qué decir del bestial bloqueo por más de 40 años contra Cuba (¿?)

Veamos la siguiente reflexión en concordancia con el equivocado yerro y actuar de los EU… “Está más que demostrado que aquellos defectos que tanto ven los EU en los países que no comulgan con su prédica, son de hecho, los defectos propios que no se quieren reconocer o no se terminan de ver y descubrir en ellos mismos. En tal sentido, esa montaña de debilidades humanas –valga decir de los EU— se desahogan en aquel a quien se presupone que va a actuar como actuarían ellos... Ese es precisamente el problema o doble discurso que sufren los gobernantes estadounidenses, y ahora más aún George Bush y sus perversos cipayos. Que ven en el incipiente desarrollo nuclear de Irán, lo que ellos iniciaron y vieron (per sé) hace más de 60 años, pero con la diferencia y el horroroso agravante de que al empezar a manejar esa brutal energía atómica con fines militares (Hiroshima y Nagasaki, 9 de agosto de 1.945), desde ese primer momento los pensamientos de la élite gobernante estadounidense se erectaron en un ritual de megalómana grandeza, creyéndose desde su hegemónica, omnipotente y ególatra posición, como los nuevos amos del planeta tierra. Esto, valga destacar, es una enfermedad que vulgarmente se le denomina “delirios de grandeza” o etimológicamente llamada “megalomanía”.

¡Irán no fue antes ni es ahora el problema! El monumental y gran problema es el imperio que gobierna o ha gobernado a los EU, por que como país super endeudado, con gigantescos déficit en su cuenta corriente, con una mengua acelerada de sus recursos energéticos, y con un rechazo de su pueblo y una moral que va en barrena hacia el mismo infierno, eso, en resumidas cuentas, sí es el problema que afecta a esa nación y, por extensión socio globalizada también afecta, a las economías subsidiarias o dependientes. Hay razones para pensar, por la inminente quiebra y tormenta financiera del Tsunami-USA que se avecina –porque aún no termina y apenas comienza— que habrá que amarrarse los pantalones desde ya, porque la caída de ese monstruo de papel conllevará consigo una fuerza destructora de muchos megatones a todo el orbe financiero internacional, con la consecuente crisis y quiebras de muchas economías a nivel planetario. Incluso daños, quizás irreversibles en el tiempo, hasta que las fuerzas inerciales del mercado hagan su trabajo de estabilización y normalización de los factores que la propiciaron.

Se dice que un tigre acorralado es más peligroso que cinco fieros leones, y es en eso en lo que se ha transformado el otrora poderoso imperio estadounidense. También se dice que, “cuando se acerca el momento de la destrucción se pierde el buen sentido”. Por tal razón, eso es lo que ha cosechado desde la inmoralidad un imperio que se viene a pique, y con la pretensión de arrastrar a otros hasta el mismísimo infierno… Definitivamente, coincido plenamente con lo que dijo hace 51 años Mao Tse Tung… “Estados Unidos de Norteamérica es un tigre de papel”. Y, le agregaba Mao: “ Llegará el día en que el tigre de papel será destrozado. Pero no desaparecerá por sí mismo; para ello hace falta el golpe del viento y la lluvia...”

Como parte final, solo me resta decir, que en el próximo artículo haré una reflexión sobre las “orcas caudinas” que en el aquí y el ahora han de vivir o están viviendo actualmente los EEUU; ese tigre de viento, agua y papel.

joseagapo@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1865 veces.



José Agapito Ramírez


Visite el perfil de José Agapito Ramírez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales